Publicidad

Los simuladores de conducción de moto serán algo más que videojuegos si esta patente se hace realidad

Los simuladores de conducción de moto serán algo más que videojuegos si esta patente se hace realidad
6 comentarios

Los simuladores de conducción de moto necesitan evolucionar y tal vez la patente de VI-Grade sea una muestra importante de lo que llegará en un futuro próximo. Una revolución en este campo que permitiría simular las fuerzas que se ejercen sobre la máquina y, no menos importante, sobre la persona que la conduce.

Varios brazos articulados, arneses y cables son solo una parte de lo que supondría un dispositivo muy interesante para los fabricantes de motos y, por qué no, para los pilotos de carreras.

Objetivo: recreación fiel de la conducción sin salir al circuito

Simulador Moto Vigrade Patente 2021 2

Cuando vemos simuladores de moto en realidad siguen estando muy limitados en inclinación y recreación de fuerzas, principalmente en las que vive un motorista cuando conduce. Y por muy evolucionados que estén estos dispositivos para coches (que todavía necesitan mejorar), si hablamos del sector de las dos ruedas todavía está unos cuantos pasos por detrás.

Cierto es que la moto tiene bastantes más 'problemas' (o retos) en cuanto a la simulación se refiere y hasta ahora lo que conocemos se limita bastante a lo que serían videojuegos o conceptos algo más avanzados con los que los pilotos practican en un circuito virtual, no mucho más allá de recordar trazadas y memorizar curvas.

Y aquí es donde entra en juego la importancia de empresas como VI-Grade, que ha patentado un dispositivo con multitud de brazos articulados y puntos de anclaje para la moto y el conductor que pasarían a profesionalizar todavía más el uso de máquinas como ésta.

Simulador Moto Vigrade Patente 2021 1

Los ángulos de inclinación dejarían de tener una limitación tan obvia y en todo caso los arneses conectados al motorista se encargarían de transmitirle las sensaciones y fuerzas derivadas de la posición y velocidad que se estén recreando. Por tanto estaríamos hablando de un salto de nivel no solo en complejidad sino también en resultados, que permitiría a los pilotos profesionales entrenar bajo techo con un realismo mucho mayor.

Por no hablar de que los fabricantes podrían encontrar en el simulador de VI-Grade una zona de desarrollo o prueba de las motos con las que estén trabajando, sin que haya que salir a rodar a asfalto en muchos casos o incluso cuando las condiciones climáticas no lo permitan.

Desde luego no tiene mala pinta pero todavía no es más que una patente.

En Motorpasión Moto | Tito Rabat y el eterno debate sobre el nivel de un piloto de MotoGP respecto a los de Superbikes

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio