Compartir
Publicidad
Publicidad

El Tribunal Supremo estima que el Estado debe indemnizar a las víctimas de los guardarraíles

El Tribunal Supremo estima que el Estado debe indemnizar a las víctimas de los guardarraíles
Guardar
18 Comentarios
Publicidad

No me podía alegrar más una noticia hoy. El Tribunal Supremo estima que el Estado debe indemnizar a las víctimas de los guardarraíles. Y lo mejor es que lo han hecho sentando precedente. Resulta que el Tribunal ha sentenciado al Estado a pagar una indemnización a un motorista de Málaga que se accidentó en 1999. Fue en la N-340 dirección Málaga y en la caída se encontró con el guardarraíl que le costó perder una pierna. 120.000 euros deberá recibir la víctima. Y barato me parece. Poco le solucionará ya a esta persona esos 120.000, y mucho menos le devolverán la pierna.

Lo realmente importante es que se le acaba a la DGT y a Fomento el tirarse entre ellos la pelota de sus responsabilidades. Igual que ahora la irresponsabilidad, ineptitud y pasotismo toca a los presupuestos (bolsillo) del gobierno, la DGT y Fomento se preocupan de acelerar el proceso para atajar éste grave problema de seguridad en la carretera. Porque no pueden conducir por nosotros (ni quiero que conduzcan por mí), pero si se hubieran movido muchos años antes también se habrían ahorrado un buen número de muertes. Ese número que se empeñan en bajar sólo a golpe de radar. Y por supuesto, también el número de víctimas amputadas por guardarraíles descendería.

No puedo evitar regocijarme hoy... pero es que Héctor Ares también nos hace llegar en Motorpasión un ejemplo de lo que un guardarraíl puede hacer a un coche. Espero con ésto que Pere Navarro no se vaya a dormir tan tranquilo por las noches pensando con que la supuesta notificación de los tramos de afilados guardarraíles a Fomento la realiza puntualmente cuando la secretaria le recuerde que es lo que marca la agenda del día, y que con poner radares y controles de borrachos y colocados ya tiene su peonada más que resuelta.

Vía | La opinión Coruña Gracias a Rafael Castro por la pista.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos