Compartir
Publicidad
Publicidad
La Ducati Scrambler Sixty2 que cumple con nota, y con mucho estilo
Zona de Pruebas

La Ducati Scrambler Sixty2 que cumple con nota, y con mucho estilo

Publicidad
Publicidad

Ponerte a los mandos de una Ducati Scrambler Sixty2 es algo que va mucho más allá que simplemente probar una moto. Esta pequeña bicilíndrica te invita a que decores tu vida con aventuras repletas de compañerismo, playa, deporte, sol, campo...

No es sólo una moto, es una forma de ver las cosas. Es una filosofía y un reflejo de las generaciones que no se centran en una ficha técnica ni en un cuadro de prestaciones. Es un llamamiento a las motos que te hacen vivir, acompañado a poder ser, divertirte y compartir momentos.

Muy Scrambler, muy divertida

Scrambler Ducati Sixty2 Estudio 023

Los primeros metros de adaptación se esfuman a toda velocidad. Todo lo que debe funcionar lo hace correctamente, todo es fácil y no echas en falta que esto esté más allá o aquello haga tal cosa. Rápidamente estamos pasándolo bien por las calles de Barcelona, disfrutando de una agradable temperatura junto al mar y los muchos atractivos que ofrece la ciudad catalana.

Lo más importante de la Scrambler Sixty2 es la actitud. Es una moto de 400 centímetros cúbicos pero no por ello tiene que ser una moto aburrida, todo lo contrario. La Sixty2 te llama a gamberrear por la ciudad, fluyendo entre los coches gracias a su extrema facilidad de uso y llegando a tu destino para disfrutar de la ciudad. Ella quiere que te lo pases bien, mientras la usas o después.

Scrambler Ducati Sixty2 023

Pero disfrutar de verdad, porque una de las cosas que más llama la atención nada más empiezas a andar sobre la Scramblerina es que un primer golpe de gas mucho más contundente del que podrías pensar en una moto de esta cilindrada. Luego la sensación se diluye un poco a medida que estiras el pequeño bicilíndrico pero su linealidad le hace muy aprovechable también en carretera.

Poco a poco vamos dejando atrás las calles y avenidas de Barcelona para resguardarnos ente las carreteras de la montaña. Cuando vamos encontrando espacios abiertos a nuestro paso empezamos a jugar con la estirada del motor y su capacidad para subir y bajar de vueltas es mejor de lo que me pensaba.

Scrambler Ducati Sixty2 044

Si la Scrabler 800 era una moto fácil de llevar, la Sixty2 os podéis imaginar cómo se va a comportar. El centro de gravedad es muy bajo y se nota en los cambios de dirección. Moverla de un lado para el otro es extremadamente sencillo y la rigidez que aporta su chasis de tubos de acero hacen que las reacciones son absolutamente neutras.

Es una gran moto escuela porque aunque no intimida sus cualidades y tu tacto son los de una moto grande. Está pensada precisamente para quienes se sacan el carnet A2 y no necesitan una moto más grande, pero sí una que tenga un diseño y un estilo cuidados hasta el más mínimo detalle.

No esperéis estiradas de infarto a una rueda. La Sixty2 no va de ese rollo, pero sí que sus 41 caballos dan de sí para pasarlo en grande. Conducir, gozar cada segundo a sus mandos, aprovechar los tramos de curvas ratoneros para descubrir lo bien que se mueve ente horquillas gracias a su manillar ancho.

Scrambler Ducati Sixty2 033

Gracias a su asiento situado a sólo 790 milímetros cualquiera puede llegar al suelo con los dos pies. Y esa sensación de confianza se traduce en un gran control no sólo físico, sino también psicológico, en cualquier situación. ¡Por fin una moto en la que de verdad toco bien con los dos pies! No estoy acostumbrado...

Entrando en curva haciendo palanca sobre su ancho manillar sientes un control perfecto de todo lo que está pasando bajo las gomas. Por cierto, unas Pirelli que agarran mucho más de lo que parece gracias a un compuesto utilizado en su fabricación bastante blando.

Scrambler Ducati Sixty2 039

El monodisco delantero cumple con su función más que sobradamente al detener un conjunto que supera por poco los 180 kilos con todos los llenos, y al apoyar la moto en curva las suspensiones no por ser poco exóticas dejan de trabajar con su cometido.

Y al final del trayecto, muchos planes. Ese es el espíritu de la pequeña de la familia Scrambler. Tener muchas historias que compartir, solo o acompañado. Porque cualquier pasajero tiene un asiento muy generoso, con un mullido más que suficiente y unas asas integradas que invitarán a más de uno a quererse montar.

Scrambler Ducati Sixty2 016

Para acabar, sólo nos faltaría elegir en qué color nos gusta más (naranja "Atomic Tangerine", gris "Ocean Grey" y negro "Shining Black"). Las tres versiones tienen su punto, pero yo tengo el corazón partido entre la naranja y negra de las fotos o la versión negra y gris. El precio es el mismo para todas, 7.790 euros.

Si me comprase esta moto sólo podría criticar una cosa de verdad, y es que el mar me queda demasiado lejos.

7.9

Motor7
Vibraciones6
Cambio8
Estabilidad8
Agilidad9.5
Suspensión delantera8
Suspensión trasera8
Freno delantero7
Freno trasero7
Comodidad piloto8
Comodidad pasajero7.5
ConsumoN/A
Acabados9
Estética10

A favor

  • Actitud
  • Terminación de acabados
  • Motor
  • Facilidad de uso
  • Estética

En contra

  • Precio
  • Vibra un poco
  • Con una playa cerca mola mucho más
Lo evidente ya lo sabemos todos, es una moto de 400 centímetros cúbicos que vale más de 7.000 euros. ¿Hay opciones más baratas en el mercado? Sí, pero pocas, por no decir ninguna, tienen los acabados, el empaque y, especialmente, la actitud de esta Scrambler Sixty2.

El enfoque del cliente de esta moto es el de alguien que pudiendo comprarse una Scrambler 800 no lo necesita porque le sobran caballos o busque algo más pequeño, pero sin renunciar ni lo más mínimo a la estética retro con unos acabados de máxima calidad.

Es una gran moto escuela con la que luego poder saltar a otras motos más potentes, pero habiendo mucha gente que se saca el carnet A2 y luego no se saca el A es una opción muy a tener en cuenta. Tiene no sólo el aspecto de una moto grande, sino que además tiene tacto de moto grande gracias a un motor más que solvente y una parte ciclo sencilla, pero efectiva.

Ducati Scrambler Sixty2 - Ficha técnica

Motor
Tipo Bicilíndrico en uve a 90 grados, distribución desmodrómica, dos válvulas por cilindro
Refrigeración Aire
Cilindrada 399 cc
Compresión 10,7:1
Potencia 30,1 kW (41 CV) a 8.750 rpm
Par 34,3 Nm (3,5 kgm) a 7.750 rpm
Alimentación Inyección electrónica
Escape 2 - 1 de acero con paracalor de aluminio, catalizador y doble sonda lambda
Normtiva Euro 4
Caja de cambios Seis velocidades
Relación de cambio 1=32/13 2=30/18 3=28/21 4=26/23 5=22/22 6=24/26
Transmisión final 15/48
Embrague Multidisco en baño de aceite APTC
Chasis
Tipo Tubular Trellis de acero
Lanzamiento 24°
Avance 112 mm
Horquilla Horquilla Showa telescópica de 41 mm
Recorrido 150 mm
Rueda delantera Aleación ligera, 10 radios, medidas 3 x 18"
Neumático delantero Pirelli MT 60 RS 110/80 R18
Suspensión trasera Monoamortiguador Kayaba con ajuste de precarga
Recorrido 150 mm
Rueda trasera Aleación ligera, 10 radios, medidas 4 x 17"
Neumático trasero Pirelli MT 60 RS 160/60 R17
Frenos
Freno delantero Monodisco 320 mm
Pinza de freno delantero Flotante con dos pistones (ABS de serie)
Freno trasero Monodisco 245 mm
Freno delantero Flotante con un pistón (ABS de serie)
Dimensiones y pesos
Distancia entre ejes 1.460 mm
Capacidad del depósito 14 litros
Peso en seco 167 kilos
Peso llena 183 kilos
Altura asiento 790 mm
Altura total 1.165 mm
Anchura 860 mm
Longitud 2.150 mm
Precio 7.790 euros
Nota:

Los gastos para acudir a la presentación de la Ducati Scrambler Sixty2 han sido asumidos por Ducati. Para más información, consulte nuestra política de relaciones con empresas.

El equipamiento utilizado durante la prueba ha sido: Casco HJC R-PHA 10 Plus, pantalón Rev'It Sand 2, botas Alpinestars S-MX 3 y chaqueta Alpinestars T-GP Pro.

Parte anterior | Ducati Scrambler Sixty2: una gran moto trendy
Vídeo | Y para acabar, el mar, mucho buen rollo y la Ducati Scrambler Sixty2 en nuestro vídeo resumen

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos