Compartir
Publicidad
Publicidad

Superbikes Portugal 2011: visitamos el box y el hospitality del Aprilia Alitalia Racing

Superbikes Portugal 2011: visitamos el box y el hospitality del Aprilia Alitalia Racing
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El sábado por la tarde tuvo lugar uno de los puntos álgidos de mi fin de semana en Portimao, y es que tuve la oportunidad de entrar en el mismísimo box del Aprilia Alitalia Racing cuando tan sólo hacía unos minutitos que había acabado la Superpole. Esto no habría sido posible sin la ayuda de Alessandro Zappia, al que no puedo estarle más agradecido. Así que os podéis hacer una idea de mi estado, ya que estaba, literalmente, alucinando.

Lo primero que me llamó la atención es el trabajo sin descanso de los mecánicos y demás componentes del equipo. Allí estaban como si nada, con las motos desmontadas casi por completo, cuidando al mínimo cada detalle y limpiando absolutamente cada tornillo y cada pieza de la Aprilia RSV4. Ya os digo, acababa de finalizar la superpole y allí no había nadie que estuviera parado. Realmente alucinante, y digno de elogio el trabajo que hacen todos estos profesionales.

Por mi parte, yo seguía con mi alucinación personal, haciendo fotos a todo lo que por allí veía, he intentando aprovechar los cinco minutos de que disponía. Y fue ver la moto por detrás y quedarme alucinado con el basculante que monta la Aprilia (queda claro en la galería de fotos, jeje) , con ese espectacular monoamortiguador que soporta todo el movimiento.

También pude ver por allí a Max Biaggi, que no tuve precisamente su mejor día el sábado, y que se encontraba muy concentrado y charlando sin parar con los distintos componentes del equipo, y sólo hay que ver alguna de sus fotos para saber que no estaba para muchas alegrías. No se encontraba sin embargo Leon Camier, al que por otra parte tenía a esas alturas muy, pero que muy visto, jejeje.

Y la verdad, yo seguía disfrutando como un enano y, como soy fácil de sorprender, me quedaba prendado viendo los carenados por el suelo o el circuito desde ese otro lado en el que nunca me había encontrado. Pero claro, el tiempo era limitado, y aunque intenté atarme con la cadena al basculante de Max para quedarme, tuve que salir del box con una experiencia que no tiene pinta que vaya a olvidar fácilmente.

Pero esto no es todo, ya que con mucha más tranquilidad, pude pasar unas cuantas horas en el hospitality del equipo (allí si me encontré con Camier) e incluso disfrutar de una agradable comida, sintiéndome por unos momentos como parte del Aprilia Alitalia Racing. Sobra decir que era la primera vez que disfrutaba de una oportunidad así y que… ¿lo adivináis? Sí, también aluciné.

Y esto es a grandes rasgos lo muchísimo que aproveché y disfruté la visita al box y al hospitality del equipo Aprilia. El resto, lo podéis ver en las fotos que vienen a continuación…

Fotos | Fausto Beneroso y Juan Antonio Hita
En Motorpasión Moto | Superbikes Portugal 2011: curiosidad y vida en el paddock de Portimao

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos