Publicidad

Con un radar e inteligencia artificial esta moto eléctrica pretende acabar con los accidentes en 2030

Con un radar e inteligencia artificial esta moto eléctrica pretende acabar con los accidentes en 2030
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Estamos en una época en la que tenemos la suerte de que las motos y la seguridad van cada vez más de la mano. Las marcas son conscientes de ello y por eso proponen y patentan diseños de motos en los que los nuevos sistemas de seguridad cada vez están más presentes.

Precisamente, la start-up canadiense Damon Motors lleva dos años desarrollando un prototipo de moto que destaca por la tecnología relacionada con la seguridad que tiene como último fin terminar con los accidentes de motos en el año 2030.

Más tecnología en las motos, por favor

Moto Electrica Segura Damon 3

Esta moto eléctrica diseñada y desarrollada por un grupo de ingenieros, que además son moteros, está repleta de gadgets tecnológicos que pretenden hacer la vida del motorista mucho más segura. A través de cámaras de 1080 píxeles, sensores y un radar ubicados en varias partes de la moto crean una imagen en 360 grados de todo lo que rodea al vehículo.

Todos estos elementos forman parte de un sistema patentado por Damon Motors que se llama Sistema de Aviso Avanzado en 360 grados para Motos (AWSM según sus siglas en inglés). En el caso de que haya algún peligro que rodee a la moto (por ejemplo por un ángulo muerto), el sistema avisa al piloto a través de unas luces intermitentes y unas vibraciones que el conductor notará en el semimanillar (también hablamos de esta tecnología en la moto de Arc Vector).

Este prototipo de la empresa de Vancouver tiene un algoritmo de inteligencia artificial que gestiona el tráfico en tiempo real para que, en caso de peligro, nos avise a través de la tecnología antes mencionada. Puede controlar las posiciones, velocidades y trayectorias de hasta 64 objetos y a través de la conectividad 5G puede trasladar la información a la nube de Damon Motors. De esta forma las motos que tengan este mismo sistema de comunicación podrán conocer y avisar a los pilotos de los peligros de la carretera.

Según Electrek, la moto no solo tendrá conectividad 5G, también incluirá bluetooth, WiFi y vendrá con una app que estará disponible tanto para iPhone como para Android y que suponemos permitirá gestionar varios parámetros y perfiles preseleccionados.

Esta moto eléctrica también tiene un sistema que vimos recientemente en una patente de Honda: la opción de modificar la postura de conducción pulsando un botón para que se convierta en una moto más touring o deportiva. Esto lo hace cambiando la posición del manillar y de las estriberas. La mayor seguridad unida a la adaptación de la postura en la moto podría suponer un atractivo añadido para atraer a más clientes.

De momento la moto está en fase de desarrollo y en búsqueda de más financiación. Hasta ahora sus creadores han conseguido 2,2 millones de euros, que no está nada mal, y parece que van a conseguir otros 2,6 millones de euros. Quizás ayude que Erik Buell (te sonará de las motos eléctricas Fuell) es uno de los consejeros de la empresa.

La idea de Damon Motors no es solo sacar la tecnología para sus propias motos, sino que puedan llevarla las demás marcas. Todo por conseguir su objetivo último que es evitar que no haya ningún tipo de accidente en moto (que use su sistema) en 2030, algo que parece imposible, aunque la intención es digna de mención.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir