Escándalo en MotoGP: acusan a Pecco Bagnaia de ganar con presiones ilegales en Jerez y Ducati dice que todos lo hacen

Escándalo en MotoGP: acusan a Pecco Bagnaia de ganar con presiones ilegales en Jerez y Ducati dice que todos lo hacen
7 comentarios
HOY SE HABLA DE

Últimamente MotoGP va de escándalo en escándalo. Si la marcha de Suzuki del mundial ya supuso un duro varapalo, ahora es la credibilidad del mundial la que se ha visto atacada tras la última publicación del reputado periodista británico Mat Oxley, que recoge acusaciones muy duras contra Ducati.

La última entrada de Oxley cuenta con declaraciones de personal anónimo de MotoGP que acusan a varios equipos de hacer trampas con las presiones de los neumáticos. Y el ejemplo más claro que pone es el de Pecco Bagnaia, que ganó la carrera de Jerez dando todas las vueltas con unas presiones de neumáticos por debajo del mínimo.

Bagnaia, Martín, Rins y Dovizioso incumplieron la norma en Jerez

Bagnaia Jerez Motogp 2022

Según el reglamento de MotoGP, el límite de presión mínima es de 1,9 bares para el neumático delantero y de 1,7 bares para el trasero. El problema es que las marcas y Michelin llegaron a un acuerdo por el cual ni se haría público ni se sancionarían las irregularidades, por lo que, en la práctica, no hay límite de presión mínima. Es una especie de pacto de caballeros.

Pues bien, en Jerez hubo cuatro pilotos que estuvieron por debajo del mínimo, lo que presumiblemente les da más agarre. Se trata de Jorge Martín, Álex Rins, Andrea Dovizioso y Pecco Bagnaia, el ganador de la carrera. "En MotoGP no puedes permitir que la gente rompa las reglas y se salga con la suya", dice esta voz anónima.

Bagnaia Jerez Motogp 2022 2

Si nos fijamos, los cuatro pilotos tienen un patrón común: hicieron la carrera en solitario. Bagnaia lideró todas las vueltas, Rins se salió de pista pronto, Martín se cayó en el giro inicial y Dovizioso se quedó descolgado. No es casualidad, sino que responde a que al rodar en tráfico las presiones suben, así que los equipo juegan con eso. Pero si no ruedas en tráfico, no cumples el reglamento. De ahí el pacto de caballeros para no sancionar.

Lo más curioso es que es algo que solo pasa en MotoGP. En las Superbikes, y sus categorías teloneras, es muy habitual ver como se obliga a salir último a un piloto por no cumplir con las presiones mínimas. Se hacen controles al azar que intimidan lo suficiente a los equipos. Pero es que hasta en Moto2 tenemos la descalificación de Fabio Quartararo en Japón 2018 tras ganar.

Ducati cree que hay marcas que modifican los datos de sus presiones

Gigi Dall Igna Ducati Motogp 2022

El caso es que toda esta suciedad ha provocado inevitablemente muchas reacciones, la más contundente la de Ducati, que convocó una rueda de prensa inmediatamente después a la publicación del artículo. El propio Gigi Dall'Igna salió a dar explicaciones sobre el asunto, y puso gran parte de la responsabilidad en los sensores.

"En este momento los fabricantes utilizan diferentes sensores, lo que significa que su precisión es diferente. No estamos hablando de hacer trampas, sino del hecho de que el control de la presión no ocurre de la misma manera para todos. Incluso el método en el que se capturan los datos no está blindado, por lo que permite a cualquiera corregir la señal", apunta Dall'Igna.

Dall Igna Ducati Motogp

Dall'Igna apunta incluso más lejos y dice que "Ducati no lo hace, pero existe la posibilidad, y no puedo descartar que alguien más lo haga, de modificar estos datos para fingir que están en los parámetros correctos cuando no lo estás. Luego hay otro punto, que es que cada sistema tiene un margen de error propio de medición".

Según Dall'Igna tanto los equipos como Michelin, la FIM y Dorna están trabajando en un sistema para mejorar el método de medición y así poder aplicar la norma, pero por el momento no hay límites de presiones en MotoGP, por más que el reglamento diga que sí y haya quien trate de ceñirse a ello.

Para Ezpeleta todo esto "es una tontería" y no habrá sanciones

Ezpeleta Michelin Motogp

Por parte de la organización parece que tampoco se le quiere dar demasiada importante al asunto. Ayer el propio Carmelo Ezpeleta, CEO de Dorna, comentó en el canal de Twitch de Nico Abad que "lo de las presiones es una tontería". En la misma línea ha ido el director técnico de MotoGP, Danny Aldridge.

Aldridge asegura que ni siquiera va a investigar el incidente y que por lo tanto "no habrá sanciones por las irregularidades en la presión de neumáticos". Es decir, parece que la FIM y Dorna se adhieren al pacto de no agresión entre los equipos y Michelin, aunque parece que ya hay algunos que lo quieren romper.

Temas
Inicio