Publicidad

La apuesta de Revan contra los puntos ciegos (y más): un accesorio para el casco con cámaras y HUD que respalda Hyundai y KIA

La apuesta de Revan contra los puntos ciegos (y más): un accesorio para el casco con cámaras y HUD que respalda Hyundai y KIA
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Podría ser un accesorio más para el casco o cualquiera de los denominados 'inteligentes' pero si cuentas con el apoyo de los fabricantes KIA y Hyundai quizá es un buen punto de partida para que te tomen en serio en el resto del mundo. Y parece que ha sido así, ya que el proyecto de OWLFS ha conseguido el montante necesario, y más que eso, para poner en marcha el proyecto.

Su dispositivo Revan cuenta con dos cámaras que permiten, entre otras cosas acabar con los puntos ciegos que el motorista llega a tener en algunos ángulos de visión pero también incorpora una serie de funciones que lo convierten en un aparato a tener en cuenta en el mercado.

Revan, una dashcam antipuntos ciegos con proyección HUD en la visera y enlazada con el móvil

Una de las principales ventajas de este dispositivo de tipo dashcam es que su fabricante asegura que se puede utilizar en la mayoría de cascos, con un montaje que a priori parece sencillo y un manejo que tampoco parece requerir de una gran habilidad.

Lo primero que salta a la vista es el accesorio principal, un pequeño bloque compuesto de dos cámaras, delantera y trasera, que se coloca en la zona superior del casco, cubriendo un campo de visión de 143º cada una. Tras este, encontraremos el espacio para dos baterías intercambiables que suman 70000 mAh de potencia y que permiten un uso continuado del dispositivo durante unas 12 horas, necesitando alrededor de cuatro para completar su carga completa.

Este paquete de baterías con luces LED incorporadas alimenta a todo el artilugio, empezando por el dashcam principal que puede grabar vídeo y audio en calidad 1080 p y guardarlo en una tarjeta micro SD de hasta 512 GB.

Pero su función esencial es la de proyectar en tiempo real estas imágenes gracias al HUB o Head Up Display instalado dentro del casco, permitiendo al motorista decidir lo que quiere ver en cada momento. Esta elección se hará mediante un control remoto situado junto al puño de la moto y conectado vía Bluetooth con el dispositivo.

Además, habrá funciones inteligentes que se podrán activar para que se accionen de forma automática, como la que proyecta la imagen de la cámara trasera cuando se inclina el casco ligeramente hacia delante, lo que se entenderá como una intención de realizar un adelantamiento o vigilar el tráfico que viene por detrás.

La dashcam de Revan para el casco se podrá enlazar con dispositivos móviles Android y Apple, de manera que se pueda utilizar, además, como un dispositivo manos libres, proyectando en la visera (en caso de adquirirlo con este accesorio) las instrucciones GPS así como cualquier otra función del smartphone, como hacer llamadas y acceder al selector de música, unas opciones que serán posibles gracias a los auriculares y al micrófono que se integran en el casco y que vienen en el pack del Raven.

El precio durante el período previo al lanzamiento del Raven, con las primeras entregas en diciembre, es de 647 euros si adquirimos el paquete más completo que incluye el proyector HUD, que es en realidad el más interesante, ya que adquirir el básico eliminará la función de proyección del ángulo muerto. Aunque por el momento se anuncia como homologado para Europa, habría que ver lo que ocurre con estos accesorios si la normativa ECE 25.06 se pone en marcha en 2023, tal y como se espera.

En Motorpasión Moto | ''Lo estamos pasando mal. Estamos desprotegidos'': hablamos con los riders que siguen repartiendo en moto durante el confinamiento

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios