Compartir
Publicidad

El vídeo de la KTM 1290 Super Duke R subiendo Pikes Peak desde un helicóptero es lo mejor que verás hoy

El vídeo de la KTM 1290 Super Duke R subiendo Pikes Peak desde un helicóptero es lo mejor que verás hoy
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Somos conscientes de que muchas veces te hablamos de competiciones y os contamos las hazañas de algunos pilotos que pueden sonarte en mayor o menor medida. Uno de los últimos hitos de 2017 lo marcó Chris Fillmore batiendo el récord de Pikes Peak con la KTM 1290 Super Duke R.

Pues bien, el galardón del piloto americano merece ser bien puesto en perspectiva, porque enfrentarse a la International Pikes Peak Hill Climb es un reto que sólo se puede describir con una secuencia completa desde la salida hasta lo alto de la montaña. Sin música, sólo 10 minutos de gas a fondo y curvas infinitas al borde del abismo.

Un tiempo de locos y un riesgo demencial

El momento 9:30 es sencillamente aterrador, con Fillmore tratando de parar la moto en una de las últimas curvas del trazado, con el pie izquierdo fuera de la moto y la moto meneándose con un precipicio inmenso justo por delante. Más o menos las mismas bolas de acero que se gastan en el IOMTT.

Pese a haber batido el récord, el tiempo no fue ni mucho menos perfecto. Si miramos detenidamente el vídeo al completo veremos cómo hay algunas curvas en las que Fillmore y su KTM no toman la trazada perfecta o hacia el final incluso comete algún error con el cambio. Algo lógico en una tirada de 10 minutos rodando a fuego que ya vimos desde su cámara onboard el pasado verano en un vídeo no menos impresionante.

Las frías cifras nos dicen que su registro fue de 9 minutos, 49 segundos y 625 milésimas, un tiempazo brutal con velocidades punta superiores a los 200 km/h sobre los 19,98 km y 156 curvas de los que consta el ascenso.

Baches, una altura que pone en jaque la potencia del motor bicilíndrico y el control de tracción y el anti-wheelie luchando por mantener el control de la moto. Cada segundo de este metraje vale su peso en oro, si el tiempo pesase, claro.

Por si este reto fuera insuficiente, Fillmore se ha aventurado a una nueva gesta, asegurando que en la edición 2018 del IPPHC optará a todo subido sobre otra KTM, pero en este caso la novedosa 790 Duke con sólo 105 caballos procedentes de su motor LC8c, aunque mucho más ligera y manejable que la 1290 Super Duke R.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos