Radialman es un villano que destruye radares. Los italianos lo aplauden como un héroe y hasta la policía empatiza con él

Radialman es un villano que destruye radares. Los italianos lo aplauden como un héroe y hasta la policía empatiza con él
2 comentarios

Son hechos aislados que no dejan de llamar la atención, pero últimamente parece que hay demasiados ciudadanos enfadados con los radares. En consecuencia, han decidido jugar la carta de tomarse la justicia por su mano.

El último "héroe", como ya le tildan en las redes sociales, es un italiano llamado 'Fleximan'. Radial en mano, ya ha derribado ocho radares en todo Italia, es aclamado por ello, y su conducta ilegal ha sido tomada como ejemplo para otros ciudadanos, que han hecho lo mismo. Ahora los 'Fleximan' son una banda en toda regla.

La policía le llama "criminal", pero aprovecha para denunciar el uso del radar

Fleximan 2 2024

En verdad, esta persona anónima se hace llamar 'Fleximan', cuya palabra viene de 'flessible de taglio', lo que en nuestro idioma conocemos  como sierra radial.

El 5 de enero de 2024 'Fleximan' daba uno de sus últimos golpes, el octavo en seis meses. En Rovigo, esta persona oculta bajo el anonimato por motivos obvios, actuó tirando un radar con una radial a las 21.30 horas mientras era grabado por las cámaras de seguridad. Pero le daba igual.

Y así, con siete más desde el pasado 18 de mayo de 2023, primera vez que entró en acción. Naturalmente, eso enfadó a las administraciones locales, que elevaron la voz y denunciaron la ilegalidad.

Sin embargo, la opinión pública tomó otros derroteros, y prefirió apoyar al protagonista de la radial. En Italia, medios locales atestiguan cómo muchos celebran sus actos vandálicos, llamándole "héroe", incitándole a "venir a nosotros" e incluso elevándolo a la categoría de justiciero. No hay más que leer el viral post de encima de este párrafo.

La cosa tomó un tinte tan positivista ante 'Fleximan' que hasta los sindicatos de policía refutaban en cierta parte la teoría detrás de cortar los radares: "Con demasiada frecuencia, con la excusa de la seguridad vial, las administraciones municipales y provinciales han hecho que los radares parezcan hongos".

Los policías denunciaban que les obligan a "colocar los radares en los lugares más dispares, excepto donde realmente se necesitan, más para reponer las arcas de sus cuerpos que por un deseo real de reducir los accidentes de tráfico".

Radialman 2 2024

Sí, llaman a 'Fleximan' "criminal", pero siendo conscientes de que "esta aprobación popular sirva para hacer reflexionar a determinadas administraciones sobre el uso y abuso de determinadas herramientas, así como sobre el uso correcto de la policía local, que merece algo mejor".

Lejos de erradicar la conducta, se ha multiplicado. Ha pasado a ser una "moda" en el país, y en consecuencia, han derribado otros once radares en todo el país. Para solidarizarse con su ídolo utilizan el mismo método, radiales para derribar los radares.

La policía ya lo llama "fenómeno de emulación", pero la opinión pública sigue apoyándolo fuertemente: "No sé quién eres pero mereces un monumento", y hay quienes piden incluso "una medalla para estas personas".

Temas
Inicio