Compartir
Publicidad
Publicidad
Probamos la BMW K 1600 B, la primera bagger europea con uno de los mejores culos del mercado
Zona de Pruebas

Probamos la BMW K 1600 B, la primera bagger europea con uno de los mejores culos del mercado

Publicidad
Publicidad

En una industria en la que todos los fabricantes parecen perseguirse unos a otros presas de las modas, de cuando en cuando llega un modelo que rompe con lo establecido y se convierte en una especie de objeto de culto a base de una apuesta diferente a todo lo visto hasta la fecha, tanto en su marca como en el mercado en general.

Este es el caso de la BMW K 1600 B, una moto que ya hemos podido probar, concebida tomando como punto de partida unos conceptos básicos muy concretos: satisfacer al público estadounidense y hacerlo con una interpretación propia envuelta en una calidad marca de la casa alemana.

BMW K 1600 B, el estilo americano interpretado desde Europa

Bmw K 1600 B 2018 001

Para el desarrollo de la BMW K 1600 B en Múnich han puesto en el punto de mira el diseño como pieza fundamental, y lo han conseguido

Antes de meternos en faena lo primero es definir qué es una moto de estilo bagger. Se trata de modelos de estilo rutero con cuatro señas de identidad clave: un frontal bajo que se alza sobre la rueda delantera, una línea descendente hacia una trasera aún más baja y afilada, postura cómoda y maletas traseras integradas en la propia carrocería del modelo.

También hay que reconocerle a BMW Motorrad la jugada a sabiendas de que en nuestro mercado será un modelo realmente difícil de ver. En España se vendieron en 2016 sólo 8.437 motocicletas con una cilindrada superior a los 993 centímetros cúbicos de las cuales 993 se corresponden al segmento de las grandes cruiser. Dentro de éstas, las de estilo bagger vendidas ascienden a unas escuetas 102 unidades (un 10% de las cruiser), en su mayoría Harley-Davidson y alguna Indian (Springfield o Chieftain).

Bmw K 1600 B 2018 015

En cambio, en Estados Unidos el gusto por las grandes bagger cada vez cuenta con más adeptos lo que unido a una acogida tibia de las BMW K 1600 GT y GTL al otro lado del charco y a un incremento de las ventas en este segmento en los mercados del viejo continente ha llevado a la marca bávara a atreverse a interpretar este nicho partiendo de sus grandes motos ruteras de seis cilindros.

Así pues, al presentarnos ante la nueva K 1600 B nos llevamos una grata sorpresa. El nuevo modelo salido de la factoría de Múnich impresiona por sus proporciones. Hasta ahora sabíamos de primera mano que sus parientes cercanas lucen un aspecto imponente, muy grandes, pero la variante B exagera su figura y gracias a una altura notablemente recortada parece mucho más larga.

El único punto negativo de una decoración tan negra y con tanto volumen en la parte delantera es que la rueda anterior parece más pequeña de lo que realmente es

El faro delantero es el mismo, pero todo lo que lo envuelve es distinto. La pantalla con regulación eléctrica es notablemente más baja, a ras de la estructura del cuadro de mandos, los carenados laterales y su unión con el depósito son todos nuevos incluidos los deflectores de nuevo diseño y unos retrovisores estilizados. Tras ellos el manillar pintado en negro deja al aire una gruesa barra con refuerzo para retrasar los mandos (aunque podrían haberlo resuelto de una manera más glamurosa).

De la mitad de la moto hacia atrás está lo más novedoso con un nuevo asiento colocado a sólo 780 mm de altura (810 en la GT y 750 en la GTL), enorme, casi plano y con el logotipo del modelo grabado, con dos alturas para el pasajero y asas a los lados. Muy cómodo para ambos pero el pasajero no irá tan cómodo como en las otras 1600 al no haber ningún tipo de apoyo lumbar. Rompería la línea del conjunto y, además, en BMW afirman que este modelo se enfoca a un perfil de cliente más solitario. Hará largos viajes también, pero generalmente sin pasajero.

Bmw K 1600 B 2018 031

Y un poco más abajo la mayor diferencia con unas generosas maletas que se mimetizan con la parte trasera de la carrocería y portan los grupos ópticos traseros con tecnología LED y un corte biselado que se contrapone con el de los escapes que le dan una personalidad inequívoca y bien definida, con curvas. Es uno de los traseros mejor paridos por la industria en los últimos años. Bajo las maletas la pareja de escapes ahora es paralela al suelo y refuerza la horizontalidad del modelo.

Como buena bagger, el carácter es una pieza fundamental en esta moto así que el color escogido es un negro que se propaga por absolutamente todas las piezas a la vista, salvo detalles cromados en el soporte de la cúpula, las placas que lucen los logotipos de la marca y el modelo en los laterales y los escapes.

Una rutera baja de vuelos muy altos: 1.600 cc y 160 caballos

Bmw K 1600 B 12

La parte mecánica ya la conocemos, pues en su interior late el magnánimo motor de seis cilindros en línea y 1.649 centímetros cúbicos que desarrolla unos generosísimos 160 caballos de potencia y 175 Nm de par motor asociado a una transmisión de seis velocidades con asistente de cambio PRO (opcional) para subir y bajar marcha sin tener que acariciar el embrague.

A sus mandos la postura es extremadamente confortable. Es grande, pero no te hace sentir como si estuvieras atracando un barco de mercancías en un puerto deportivo. La cúpula baja maximiza las sensaciones a la hora de desconectar, permitiéndonos notar el viento o bien situándola en la posición más alta y protegiéndonos del aire casi por completo.

Bmw K 1600 B 6

La postura erguida se complementará para aquellos que les guste (previo pago) con unas plataformas para los pies colocadas en una posición adelantada y que confieren un estilo de conducción muy americano, perfecto para largas tiradas por carreteras eternas. Para accionar los pedales tendremos que volver a colocar los pies en los estribos tradicionales, pero estamos hablando de una moto pensada para escapadas tamaño XL.

Dulzura y comodidad se alternan con un motor omnipresente a cualquier régimen para disfrutar de cualquier carretera en cualquier condición

Tras admirarla y comprobar que en sus dos maletas caben sendos cascos integrales y más aparejos, salimos a rodar con ella. En parado hay que estar fuertecito incluso para levantarla del caballete lateral pero nunca está de más un poco de gimnasio si luego puedes dejarte embaucar por la melosidad del seis en línea. El tacto de todos los mandos y sus reacciones es exquisito, digno de su precio.

Una vez en marcha, con una longitud total de 2.324 milímetros, una distancia entre ejes de 1.618 mm y un peso de 336 kg con el depósito lleno no es la panacea de la agilidad, pero sí que se comporta de manera muy digna entre curvas, especialmente gracias a un centro de gravedad muy bajo y a las suspensiones Dynamic ESA que incorpora de serie y que ajustan su funcionamiento en tiempo real para facilitar la entrada y la salida en curva. Ninguna custom, cruiser o bagger del mercado puede competir con la agilidad de la K 1600 B, seguro.

Bmw K 1600 B 1

Ruteando por las enrevesadas carreteras que separan España y Francia sorteando los Pirineos, el propulsor saca a relucir todo su buen hacer. Engranando tercera velocidad puedes funcionar con ella casi como si de un cambio automático se tratase, aprovechando las ingentes cantidades de par disponibles a cualquier régimen, saliendo desde apenas el ralentí y estirando con ganas muy por encima de los límites de velocidad si fuera necesario.

La capacidad de recuperación de este motor es sin duda alguna de las mejores que se encuentran en el mercado, por lo que los adelantamientos serán cosa de abrir el gas en el momento apropiado y seguir disfrutando de la carretera.

Bmw K 1600 B 13

De manera adicional, también es una moto que frena realmente bien al incorporar el mismo equipo que sus parientes cercanas: un doble disco delantero de 320 milímetros mordido por pinzas de cuatro pistones en el eje delantero y la asistencia de otro disco de 320 mm en el eje trasero con pinza de dos pistones.

A diferencia de sus competidoras americanas, la BMW es una bagger concebida como una moto rápida, equipada hasta la saciedad y muy tecnológica

La tecnología sigue estando igual de presente en este modelo al igual que en el resto de la familia con ABS integral, control dinámico de tracción DTC, modos de conducción Rain, Road y Dynamic que ajustan el comportamiento del control de tracción y de la respuesta del acelerador, cuadro de mandos digital con pantalla de 5,7 pulgadas o configuración Road y Cruise para la amortiguación electrónica que gestiona las reacciones del Duolever y el Paralever.

Opcionalmente esta bagger a la alemana puede equipar algunas soluciones únicas y muy interesantes. La más llamativa es un sistema de marcha atrás para asistirnos a la hora de maniobrar con ella y que conecta el motor de arranque con la transmisión primaria a través de un eje flexible para mover la K 1600 B hacia atrás a golpe de botón, con el motor arrancado y sin tener que hacer ningún esfuerzo.

Bmw K 1600 B 2018 007

El catálogo de opcionales continúa con el sistema de detección de accidentes y llamada automática de emergencia o una extensa lista de extras entre los que destacan una pintura metalizada muy del gusto americano o unas llamativas llantas de aleación de aluminio con bordes mecanizados y un coste que supera de largo los 3.000 euros.

No pudimos disponer de demasiado tiempo para probar a fondo esta gran moto, así que estamos deseosos de poder echarle el guante para hacer un viaje como se merece. Por el momento ya tenemos a la BMW K 1600 B disponible en los concesionarios a la venta por un precio que arranca desde los 25.600 euros, cerca de los 25.780 euros que cuesta la GT y por debajo de los 26.500 euros de la GTL. En principio sólo se puede elegir en color negro aunque nos han asegurado que más adelante podrá escogerse en otras opciones cromáticas. Pero, toda en negro está bien, ¿no crees?.

Ficha técnica - BMW K 1600 B

Motor
Tipo Motor de 6 cilindros en línea , 4 tiempos, DOCH, refrigeración líguida, 24 válvulas
Diámetro x carrera 72 mm x 67,5 mm
Cilindrada 1.649 cc
Potencia 160 cv a 7.750 rpm
Par máximo 175 Nm a 5.250 rpm
Relación de compresión 12,2 : 1
Alimentación Inyección electrónica
Emisiones Euro 4
Chasis y parte ciclo
Chasis Puente de aluminio fundido con motor autoportante
Embrague Multidisco en baño de aceite.
Caja de cambios 6 velocidades
Transmisión Cardan
Suspensión delantera Duolever BMW Motorrad con amortiguador central, 115 mm de recorrido
Suspensión trasera Paralever BMW Motorrad, 125 mm de recorrido
Llanta delantera 3,50 x 17"
Llanta trasera 6,00 x 17"
Neumático delantero 120/70 ZR 17
Neúmatico trasero 190/55 ZR 17
Freno delantero Dos discos, 320 mm de diámetro, pinzas de 4 pistones
Freno trasero Monodisco, 320 mm de diámetro, pinza de doble pistón.
Dimensiones y pesos
Distancia entre ejes 1.618 mm
Avance 106,4 mm
Lanzamiento 62,2°
Longuitud 2.489 mm
Anchura (con retrovisores) 1.000 mm
Altura 1.465 mm
Altura del asiento 750 mm
Longuitud del arco de paso 1.720 mm
Peso en vacío con depósito lleno 336 kg
Depósito 26,5 litros
Nota:

Los gastos para acudir a la presentación de la BMW K 1600 B han sido asumidos por BMW. Para más información, consulte nuestra política de relaciones con empresas.

El equipamiento utilizado durante la prueba ha sido: Casco HJC R-PHA 11, botas Icon El Bajo, guantes Seventy Degrees SD-N32, chaqueta Icon Merc, pantalones Knox Richmond y camiseta interior térmica Knox Jacob Sport.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos