Publicidad

Cinco conclusiones que las motos eléctricas de MotoGP nos han dejado tras su primera carrera
MotoGP

Cinco conclusiones que las motos eléctricas de MotoGP nos han dejado tras su primera carrera

Publicidad

Publicidad

El pasado fin de semana se vivió un momento histórico en el Campeonato del Mundo de MotoGP. Las motos eléctricas adquirieron por primera vez el rango de Gran Premio para celebrar su primera carrera en Sachsenring, después del infortunio flameante que obligó a retrasar su debut previsto para el GP de España en el mes de mayo.

Niki Tuuli, el finlandés que deslumbró en Supersport, se ha proclamado como el primer ganador de una carrera en el mundial de motos eléctricas, pero aparte de eso podemos extraer unas pocas conclusiones más.

Sí, las motos eléctricas hacen ruido

Motoe 2019

Puede que no consuman gasolina, que no berreen como un ciervo en celo o que no corten encendido, pero las MotoE hacen ruido. Son motos eléctricas y su sonido es muy particular, pero sí que son perceptibles auditivamente.

Otra cuestión es que la manera que tienen de sonorizar su movimiento no sea del agrado de los más quemados, pero el zumbido del motor eléctrico, la transmisión, la rodadura, la aerodinámica, la frenada de las Energica Ego Corsa también emite ruido.

Serán ecológicas, pero ofrecen espectáculo...

Motoe 2019 2

Y sí, su sonido puede ser algo tímido en comparación, pero uno de los puntos que más nos preocupaba a todos antes de la primera carrera era si las MotoE serían capaces de entretenernos. La respuesta fue clara porque nos encontramos con un interesante duelo.

Niki Tuuli, Bradley Smith y Mike Di Meglio formaron un interesante trío en cabeza que nos regaló un duelo bastante emocionante. Los tres pilotos salieron a ganar y tuvieron un ritmo muy parecido hasta que Tuuli empezó a destacarse.

Pero en la zona trasera también hubo acción. El ritmo más o menos parecido de algunos pilotos y la absoluta igualdad de mecánicas hacen que podamos ver maniobras de adelantamiento en casi cada curva. Vamos, que por ser eléctricas no significa que sus carreras vayan a ser aburridas.

... pero es demasiado breve

Motoe 2019 5

Cinco vueltas. Eso es lo que duró la carrera de MotoE en Sachsenring. Una bandera roja en la sexta vuelta dio por concluida de forma prematura una prueba que, de haberse celebrado al completo habría constado de únicamente ocho giros.

La autonomía de las baterías de las Energica Ego Corsa tiene una capacidad para aguantar unos 15 minutos a ritmo de carrera y permitir que los pilotos vuelvan al paddock, pero esto se traduce en una distancia de carrera irrisoria. Con esta duración no se da lugar a ningún tipo de estrategia de carrera por lo que todos los pilotos salen a cuchillo y donde un error te puede dejar fuera del podio por no haber apenas posibilidad de resarcimiento.

No son especialmente rápidas, aunque hay avances

Motoe 2019 1

Niki Tuuli aparte de ser el ganador de la carrera también fue el poleman del fin de semana. Tomando como referencia sus tiempos nos encontramos con que la pole la consiguió con un registro de 1'27.456, mientas que la vuelta rápida en carrera que también fue suya la marcó con un registro de 1'28.322 en el último giro antes de cancelarse la prueba.

Bien es cierto que durante la carrera los pilotos salieron a pista con un asfalto alemán húmedo, pero al compararlo con las motos de combustión más lentas del GP, las Moto3, nos encontramos una brecha notable.

Motoe 2019 4

La pole de Moto3 fue para Ayumu Sasaki con un tiempo de 1'26.135, Can Oncu marcó la vuelta rápida con un crono de 1'26.714. En ambos casos estamos hablando de en torno a 1,5 segundos por vuelta más rápidas para las Moto3, motos con menos de la mitad de potencia y que deben rondar un tercio del peso de las MotoE.

La diferencia es abismal, pero esta brecha se debería ir cerrando poco a poco. De hecho, en los entrenamientos de pretemporada que se celebraron este invierno en el Circuito de Jerez, las MotoE con Eric Granado como el piloto más rápido se quedaron a 3,7 segundos del registro de Jaume Masiá.

El peso tiene consecuencias

Motoe 2019 3

Las motos eléctricas de MotoGP tienen una potencia aproximada de 160 CV y un descomunal par motor de 200 Nm disponible desde 0 rpm, por lo que sus prestaciones deberían estar a la altura de una Moto2... más o menos. La gran diferencia se encuentra en el peso.

Las MotoE arrojan sobre la báscula una cifra aproximada de 240 kg en canal, mientras que el reglamento marca para las Moto3 un peso del conjunto moto-piloto de 152 kg y para las Moto2 de 217 kg. Una MotoE más el peso del piloto se puede poner fácilmente en los 300 kg, casi 100 kg de diferencia.

Motoe 2019

Dejando al margen el impacto que este peso tiene sobre los tiempos por vuelta, la primera carrera de MotoE fue el ejemplo perfecto de lo que ocurre cuando se corre con motos con este diferencial de peso y prestaciones más o menos próximas.

Con neumáticos Michelin, suspensiones Öhlins y pilotos de talla mundial, la entrada a curva de estas motos eléctricas no es precisamente lenta. Lorenzo Savadori cayó al suelo en la sexta vuelta en un arrastrón sin consecuencias físicas para el piloto, pero sí bastante graves para su montura y, sobre todo, para las protecciones de Sachsenring.

En la caída de Savadori pudimos comprobar que la física no perdona, y que cuando una moto de 240 kg pierde el control se convierte en un proyectil considerable que, en su caso, empezó a dar vueltas hasta impactar contra uno de los airfence del trazado alemán. La protección reventó y acto seguido empezó a salir algo de humo de la moto del italiano. El problema no llegó a mayores, pero con una protección fuera de juego el reglamento ordena que la carrera ha de cancelarse: bandera roja y victoria para Tuuli. Ok.

Pero la cuestión no acaba aquí. Si una caída limpia se convierte a la primera de cambio en una bandera roja nos empiezan a asaltar dudas. La primera es que si a poco grave que sea la caída las MotoE corren riesgo de incendio, trayéndonos el recuerdo imborrable del Epaddock reducido a cenizas en Jerez. El incendio de un vehículo eléctrico puede tardar horas en extinguirse, por lo que podría dar al traste con toda la programación de un Gran Premio.

Motoe 2019 1

La siguiente es aún más preocupante y es que el comportamiento impredecible de estas motos puede suponer un riesgo grave en caso de caída. Una moto que golpea a otro piloto, un atropello o un simple lance de carrera se puede convertir en algo mucho más grave.

Y claro, esta situación es difícilmente atajable porque si queremos carreras con un mínimo de emoción y de duración, hay que usar baterías de tamaño XL, así que o se mejora mucho la tecnología de almacenamiento de energía o los pilotos de MotoE seguirán corriendo sobre lastres con ruedas.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir