Compartir
Publicidad

Jorge Lorenzo: "La transición a Ducati fue más difícil de lo esperado, fue un gran shock"

Jorge Lorenzo: "La transición a Ducati fue más difícil de lo esperado, fue un gran shock"
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hay pilotos que llegan a una marca, se asientan y permanecen allí toda su carrera deportiva. También están los que crecen como pilotos y alcanzan su objetivo en una fábrica y cuando ya no les quedan retos por superar con esa firma se marchan en busca de nuevos objetivos que alcanzar.

Cuando Jorge Lorenzo ganó su primer título de campeón del mundo de MotoGP en 2010 con Yamaha continuó corriendo en la marca nipona con el ansia de revalidar su título en la marca de los diapasones.

"No veía nuevas metas en Yamaha"

Lorenzo

El balear siguió en la marca hasta finales de 2016. Fue campeón del mundo de MotoGP dos veces más: en 2012 y 2015. Según ha confesado en unas declaraciones recientes a BT Sport, 2016 fue un punto de inflexión en su carrera: "Me había convertido en un campeón del mundo y había cumplido un sueño de la infancia. Gané el título mundial de MotoGP tres veces con Yamaha, no veía nuevas metas y empecé a sentir una falta de motivación".

Así es como el balear se embarcó en uno de los retos más emocionantes de su vida: iba a debutar con Ducati en 2017. Era un nuevo desafío, una marca en la que solamente Casey Stoner había conseguido ser campeón del mundo y él iba a tener la oportunidad de intentarlo.

Jorge Lorenzo Aragon 2018

Con el fin de la temporada 2016, llegó el momento más esperado: Jorge Lorenzo iba a debutar sobre la Desmosedici GP17. La moto roja vestida de negro pretemporada esperaba a su nuevo propietario. Dos años más tarde Lorenzo ha contado cómo fue esa primera cita: "La transición fue más difícil de lo esperado, cuando probé la moto por primera vez en Valencia en 2016, fue un gran shock. Tuve que cambiar mi estilo de pilotaje por completo, tenía mucho trabajo por delante".

Así fue el primer año de Lorenzo en Ducati, una época de aclimatación. Aunque solo cuatro carreras le bastaron para que llegara su primer podio en Jerez, la victoria se le resistió hasta entrado 2018, lo que propició que algunos dedos señalaran que el pentacampeón del mundo nunca se adaptaría a la Desmosedici.

No fue un reto fácil: Jorge Lorenzo no se terminaba de adaptar a la moto. El balear trataba de hacer una salida de sobresaliente y escaparse, algo que con la Ducati no le funcionó, según comentó él mismo a posteriori.

Jorge Lorenzo Reto Honda

Hasta el propio Lorenzo dejó de creer en sí mismo: "Al principio los resultados no fueron suficientes para mantener la confianza y seguir creyendo en mí mismo, pero trabajé duro en la preparación mental, pensé en positivo y continué esforzándome".

Con esos ingredientes la victoria llegó, concretamente a la 24ª fue la vencida, en el GP de Italia, donde el balear consiguió ganar su primera carrera con Ducati, pero ya era tarde. Lorenzo había sido menospreciado en Ducati y ya había rumores de quien sería el encargado de sustituirle en 2019.

Jl San Marino

Poco más tarde de aquel maravilloso primer triunfo con la Desmosedici se hizo público que el futuro del español estaba en el Repsol Honda al lado de Marc Márquez.

Jorge Lorenzo no ha conseguido ser campeón del mundo con Ducati, pero tras el triunfo de Mugello el nivel de Lorenzo hizo temblar a su compañero de equipo, Andrea Dovizioso, y a Marc Márquez con los que fue capaz de pelear por la victoria.

Hasta que las desafortunadas caídas en Aragón y Tailandia le hicieron perderse la totalidad de la gira asiática y acabar su paso por Ducati de la forma más amarga: viendo las carreras en la televisión. Afortunadamente el español pudo correr la última carrera pero se perdió las cuatro anteriores renunciando a acabar la temporada peleando contra Dovizioso y Márquez.

Nuevos retos para 2019

Motogp Test Valencia 2019 1

En 2019 Jorge Lorenzo volverá a enfrentarse a un reto. El balear llega al Repsol Honda, el equipo que ha ganado el Campeonato Mundial de pilotos, equipos y constructores y tendrá que enfrentarse a Marc Márquez, el hombre más dominador de MotoGP en los últimos años.

La llegada de Lorenzo a Honda también supone un reto para Márquez la próxima temporada: el español recibirá en su box al único piloto que ha sido capaz de ganarle un título (en 2015), una oportunidad de oro para ver a dos mitos del motociclismo del siglo XXI medirse en un cara a cara en unas condiciones de extrema igualdad en lo que respecta a la moto.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio