Compartir
Publicidad

Una mujer borracha en patinete eléctrico se choca contra un árbol y se lleva 1.000 euros de multa

Una mujer borracha en patinete eléctrico se choca contra un árbol y se lleva 1.000 euros de multa
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Sigue sin existir un marco legal que regule tanto a los patinetes eléctricos como a otros tipos de Vehículos de Movilidad Personal (VMP) cuando circulan por las calles españolas.

Debido a esta falta de normativa seguimos viendo casos en los que se hace un mal uso de estos VMP. El último del que tenemos constancia ha sido en Zaragoza, ciudad en la que una mujer ha sido multada tras chocarse contra un árbol al conducir un patinete eléctrico estando borracha.

Los patinetes eléctricos siguen estando en un limbo normativo

Madrid Central 020

La Policía de Zaragoza quiso aleccionar a sus ciudadanos este lunes. Publicó por la tarde un tweet en el que anunciaba que había sancionado a una mujer por conducir un patinete eléctrico borracha. La conductora perdió el control de su vehículo y acabó chocando contra un árbol en la Plaza Emperador Carlos V.

La mujer, tras ser sometida a una prueba de alcoholemia por la Policía local, dio positivo con un resultado de 0,65 mg/l de aire espirado. Recordamos que en España, por norma general, el límite para conducir un vehículo a motor es de 0,5 gramos por litro en sangre o 0,25 mg/l de aire espirado. Después de comprobar el estado de embriaguez de la señora, la Policía le puso una multa de 1.000 euros, sin pérdida de puntos.

Los Vehículos de Movilidad Personal, como el patinete eléctrico que conducía la mujer de Zaragoza, no están considerados como vehículos en el Reglamento General de Circulación a pesar de que lo son. Por tal motivo la señora solo recibió la multa. Hubiese sido muy distinto si este tipo de vehículos ya estuviesen incluidos en el reglamento citado.

Según el artículo 379 del código penal, aquellos conductores que circulen con un vehículo de motor con una tasa de alcohol en aire espirado superior a 0,60 miligramos por litro supone una pena de prisión de tres a seis meses, una multa de seis a doce meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días y, en cualquier caso, la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por un tiempo superior a uno y hasta cuatro años.

Patinete Electrico 5

Esta mujer se libró de un delito contra la Seguridad Vial y, por tanto, de una pena mucho más dura porque aún no existe la ley que regule estos VMP y que la DGT prometió para este verano.

Hasta ahora son las Ordenanzas Municipales las que están regulando su uso en las ciudades, aunque no debería ser así. Está claro que cada vez más se necesita una normativa general que ponga sentido común a su utilización. De esta forma quizás se podría reducir el número de 273 accidentes registrados con este tipo de vehículos en 2018 o incluso algún fallecimiento de los registrados hasta la fecha.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio