Publicidad

¿Una Suzuki hibrida y turbo al mismo tiempo? Podría ser, al menos han registrado la patente

¿Una Suzuki hibrida y turbo al mismo tiempo? Podría ser, al menos han registrado la patente
9 comentarios

Publicidad

Publicidad

Los fabricantes japoneses están acostumbrados a preparar algunas cosas locas para llamar la atención cuando llega el Salón de Tokio. Unos son simples prototipos, algunas son unidades pre-serie o nuevos lanzamientos y otros son desarrollos muy serios en los que invierten millonadas aunque al final no se llegue a ninguna parte.

Hasta ahora habíamos visto motos con sobre-alimentación como la Kawasaki H2R y su prima civilizada la H2 por un lado, y algún coqueteo con la hibridación. Pues bien, resulta que Suzuki ahora va y registra una patente de un sistema de propulsión con ideas cogidas de la última generación de coches de Fórmula 1 conjugando la propulsión híbrida y un turbo de funcionamiento eléctrico. Algo que podría tener que ver con las últimas noticias de la [Suzuki Recrusion](http:// https://www.motorpasionmoto.com/deportivas/la-suzuki-recrusion-vuelve-a-las-portadas-este-2015).

Como bien apuntan nuestros amigos de MCN, estas soluciones se han "popularizado" a raiz de su empleo conjunto en los motores V6 turbo de Fórmula 1 asistidos por motores eléctricos. Con los térmicos consiguen unas cifras de potencia superiores a los 600 caballos y con el sistema eléctrico de dos fases un plus de unos 200 caballos adicionales, rondando un total de unos 900 caballos aproximadamente.

La patente consiste en un propulsor de cuatro cilindros y 1.000 cc con tecnología tomara directamente de la Fórmula 1

En Suzuki alguien debió pensar que podría funcionar así que han empezado a trabajar en adaptar estos sistemas sobre uno de sus fiables motores de cuatro cilindros. De esta manera, para apoyar al motor térmico por un lado tendríamos un motor eléctrico de doble función colocado en la parte trasera del motor, junto a la caja de cambios, que aportaría potencia y par motor sobre la parte final de la transmisión o bien actuaría como un generador, recargando las baterías, durante las deceleraciones.

El segundo motor eléctrico formaría parte integrante del sistema de turbo-alimentación. Ya sabemos que el problema de los turbos es el retardo al actuar impulsado sólo por los gases de escape. Cuanto más grande queremos que sea el turbo para conseguir más potencia más tarda en entrar en funcionamiento, y si queremos un pequeño turbo que no tenga retardo la ganancia de potencia no compensaría los costes de desarrollo, el precio final y los problemas de fiabilidad.

Pues acoplando un motor eléctrico al rotor del turbo, como ya se ha hecho en la industria del automóvil, se consigue eliminar este problema. La turbina para ser efectiva debería girar a unas 200.000 rpm y el motor eléctrico ayudará a que se alcance esa velocidad de giro sin depender exclusivamente de los gases de escape, consiguiendo anular el retardo y obteniendo el extra de potencia de forma mucho más natural.

2

Ambos motores se alimentaría a través de unas baterías específicas que se alojarían bajo el asiento junto al sistema que las controlaría electrónicamente, mientras que el segundo motor eléctrico y el turbo irían colocados en la parte delantera acoplados a un sistema de escape recortado. Así el turbo podría respirar aire fresco que inyectaría directamente a un airbox presurizado colocado en la parte delantera del depósito.

Las cifras de potencia podrían rondar los 300 caballos a la rueda gracias a la doble asistencia eléctrica

También comentan, pero esto yo no lo comparto, el presumible motor de 1.000 cc utilizado podría equipar una caja de cambios semi-automática con los botones de selección de marcha colocados en el manillar. Utilizando la electrónica para el cambio sería más fácil de sincronizar con las reacciones del motor térmico, la propulsión eléctrica y el turbo dando la sensación de llevar un cambio seamless.

Especulando sobre la potencia, un motor de cuatro cilindros y 1.000 centímetros cúbicos asistido de esta manera podría rondar los 300 caballos, una cifra que no se aleja mucho de la Kawasaki "turbificada" y que podría entrar dentro de lo razonable.

Pero la pregunta es, ¿es un proyecto viable?. A día de hoy no lo se, y menos aún para Suzuki, una marca que está pasando por una grave crisis de estancamiento, pero tengo muy claro que antes o después tendremos este tipo de motos en la carretera. Tanto por mejora de prestaciones como por reducción de consumo y emisiones.

¿Es pronto para esto? Puede que sí, pero alguien tiene que ser el primero en dar el paso. De momento a ver qué nos encontramos en el Salón de Tokio. Al menos ya sabemos que Suzuki está preparando algo.

¿Vosotros cómo lo véis?

Vía | MCN
En Motorpasión Moto | Kawasaki Ninja H2R, toma de contacto (conducción, vídeo y galería)

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir