Publicidad

Cazada una mujer en patinete eléctrico, cruzando una mediana y circulando por una autopista gallega

Cazada una mujer en patinete eléctrico, cruzando una mediana y circulando por una autopista gallega
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

Por increíble que parezca siguen llegando noticias de las barbaridades que ciertos usuarios de patinetes eléctricos cometen diarimente en las vías públicas en España. Hace aproximadamente un mes contamos que habían grabado a un hombre circulando en patinete eléctrico por el arcén de una autovía en Valencia con un pantalón y una camiseta corta. También nos hicimos eco de cómo una mujer borracha en patinete eléctrico se chocó contra un árbol en Zaragoza y como estos otros tantos casos.

La última noticia del mal uso de este tipo de Vehículos de Movilidad Personal (VMP) nos llega desde Galicia, lugar en el que la Guardia Civil tuvo que dar el alto a una mujer por circular con su patinete eléctrico por una autopista del norte de España.

Sigue existiendo un limbo normativo sobre los VMP

Patinete Electrico 5

Ocurrió en la AP-9 de Pontevedra a las 9:45 horas del domingo 6 octubre. Dos agentes de la Guardia Civil que circulaban en moto por esa vía se llevaron la increíble sorpresa de ver cómo una mujer de 36 años cruzaba la autopista, incluida la mediana, para dirigirse en sentido norte hacia su destino con un patinete eléctrico.

A la mujer le pareció bien entrar a la AP-9 por la incorporación de Lourido (sentido Vigo), cruzar un par de carriles, saltar los quitamiedos de la mediana, emprender la marcha y circular durante unos instantes en una vía destinada a la circulación de vehículos a alta velocidad (artículo 38 del Reglamento General de Tráfico), algo que este tipo de patinetes eléctricos no cumple.

Ante la atónita mirada de los agentes y de la inconsciencia de la mujer, la Guardia Civil tuvo que detener la marcha de la joven para así evitar males mayores. Otra patrulla llegó hasta donde se encontraba esta persona para recogerla y llevarla en coche y ponerla a salvo fuera de la autopista. A pesar de la temeraria acción de la mujer en principio solo se enfrentaría a una sanción administrativa.

Lamentablemente esta situación no es la primera vez que ocurre. La inconsciencia de algunos usuarios de este tipo de vehículos y la falta de una normativa legal estatal hace que nos encontremos con estas situaciones surrealistas y peligrosas por las vías españolas.

Cada vez que pasa un suceso así se pone en peligro tanto la propia vida del usuario del VMP como la integridad de los que circulan a su lado. Una vez más estos sucesos piden a gritos que la DGT saque de una vez una reglamentación que ponga límite a estas acciones sin sentido.

En Motorpasión Moto | Atropellos, fracturas y traumatismos. El patinete eléctrico, frente a las consecuencias de un uso incorrecto

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir