Una marca de motos china ha patentado una nueva suspensión con inteligencia artificial que podría cambiarlo todo

Una marca de motos china ha patentado una nueva suspensión con inteligencia artificial que podría cambiarlo todo
1 comentario

La evolución tecnológica de las motos está llegando a límites desconocidos. Ya no son solo las marcas europeas y japonesas las que llevan la delantera en el tema; los chinos se han unido a la emergente y ruidosa carrera por tener motos más completas tecnológicamente hablando.

La última invención llega desde allí por parte de CFMoto. Quieren poner a sus trail una cámara y una inteligencia artificial para que lean el terreno y adapten la suspensión en función de cómo sea. Y eso es alguien que nadie había hecho hasta hoy.

Como la suspensión semiactiva ajustable electrónicamente, pero mejor

Cfmoto Radar 3 2024

La llegada en su día de la suspensión semiactiva ajustable electrónicamente fue un pelotazo que hoy en día ya es prácticamente imperdonable en cualquier moto de alta gama. Pues los chinos han llegado para mejorar y superar ese sistema.

Lo quiere hacer CFMoto, que nos deja al descubierto su última idea en una patente revelada por Cycle World. Lo que vemos es un sistema cuya cámara frontal capta imágenes de la carretera y las manda analizar a una computadora por inteligencia artificial, que las interpreta y determina las irregularidades del terreno.

Cfmoto Radar 1 2024

Consecuentemente, la computadora manda ajustar la suspensión. Todo esto en marcha, sin parar y en una milésima de segundo. No deja de ser una idea ya funcional y existente en la industria del automóvil: Mercedes y Nissan patentaron sistemas así hace ya unas cuantas décadas, pero jamás se había visto en una moto.

Lo que sí se utiliza en las motos son las suspensiones semiactivas, pero cuyo funcionamiento difiere, ya que utiliza sensores de la propia suspensión para monitorear los cambios ejecutados a través de una computadora.

Cfmoto Radar 2 2024

La configuración que pretende emplear CFMoto aparece ilustrada sobre una 1250 TR-G, un modelo de altas prestaciones pero que solo existe en China y se utiliza por la policía. Curiosamente, su motor es una evolución del KTM LC8 (CFMoto y KTM son socios), y viene plagada de tecnología, como su colosal pantalla de 12,3 pulgadas. Igualmente, la idea sería aplicable a cualquier moto moderna de la marca.

Lo explican los propios chinos en su patente: "La cámara capta la información de la carretera y transmite la información al controlador, que controla los amortiguadores delanteros y traseros para ajustar su respectiva amortiguación". Luego detallan los pormenores del sistema, conformado por actuadores, válvulas ajustables, etcétera.

Temas
Inicio