Compartir
Publicidad

Dos mulas hacen sospechar de un restyling para la Triumph Speed Triple

Dos mulas hacen sospechar de un restyling para la Triumph Speed Triple
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A los iconos del motociclismo hay que tratarlos con mimo, y esa es la máxima que están siguiendo en Hinckley a la hora de renovar a su máximo estandarte. La icónica Triumph Speed Triple presentada por primera vez hace ya más de 21 años vuelve a recibir una renovación de cara a 2016, pero no esperéis una revolución, sino una evolución.

Desde que en 1994 hiciera su debut la primera Speed Triple la línea de diseño no ha cambiado demasiado y han sabido mantener la esencia original del modelo, salvo por una pega. En la última de las versiones perdió su seña de identidad más característica abandonando el doble faro frontal redondo por una mirada más agresiva con formas poligonales.

Ahora el frontal se preside con una doble óptica que no es ni una cosa ni otra, adopta unas formas ovaladas menos futuristas y se sitúa más abajo dando una imagen más dinámica intentando convencer a los fans más acérrimos.

Las dos motos que podemos ver en las imágenes han sido cazadas rodando por los alrededores de la fábrica inglesa y teniendo en cuenta que a simple vista no podemos encontrar demasiados cambios suponemos que será un lavado de cara esperando que en 2018 se lance un nuevo modelo.

Quizá haya quedado un poco desfasada en cuanto a la potencia de su motor, donde otras marcas ofrecen casi 200 caballos. En Triumph prefieren huir y seguir confiando en unos componentes más que fiables y estilo a raudales para seducir a su clientela. En el apartado mecánico intuimos que ha habido cambios para ajustarse a las nuevas normativas de emisiones y que los escapes son nuevos incluyendo un catalizador de nueva factura. La potencia si no hay grandes cambios internos se mantendrá en unos 135 caballos.

Triumph14

La pequeña cúpula también se ha rediseñado y además incorpora una pequeña toma para la admisión de aire. Y aunque parezca que no las tapas del colín, las tapas del radiador y el depósito también se han rediseñado. El sistema de escape también parece completamente nuevo y las dos unidades que podemos ver incorporan los retrovisores en las puntas del manillar, por lo que se descarta que sea una posición provisional.

Sin atrevernos a decir si hay novedades en su interior, las tapas de embrague y alternador son nuevas, con el logo triangular de la marca. Pasando a la parte ciclo, posiblemente la nueva Triumph Speed Triple incluya de serie las pinzas Brembo de la versión R, pero las suspensiones serán Showa, dejando las Öhlins para la versión especial.

Y poco más se puede saber. Hay rumores sobre posibles ayudas electrónicas pero como no podemos confirmar nada, mejor no meter la pata.

Vía | MCN

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio