Compartir
Publicidad
Probamos la SWM Six Days 440: una moto trail pura para el carnet A2, sencilla y asequible
Zona de Pruebas

Probamos la SWM Six Days 440: una moto trail pura para el carnet A2, sencilla y asequible

Publicidad
Publicidad

A medida que pasan los años, las motos van elevando su precio. Quieren ser más capaces, de más calidad, más equipadas... y eso se repercute directamente en un coste de adquisición que se va elevando, dejando en un escalón inferior hueco para que entren nuevos modelos más accesibles como esta SWM Six Days 440.

Esta moto es la encarnación del trail puro, un modelo que mira a sus orígenes después de haber renacido y se destina a aquellos amantes del mundo retro o que simplemente quieran una moto polivalente y a prueba del paso del tiempo.

SWM Six Days 440: renaciendo en sus orígenes

Swm Six Days 440 2019 021

Fundada en el año 1971 por Piero Sironi y Fausto Vergani, la marca italiana SWM vivió en la segunda mitad del siglo XX su pequeña edad de oro haciéndose un nombre entre los fabricantes de motos offroad. En su apogeo SWM fabricó algunas motos míticas especializadas en el mundo todoterreno con la premisa de ofrecer modelos competitivos y al mismo tiempo con un diseño 100% italiano.

Pero las cosas fueron como ellos esperaban (en realidad como no esperaban ninguno de los fabricantes italianos modestos) y acabó por cerrar sus puertas en 1987 presa de la imparable ofensiva japonesa que arrasó con las marcas del viejo continente menos pudientes.

Pasó el tiempo y algunos no se olvidaron del nombre de SWM. Ampelio Macchi fue jefe de competición de marcas como Cagiva, Husqvarna y Aprilia y se propuso resucitar a la marca transalpina. Así pues, SWM volvió del mundo de los muertos en 2014 gracias al apoyo del gigante chino de la automoción Shineray.

Swm Six Days 440 2019 027

Su forma de hacer las cosas es aprovechar desarrollos propios y utilizarlos como base para varios modelos. Unos modelos que encarnasen el espíritu clásico de SWM y sin renunciar a mecánicas más o menos modernas, y para ésto optaron por un camino más o menos fácil y solvente: comprando los motores de Husqvarna en su etapa previa a la época en que la marca sueca fue propiedad de BMW.

Con una gama actual que se compone de modelos retro, enduro, supermotard, naked y café racer, la SWM Six Days 440 es posiblemente la opción más interesante en la gama de la marca, con una propuesta que encaja perfectamente en el mercado para el carnet A2 con una estética clásica y unas prestaciones que cumplen con su precio ajustado.

Aspecto retro, funcionamiento clásico

Swm Six Days 440 2019 015

En un primer vistazo la SWM Six Days 440 convence a los más adeptos por la estética retro y las influencias offroad. No es una adaptación campera, sino que es una moto de campo como las que se hacían antes, con un depósito voluminoso, faro redondo y guardabarros delantero no integrado además de sus preceptivas llantas de radios. El toque moderno lo pone una iluminación 100% LED.

La zaga sí es algo más atípica, ya que al final de su asiento largo y plano (estilo chapata) nos encontramos con unos portanúmeros redondos con el característico dorsal de fondo amarillo como se llevaba antes en las carreras y, tras ellos, una pareja de escapes cónicos gemelos.

Swm Six Days 440 2019 Prueba 001

Nos ponemos a sus mandos y resulta una moto alta en líneas generales. Su asiento está situado a 800 mm del suelo y con 169 cm de estatura llegamos a alcanzar al mismo tiempo con las puntas de los dos pies de una manera correcta pero poco cómoda ya que el asiento es bastante ancho.

Arrancamos el motor monocilíndrico y aunque antes dijimos que los motores eran ex-Husqvarna, este propulsor de aire es de fabricación propia (Shineray). Su melodía es tenue y ronca, pero agradable. Se ha cuidado que el sonido cautive aunque suena mejor a bajas revoluciones que a medida que la aguja del tacómetro avanza.

Swm Six Days 440 2019 Prueba 008

Engranamos la primera velocidad y empezamos a recorrer metros a lomos de esta moto de aspecto endurero y, lo cierto es que se comporta como una de ellas. La posición es erguida, con el manillar alto y las puntas muy anchas, bastante cómodo, aunque lo que nos resulta muy extraño es la posición de las estriberas, muy adelantadas.

El monocilíndrico de cuatro tiempos refrigerado por aire y 445,3 centímetros cúbicos ofrece una potencia de 30 CV que en la práctica se traducen en un empuje suficiente para el carnet A2 pero que no brilla especialmente. La zona baja y media del rango de revoluciones es donde mejor le gusta moverse, arriba se nota que no se siente del todo cómodo. De hecho aunque la línea roja se sitúa a 10.000 rpm, el corte de encendido llega antes.

Swm Six Days 440 2019 Prueba 004

El propulsor empuja lo justo para sus 30 CV. Podríamos haber esperado un poco más de una montura que supera los 450 centímetros cúbicos pero SWM ha preferido ofrecer un motor duro, fiable y a prueba de bombas, perfecto para convertirse en una de esas motos eternas.

Durante los primeros metros saliendo de la ciudad nos damos cuenta de que este espíritu offroad se ha traducido en un freno delantero de escaso mordiente inicial. El disco único de 260 mm tiene una potencia bastante justa y a la hora de frenar fuerte en una rotonda o en carreteras de curvas tenemos que apoyarnos bastante en el freno trasero.

Swm Six Days 440 2019 Prueba 013

La parte ciclo mantiene la compostura para una moto del carnet A2 sin demasiadas pretensiones en carretera, y las suspensiones convencionales en ambos ejes cumplen con su cometido con un comportamiento correcto. La horquilla delantera tiene un tacto confortable y progresivo, no así el doble amortiguador trasero que se percibe bastante más recio.

Durante las pruebas nos escapamos con la Six Days 440 a una zona de tierra. Era inevitable con un nombre que evoca a las grandes aventuras endureras, así que nos fuimos a comprobar si se comporta tan bien como aparenta.

Swm Six Days 440 2019 Prueba 011

Al contrario que otras motos que pretenden adquirir aptitudes offroad tras haber sido concebidas como monturas asfálticas, la SWM Six Days 440 nació para ser una moto con un buen comportamiento fuera de lo negro, y se nota. La dirección es muy de campo, con buena pisada sobre terrenos no asfaltados ayudada por los Pirelli MT-60 que calza de serie y con una buena dosis de confianza reforzada por ese freno delantero que sabes que no te va a bloquear la rueda anterior.

La progresividad del motor ayuda a mantenerlo todo bajo control. Te deja divertirte sobre la tierra sin preocuparnos por perder adherencia de manera demasiado brusca, incluso sobre terrenos duros con arena fina.

El doble amortiguador trasero cumple con su cometido, aunque podría ser algo más progresivo así como una ubicación de las estriberas menos retrasada porque en su posición quedan demasiado ortopédicas para conducir de pie. A lo que no encontramos explicación es que siendo una moto con clara vocación offroad no cuente con un ABS desconectable.

Un mundo trail como era hace 40 años

Swm Six Days 440 2019 024

A nivel estético es una cuestión de gustos, pero la SWM Six Days 440 se parece bastante a lo que eran las motos de campo de los años 70 y 80, por lo que seguramente más de un cliente se pueda sentir atraído por esta estética retro-trail.

Donde sí habría que exigir un poco más es en el nivel de los acabados, donde por ejemplo las gráficas de la decoración o el cuadro de mandos se perciben justos de calidad. De hecho los adhesivos ni siquiera están lacados, lo que mermará su durabilidad.

Swm Six Days 440 2019 006

El precio de la SWM Six Days 440 es de 4.995 euros, por lo que se sitúa en un rango competido y en una posición más o menos ventajosa. De entre su competencia directa sólo hay dos motos más baratas: la Royal Enfield Himalayan (4.395 euros) y la Zontes T-310 (4.495 euros). Ahora bien, en cuanto a cifras se queda un poco descolgada porque pese a acercarse a los 500 cc, la 440 es menos potente incluso que una BMW G 310 GS (34 CV).

La gran baza de la SWM es su actitud. Puede no ser del gusto de todos, pero a buen seguro que los más camperos y aficionados a las motos de aspecto clásico ven en la Six Days 440 una opción sumamente interesante.

Swm Six Days 440 2019 Prueba 012

SWM Six Days 440 2019 - Valoración

5.9

Motor6
Vibraciones5
Cambio6
Estabilidad6
Agilidad7
Suspensión delantera6
Suspensión trasera5
Freno delantero5
Freno trasero6
Comodidad piloto7
Comodidad pasajeroN/D
ConsumoN/D
Acabados5
Estética7

A favor

  • Precio contenido
  • Estética diferente
  • Espíritu offroad
  • Iluminación LED

En contra

  • Motor poco enérgico
  • Vibraciones notables
  • Posición de las estriberas demasiado adelantada
  • ABS no desconectable

SWM Six Days 440 2019 - Ficha técnica

Motor
Tipo Monocilíndrico de cuatro tiempos
Cilindrada 445,3 cc
Compresión 10:01
Arranque Eléctrico
Diámetro x carrera 90 x 70 mm
Potencia 30 CV
Par motor 35 Nm
Refrigeración Aire
Encendido Electrónico
Parte ciclo
Chasis Tubular de acero
Suspensión delantera Horquilla convencional de 43 mm ajustable en rebote, 130 mm de recorrido
Suspensión trasera Doble amortiguador con ajuste en precarga y rebote, 109 mm de recorrido
Freno delantero Disco de 260 mm, ABS
Freno trasero Disco de 220 mm, ABS
Rueda delantera De radios de acero, 100/90-19"
Rueda trasera De radios de acero, 130/80-17"
Dimensiones y pesos
Distancia entre ejes 1.470 mm
Altura asiento 800 mm
Peso en seco 148 kg
Depósito 16,5 litros
Precio 4.995 euros
Los gastos asociados a esta toma de contacto han sido asumidos por la marca. Para más información, consulta nuestra guía de relaciones con empresas. El equipamiento utilizado durante la prueba ha sido: Casco Icon Airflite, botas Alpinestars Faster-2 Vented, traje Icon Varial, guantes Seventy Degrees SD-N32
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio