Compartir
Publicidad

Alex de Angelis se queda con la última moto competitiva para SBK 2017, la Kawasaki ZX-10R de Pedercini

Alex de Angelis se queda con la última moto competitiva para SBK 2017, la Kawasaki ZX-10R de Pedercini
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No quedan muchos movimientos por hacer para completar la parrilla del Campeonato del Mundo de Superbikes. Falta relativamente poco para que dé comienzo la temporada 2017 en Phillip Island y las motos competitivas escasean. Es más, se han acabado, porque la última que quedaba, la Kawasaki ZX-10R del Pedercini Racing ya tiene dueño: Alex De Angelis.

De Angelis llegó al mundial de Superbikes aún convaleciente del gravísimo accidente que tuvo en el Gran Premio de Japón de MotoGP, pero fue capaz de reponerse y conseguir grandes resultados como el segundo puesto en la segunda carrera de Alemania montado sobre la Aprilia RSV4 del equipo Ioda Racing comandado por Giampiero Sacchi.

Alex De Angelis Sbk 2017

Alex De Angelis:

Estoy satisfecho de haber llegado a un acuerdo para formar parte del Team Pedercini Racing. Será una experiencia nueva y excitante, con una montura que ha demostrado ser muy competitiva. Correr en este equipo me llena de orgullo, pero también de responsabilidad, porque sé que el próximo año vamos a tener que luchar para estar siempre en las primeras filas, teniendo en cuenta también los cambios en el reglamento. Creo que tengo la experiencia y la capacidad para hacerlo, especialmente contando con un gran equipo y una moto rápida.

Quiero dar las gracias a mi ex-equipo y, en particular, a su director Giampiero Sacchi por la excelente relación y la estima que nos tenemos. Sé que hizo lo que pudo para que continuara con ellos, pero no ha sido posible. De ahí la decisión de entrar en el Team Pedercini y no dejar perder esta excelente oportunidad de seguir en Superbike con un equipo competitivo.

Lucio Pedercini, jefe de equipo:

Estoy muy satisfecho de haber cerrado este acuerdo con Alex; es un piloto con el que realmente queríamos contar en nuestro nuevo proyecto, que aspira a resultados más ambiciosos.

Alex es un piloto experimentado y confiamos mucho en él para disputar la próxima temporada al más alto nivel. Estamos seguros de que juntos podemos hacer grandes cosas, porque tenemos la misma determinación para lograr los mejores resultados. Estamos configurando un equipo importante en torno a él para apuntar alto en el Campeonato del Mundo de Superbike.

Por lo demás no queda mucho donde rascar. Los equipos oficiales tienen bien atados a sus pilotos, y los privados con material competitivo también. Sólo quedan cuatro motos libres: una Ducati del Barni Racing, las dos Yamaha YZF-R1 del Team Toth (aunque una será para el propio Imre Toth) y otra Ducati del VFT Racing.

Al que no haya encontrado ya asiento se le está pasando el arroz, como por ejemplo a Josh Brookes que tiene toda la pinta que se va a quedar fuera en 2017 como no se ponga las pilas.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio