Compartir
Publicidad

Alma café racer y 45 km/h de velocidad punta por 2.589 euros: así es la bicicleta eléctrica Titan R

Alma café racer y 45 km/h de velocidad punta por 2.589 euros: así es la bicicleta eléctrica Titan R
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La moda de las café racer se está extendiendo tanto que no solo los preparadores más dispares convierten motos para que se parezcan a estos vehículos del siglo pasado, ahora también aprovechan su empuje mediático en el sector de las bicicletas eléctricas.

La Titan R es un vehículo eléctrico a pedales con una imagen retro que seguramente va a enamorar a aquellos que sean fieles seguidores de los diseños clásicos, con la salvedad de que integra soluciones tecnológicas actuales.

Antiladrones y con código de acceso

Tenemos que reconocer que la Titan R no nos deja indiferentes. Hemos hablado de muchos modelos de bicicletas eléctricas y ninguno se parece, ni si quiera se acerca a este modelo por su apariencia. Es más, parece más una moto eléctrica de corte vintage, aunque puesta a dieta. Aunque con los pedales no es una moto sino una bicicleta eléctrica.

La Titan R, creación de Ikenna Ofoha, que lleva desde los 15 años diseñando y fabricando bicicletas eléctricas, tiene un motor eléctrico con 1.000 Watios de potencia (1,3 CV). Es suficiente para que alcance los 45 km/h de velocidad máxima.

Con solo 34 kilogramos de peso, está fabricada de tal forma que puede transportar a un pasajero de hasta 136 kg. Su autonomía es de 40 kilómetros sin pedalear y 70 km con un pedaleo moderado; suponemos que Tempus Electric se referirá a lo justo para no llegar a los sitios con gotas de sudor.

Para cargar sus baterías extraíbles nos viene un cargador de 4 AH, apto para que lo utilicemos en un enchufe casero. El tiempo de carga si tenemos las baterías (52 V y 13 Ah) completamente descargadas es de entre cuatro y cinco horas. Las baterías son de iones de litio y soportan hasta 600 ciclos de carga (lo que da para recorrer unos 35.000 kilómetros).

Bicicleta Cafe Racer 1

Si tiene un motor eléctrico, ¿para qué sirve el falso depósito que tiene instalado? Tiene truco. Tempus lo ha utilizado con dos funciones: la primera para que ayude a crear ese espíritu de moto clásica y la segunda para ocultar los cables de las baterías y el controlador de 30 A.

Además del falso depósito, nos parece una café racer por el diseño de su faro delantero con luces LED (detrás también las tiene) y por la estructura forrada de su sillín, en el que irán cómodamente sentados, según Tempus, hasta dos personas. Su horquilla está hecha de aluminio y para detener el conjunto se ha recurrido a frenos de disco tanto detrás como delante.

Su apartado más tecnológico lo encontramos en lo que se puede visualizary configurar desde su pantalla LCD a color: muestra la velocidad, los kilómetros recorridos, la carga de la batería, el tiempo que llevamos rodando, el nivel de asistencia al pedaleo y la posibilidad de limitar la velocidad máxima.

Para poner en marcha la bicicleta eléctrica hay que introducir un código. Si no, estará bloqueada y el acelerador estará desconectado: es un sistema de seguridad antiladrones. No obstante, su fabricante recurre a un consejo que nos llama la atención aunque aplaudimos por su practicidad: "no está de más utilizar un candado para mejorar su seguridad".

La Titan R cuesta 2.589 euros un precio por el que podrían tener el detalle de dejar la bicicleta montada cuando la entregan. Sin embargo no es así. La envían en una caja y tendremos que dedicar hasta 30 minutos en montarla y configurarla. También existe otro modelo llamado Titan C cuya potencia es de 500 W y que ofrece menos prestaciones que la Titán R. Su precio es algo menor: 2.231 euros. Si pedimos cualquiera de las dos, nos las entregarán en verano (aunque el fabricante pide paciencia).

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio