Un patinete eléctrico se incendia de noche mientras cargaba y provoca quemaduras por ácido a su dueña

Un patinete eléctrico se incendia de noche mientras cargaba y provoca quemaduras por ácido a su dueña
1 comentario

Los vehículos de movilidad personal pueden llegar a ser muy peligrosos si no seguimos los consejos y especificaciones que nos manda el fabricante cuando lo compramos.

Tanto es así que cualquier gesto como el de cargar la batería de nuestro patinete eléctrico cuando no se debe puede traer consecuencias muy peligrosas. Sino que se lo digan a la protagonista de esta historia.

El patinete eléctrico también necesita un mantenimiento periódico

Patinetes Electricos Y Su Mantenimiento 001

Y es que una joven de 29 años ha resultado herida con ácido en la cara al intentar apagar las llamas que desprendía su patinete eléctrico. Un incendio que se produjo por culpa de una batería que se recalentó mientras estaba cargándose.

Este desagradable incidente ocurrió en un piso de la calle Calaf de Terrassa (Barcelona) el sábado pasado a las 22:49 de la noche según informan fuentes de los Bombers de la Generalitat, en el que además también se intoxicó otra joven de 16 años por inhalación de humo.

El incendio pudo haber provocado un desenlace mucho peor, ya que cuando llegaron los bomberos a la vivienda el fuego estaba extendiéndose por una de las camas de la casa. Por suerte, la rápida actuación de los servicios de emergencia logró apagarlo antes de que siguiese propagándose por el resto del edificio.

Las víctimas por su parte fueron atendidas en primera instancia por enfermeros del Sistema d'Emergències Mèdiques y trasladadas posteriormente al hospital de Terrassa en estado leve.

La DGT pide concienciación con estos vehículos y su mantenimiento

Patinetes Electricos Y Su Mantenimiento 003

Al hilo de esta noticia, la Dirección General de Tráfico advertía en otro tweet precisamente de la importancia que tiene el mantenimiento en este tipo de transportes. Y es que, aunque no nos demos cuenta y nos parezca que estamos ante un 'juguete', también tiene que cumplir con ciertas revisiones periódicas.

Por ello, para que no ocurra ninguna desgracia, la DGT nos impide su uso si tiene piezas rotas, si la duración de la batería ha disminuido considerablemente, si hay fugas de aire en los neumáticos o signos de desgaste. Tampoco aconseja su uso cuando hay sonidos al girar u otros síntomas anormales como una batería hinchada que sobresalga de su espacio. En estos casos nos insta a visitar un taller para reparar cuanto antes los problemas surgidos.

Tampoco hay que olvidarse del estado de los neumáticos y sus presiones en caso de ser con cámara de aire. Además, para su limpieza nos recomienda utilizar un trapo húmedo pero evitando las zonas eléctricas.

El último de los consejos, y quizás uno de los menos practicados por los usuarios, es que la carga nunca se realice durante la noche ya que la batería puede recalentarse e incendiarse (como acabamos de ver en Barcelona). Además, para que extendamos su vida útil se aconseja que la carga se realice antes de que se descargue por completo y nunca si el patinete está mojado o hay humedad.

Temas
Inicio