Compartir
Publicidad
Hemos corrido una carrera de Dirt Track con Harley-Davidson y ha sido una experiencia épica
Zona de Pruebas

Hemos corrido una carrera de Dirt Track con Harley-Davidson y ha sido una experiencia épica

Publicidad
Publicidad

Es de suponer que ya lo sabes, pero durante tres días estuvimos conociendo Croacia de la mano de Harley-Davidson. El evento dentro del que pudimos disfrutar de la costa Dálmata y sus montañas próximas era el 'Ride, Ride, Slide', durante los dos primeros días probamos las enormes Harley-Davidson Touring y las Sportster Iron y Forty-Eight, pero la tercera jornada nos auguraba algo muy distinto.

Era el día Slide, y si piensas en 'deslizar' en castellano y lo asocias con Harley-Davidson te encuentras con una disciplina mística y espectacular: el Dirt Track. Hasta ahora hemos practicado esta modalidad en varias ocasiones, estuvimos aprendiendo junto al fantástico Kenny Noyes en el Noyes Camp, pero nunca lo hemos intentado sobre motos de gran cilindrada y el resultado fue... predecible, sobre todo porque nos pusieron a competir entre los asistentes.

La moto: Harley-Davidson Street Rod 750

Harley Davidson Ride Ride Slide 2018 001

La moto en cuestión se trataba de algo distinto a cualquier otra cosa que hubiéramos hecho antes. Directamente desde Milwaukee, Harley-Davidson preparó una batería de Street Rod 750 preparadas para un uso fuera de carretera, específicamente de circuito y dispuestas a separar el grano de la paja de los allí asistentes.

Tomando como base la custom americana con el motor bicilíndrico Revolution X de 749 centímetros cúbicos y 65 Nm de par motor, la gente de Harley-Davidson modificó su parte ciclo para adaptarlas convenientemente al Dirt Track.

Con un peso de partida de 238 kg en orden de marcha no son motos precisamente ligeras. Esto no quiere decir que sean motos con las que no se pueda hacer Dirt Track, todo lo contrario, son auténticas monturas de Dirt Track, pero no en circuitos tan pequeños como era el caso del que estuvimos probando.

Harley Davidson Ride Ride Slide 2018 014

El óvalo que conformaba el circuito era estrecho y alargado, con rectas muy largas (en comparación con el resto del trazado) y curvas muy cerradas donde la técnica y el físico serían las mejores bazas para aguantar eliminatoria tras eliminatoria sin perder el control de las Street Rod.

Obviamente el peso del conjunto se había visto reducido al eliminar buena parte del equipamiento de la moto original. Los faros desaparecieron en favor de una careta delantera, el conjunto de asiento/colín fue sustituido por otra pieza mucho más escueta y ligera, un manillar más alto, las suspensiones recurrían a material Öhlins, neumáticos de Flat Track y, por supuesto, ausencia total de freno delantero.

La mecánica recibe un escape abierto, escape 2-en-1, filtro de aire Twin Air y un remapeado de la centralita que permite al motor subir de vueltas con energía y sonar como si estuviera poseída por el demonio.

Los primeros pasos y duros pasos en el Dirt Track

Harley Davidson Ride Ride Slide 2018 007

Entre piques, risas y los inevitables nervios cuando vas a probar algo nuevo y que sabes de antemano que es difícil, allí nos juntamos un total de 16 participantes que íbamos a vernos las caras. Éramos siete españoles, un portugués y ocho italianos. Y sí, la rivalidad se respiraba desde el primer minuto.

Nuestros instructores fueron Grant Martin (piloto y especialista a quien recordarás de vídeos como este) y Rubén Xaus, de quien sobra cualquier presentación. Su primera misión fue ayudarnos con las botas de hierro, unas placas metálicas que se acoplan a las botas para apoyar y deslizar el pie y que garantizan un 100% de probabilidad de agujetas.

Debido a un programa más condensado de la cuenta en nuestro caso, la experiencia Dirt Track se redujo de una jornada completa a una mañana. Tan condensada quedó que cada uno de los pilotos sólo pudo realizar una práctica de cinco vueltas detrás de Martin o Xaus al óvalo para tomar contacto con la moto, con el circuito y con todo lo que implica esta disciplina.

Harley Davidson Ride Ride Slide 2018 048

Bueno, en realidad eran cinco vueltas si conseguías mantenerte en pie y no caerte. Como las Street Rod llevaban instalado un hombre al agua, el encendido se desconectaba un minuto y medio en caso de caída, por lo que la práctica se terminaba. En mi caso, en la primera curva hice una bonita excursión por el campo (cosas de no encontrar el freno trasero) y en la sexta acabé por los suelos haciéndome daño en la rodilla derecha. Sí, es difícil de entender, pero conseguí caer hacia el lado exterior.

Justo después de las prácticas y de un nuevo briefing impartido por Xaus, tuvimos cinco vueltas más para familiarizarnos con todo, pero esta vez a nuestro aire. El resultado fue lo que esperábamos, un total de 10 curvas agotadoras en las que tratar de dominar una moto de casi 250 kg sobre un terreno blando y poco firme se antojaba sumamente complicado.

Harley Davidson Ride Ride Slide 2018 029

El circuito podía realizarse bien todo en primera velocidad llegando al corte de encendido justo antes de frenar y atacar la curva o bien cambiar a segunda y aprovechar el freno motor de la reducción. Los cambios de marcha suponían un contratiempo añadido al tener que evitar que la moto se calase mientras tocábamos el freno trasero, una pesadilla que nos persiguió durante toda la jornada. Por lo menos en esta ocasión no acabamos por los suelos.

Tras un nuevo briefing de Xaus (hay que ver lo que le gusta hablar a este hombre) se realizaron los sorteos. Los 16 participantes nos medimos las caras en carreras de uno contra uno a cinco vueltas, pero con un matiz. Una de las curvas tenía dos trazadas: la normal, interior, y otra cuyo ápice estaba situado unos cinco metros más hacia el exterior.

El piloto que cruzase en primera posición la línea de meta en cada vuelta tenía que trazar por la curva más lejana, igualando así el rendimiento de los dos pilotos en caso de tener ritmos dispares o convirtiendo cada carrera en una lotería en caso de pilotos con ritmos parecidos.

Comienzan los piques, ¡adrenalina a tope!

Harley Davidson Ride Ride Slide 2018 009

Mientras éramos emparejados unos con otros los responsables de las instalaciones regaron el circuito no con mucho tino, creando alguna zona demasiado mojada para más inri. Aprovechando los primeros duelos y que nosotros salíamos más tarde para observar y relajar los nervios, y empezamos a ver cómo se formaban estrategias con algunos pilotos que cortaban para dejar pasar sobre la línea de meta y trazar por el interior.

Se acercaba nuestra primera manga y los nervios seguían por todo lo alto. Por suerte para nosotros las dos primeras mangas fueron bastante asequibles contra compañeros de la prensa española que jugaron limpio, plantándonos en seminfinales casi sin quererlo mientras lidiábamos con una moto que tendía a calarse a la entrada de las curvas y que en el momento de girar casi en parado era súmamente difícil de mantener en pie. Teníamos ritmo si todo salía bien, pero era difícil mantener la calma accionando el arranque a la entrada de las curvas.

Harley Davidson Ride Ride Slide 2018 050

Llegamos a las semifinales y la cosa se complicaba. Nuevamente nos enfrentaríamos a un piloto español, mucho buen rollo pero queríamos ganar, el problema era que ya teníamos un ritmo similar y nos iba a costar marcar la diferencia.

Arrancamos ganando la primera posición en la salida pero llegamos juntos a la primera curva, teniendo que abrir para dejar espacio y yéndonos largos para no tocarnos. Aprocechando que él tuvo que trazar por la curva exterior recuperamos la primera plaza y tratamos de abrir hueco tirando de una algo mayor sintonía con la Harley. Las tres vueltas siguientes trazando por la curva larga pasaron factura, me adelantaron en la penúltima curva y no logramos recuperar la posición en la última porque el suelo estaba tan seco que no era posible casi ni trazar ni acelerar fuerte.

Nos quedamos fuera de la final, pero lucharíamos por el podio. No había dolor en la rodilla o la adrenalina lo aplacaba; teníamos que defender el honor de Motorpasión Moto. En este caso correríamos contra un piloto italiano, Giorgio, un corredor veterano que en las eliminatorias anteriores tiró de estrategia a muerte, y en este caso no iba a ser menos.

Intentamos salir fuerte para evitar adelantar y hacer nuestra propia carrera, pero la Street Rod se puso a escarbar como un topo puesto de speed tras el banderazo de Rubén Xaus. Nos mantuvimos cerca del italiano hasta que él tuvo que trazar por fuera y nos pusimos delante para empezar a tirar. Por desgracia dos curvas después la cosa se complicó.

Mientras Giorgio recorría menos metros por el interior, nosotros pasamos por la zona de fuera sin percatarnos que justo antes habían regado ahí, creando un parche húmedo que casi nos hizo perder el tren delantero. Lo salvamos in extremis, pero la moto se caló.

Harley Davidson Ride Ride Slide 2018 059 Ese inoportuno momento en el que tu moto se cala

Por fortuna a botón arrancó bastante rápido y pudimos salir a la caza de nuestro rival. Entre la trazada interior y un ritmo bastante más fuerte conseguimos acercarnos antes del penúltimo paso por línea de meta. En plena remontada, a unos 5 metros por detrás y saliendo de la curva que determinaría quién trazaría por fuera el último giro, Giorgio cortó descaradamente para dejarnos pasar.

A grandes males, grandes remedios, y nosotros como caballeros que somos, cortamos más aún y le hicimos un gesto para decirle que debería ser él quien pasase primero (minuto 1:40 del siguiente vídeo). Las dos últimas curvas las trazamos asegurando pero manteniéndonos delante para conseguir lograr una victoria con doble de dulce.

No nos llevamos el triunfo absoluto ya que cayó en manos de Domingos Janeiro (Moto Journal, Portugal. Sí, el único portugués), pero nos llevamos el tercer puesto en un podio de buenos amigos, un trofeo, una buena dosis de agujetas y una experiencia inolvidable. En definitiva, una carrera cualquiera de Dirt Track, una competición lejos de los focos de MotoGP pero que encarna lo mejor del deporte sobre dos ruedas.

La rodilla maltrecha aún nos acompaña, pero es un dolor de los satisfactorios. Sarna con gusto no pica, que se suele decir, y un nuevo recuerdo de esos especiales que se suma a la carrera urbana en homenaje a Ángel Nieto que corrimos hace sólo unas semanas.

Harley Davidson Ride Ride Slide 2018 066
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos