Publicidad

Silverstone y el asfalto incapaz de drenar la vergüenza del GP de Gran Bretaña
MotoGP

Silverstone y el asfalto incapaz de drenar la vergüenza del GP de Gran Bretaña

Publicidad

Publicidad

Ayer MotoGP vivió un Gran Premio de Gran Bretaña histórico, aunque por nada bueno. La lluvia y el asfalto de Silverstone se convirtieron en los protagonistas de un domingo de no-carreras en el que se tuvieron que cancelar las pruebas de Moto3, Moto2 y MotoGP en un pleno histórico que se produjo por primera vez en la era moderna del motociclismo.

La jornada de ayer se convirtió en el bochorno máximo retransmitido a nivel mundial para un país que es al mismo tiempo la cuna de los deportes del motor y que se autoproclama como vanguardista. Precisamente Gran Bretaña no ha podido hacer un asfalto capaz de aguantar unas pocas horas de lluvia. Irónico, ¿verdad?

El asfalto de Silverstone "es una chapuza"

Honda Gp Gran Bretana Motogp 2018

La importancia de Gran Bretaña es fundamental para Dorna hasta el punto de mantener a Silverstone en su calendario de MotoGP pese a que el trazado ni paga el canon del resto de circuitos ni favorece la estancia del mundial de motociclismo disponiendo sólo de los boxes viejos en lugar de los modernos que sí utiliza la Fórmula 1. La afición tampoco sigue con especial interés a MotoGP en un país donde tienen el excelente British Superbike Championship o las road races.

El asfalto fue el punto crítico el año pasado. Los pilotos de MotoGP criticaron con dureza la pista británica y la condición de mantener a las motos en el trazado para el siguiente año pasó por exigir un reasfaltado completo. Se hizo, con una obra de importe superior a los 2 millones de euros, corrió la Fórmula 1 y los pilotos criticaron los baches. Las sospechas se confirmaron este fin de semana, pero aún había más.

Andrea Dovizioso Gp Gran Bretana Motogp 2018

El piloto local Cal Crutchlow fue el encargado de revisar la pista con anterioridad a la llegada del gran circo. El de Lucio Cecchinello aseguró meses atrás que la pista estaba perfecta, que no había baches y que se podría rodar hasta un segundo más rápido por debajo del récord de la pista. La realidad fue muy distinta.

El secreto mejor guardado del trazado inglés era su asfalto. Márquez aseguró desde el viernes, con la pista seca, que había más baches y tachó de chapuza el trabajo de reasfaltado. Todo se complicó el sábado con un chaparrón que dejó a cinco pilotos tendidos sobre la grava en la curva 7 y a Tito Rabat camino del hospital con factura de tibia, peroné y fémur después de que la moto de Morbidelli le arrollase.

Silverstone no drena. El asfalto de un circuito situado en Gran Bretaña, un país donde llueve las dos terceras partes del año, no es capaz de evacuar el agua con un mínimo de soltura ni siquiera ayudado por las pendientes que salpican todo el trazado. Todo lo contrario: El asfalto de Silverstone retiene el agua y con la falta de homogeneidad en la superficie genera grandes lagunas de agua que se traducen en aquaplaning.

Jorge Lorenzo: "Con un asfalto normal con buen drenaje habríamos corrido sin problema. No fue un diluvio universal; el problema fue del asfalto, que no ha ayudado en nada"

Las previsiones se confirmaron el domingo y la lluvia arreció. Los pilotos estuvieron dispuestos a salir a pista a rodar incluso con el cambio de horarios de último momento intentando evitar las peores precipitaciones, salieron a la vuelta de reconocimiento y se bajaron de la moto con una impresión clara: No se puede correr.

Marc Marquez Gp Gran Bretana Motogp 2018 2

Todos los pilotos de MotoGP, tíos a los que pagan por jugarse la vida en moto más allá de los 300 km/h ya llueva, haga sol, esté nublado o sople el viento dijeron que era demasiado arriesgado correr en estas condiciones. Todos salvo Jack Miller. Las constantes salidas a pista del coche de seguridad lo confirmaron; ni sus cuatro ruedas eran capaces de trazar sobre el agua con seguridad.

La organización aguantó la opción de correr hasta la tarde si dejaba de llover, pero la climatología británica impidió que los dioses del motor no recibieran su tributo ayer domingo. En realidad la culpa de la cancelación del Gran Premio de Gran Bretaña no fue de la lluvia, sino del deficiente trazado británico.

Ducati Gp Gran Bretana Motogp 2018

El sacrificio de Rabat la jornada previa ya fue suficiente. Los equipos empezaron a desmontar a las 17:00 horas y los aficionados británicos, poco interesados en MotoGP ya de por sí, se fueron a casa con las manos vacías y la ropa mojada.

¿Y qué hacemos ahora con Silverstone?

Marc Marquez Gp Gran Bretana Motogp 2018 4

La pregunta es bien sencilla, y la respuesta aún más. Con el estado actual de Silverstone, la vuelta de Donington Park al calendario de MotoGP parece la opción más razonable si Dorna quiere seguir manteniendo a Gran Bretaña entre sus visitas anuales, aunque con la presión de las nuevas pistas confirmadas o pendientes de entrar (Tailandia, Finlandia, México...) hacen que cada vez parezca más próximo el abandono de las islas.

Marc Márquez: "Hay circuitos donde ha llovido más y hemos corrido. Nosotros somos los primeros que podemos correr, pero tenemos un compañero [Tito Rabat] en el hospital".

Sí, es cierto que antes de lo que ocurrió ayer hemos vivido cancelaciones y retrasos en otras partes del mundo como el retraso al lunes del GP de Catar 2009. La última vez que se canceló todo un GP fue en Salzburgring (Austria) en 1980. Y que es normal que llueva en Gran Bretaña, pero lo de ayer fue un paso más allá y es que, como dijo Marc Márquez, "alguien no ha hecho bien su trabajo. Alguien tiene que asumir la responsabilidad".

Yamaha Gp Gran Bretana Motogp 2018

Quizá, y sólo quizá (porque en estos casos no podemos asegurar nada), si el sábado no hubiera ocurrido el desafortunado incidente con la triple fractura de Tito Rabat el domingo no se habrían tomado tantas precauciones. En cualquier caso, sí, el motociclismo es un deporte de riesgo pero no se pueden asumir todos los riesgos. La decisión de no correr ayer fue, sin duda, acertada.

Jugarse la vida a más de 300 km/h sobre dos ruedas ya es suficientemente arriesgado como para que los pilotos tengan que correr sobre una pista en absurdamente malas condiciones porque alguien no ha hecho bien su trabajo. MotoGP no debe volver a Silverstone si no se acomete un asfaltado completo en codiciones, aunque no llueva.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir