Publicidad

Dile adiós al sueño americano, EBR Motorcycles echa el cierre (otra vez)
Industria

Dile adiós al sueño americano, EBR Motorcycles echa el cierre (otra vez)

Publicidad

Publicidad

Sólo ha pasado poco más de medio año desde que en el mes de mayo de 2016 EBR Motorcycles se pusiera manos a la obra de nuevo y volviera a ofertar sus deportivas y naked en el mercado estadounidense. Fue gracias al apoyo de un nuevo inversor que reflotó la compañía después de la salida de Hero MotorCorp, pero por lo que parece no ha sido ni de lejos suficiente.

A partir de la próxima semana, antes incluso de empezar el mes de febrero, EBR Motorcycles cesará la producción de sus peculiares motocicletas hasta nueva orden. Lo que necesitan en esta ocasión es lo mismo de siempre: un nuevo inversor dispuesto a hacer despegar la marca. Algo que se antoja muy complicado a estas alturas.

Liquid Asset Partners no ve resultados

Ebr Black Lightning

Según Liquid Asset Partners, quien puso el dinero para el relanzamiento, la decisión que han tomado sobre EBR Motorcycles se debe a las dificultades que está teniendo la compañía para encontrar nuevos distribuidores con los que incrementar las ventas. Unas ventas que están muy por debajo de los objetivos que se habían propuesto, pero seamos sinceros. No puedes vender mucho de algo que no ha llegado a resultar atractivo en ningún momento.

El mayor problema de EBR es la falta de ideas, o de recursos para desarrollar esas ideas. Nos prometieron un nuevo modelo, y lo único que encontramos en el EBR Black Lightning fue un refrito, una EBR 1190RX con manillar ancho y pintada en color negro que puedes ver sobre estas líneas.

El comunicado oficial reza lo siguiente:

Una combinación de escasas ventas y un entorno donde empresas potentes del sector han anunciado su cierre o cese de producción han supuesto una magnificación de los retos a los que EBR se ha tenido que enfrentar.

Ebr 2

Con esta frase tan poco concluyente y que hace poco más que echar balones fuera, EBR vuelve a colgar el cartel de cerrado y se le presenta un futuro realmente incierto. La marca se ha salvado ya varias veces de la desaparición, y con cada nuevo cierre se hace más complicado que puedan recuperarse o encontrar un nuevo inversor solvente.

Por su parte, EBR Motorcycles se ha apresurado a asegurar que mantendrá en vigor todas las garantías sobre las motocicletas vendidas, así como el soporte necesario de mecánicos y recambios para no dejar colgados ni a los clientes ni a los distribuidores. Aunque en realidad esto es a lo que les obliga la ley, si EBR no cuenta con recursos propios y Liquid Asset Partners retira su apoyo a la marca, habrá que ver si pueden mantener su palabra.

063014top I

Es imposible desearle ningún mal a alguien como Erik Buell, pero si ponemos dos dedos de frente en todo este asunto veremos que si bien no es una persona que tienda a acomodarse precisamente, hay algo que falla en toda esta historia. Los planes de EBR pasaban por el lanzamiento de una nueva plataforma media más asequible y que disparase las ventas de las motos americanas, arrastrando con ellas posteriormente una mayor demanda de sus motos de alta cilindrada. Pero no ha llegado.

De hecho, la escasa demanda de las motos del antiguo socio de Harley-Davidson quedan patentes al ver que desde el 1 de marzo de 2016 cuando retomaron la producción, aún quedan unidades paradas en las instalaciones de EBR Motorcycles esperando para su venta. O no hay clientes, o los clientes que hay no pueden acceder a las motos.

EBR

Una red de distribución muy limitada podría tener la culpa de las escasas ventas, pero si hubiera una demanda real que no está siendo atendida por falta de distribuidores autorizados, se podrían haber habilitado otros canales de venta. Incluso fabricar bajo demanda mediante reservas vía internet.

Para presentar una Superbike alternativa y venderla bien tienes que hacer mucho más que pintarla con la bandera de las barras y estrellas. Por muy patrióticos que sean los americanos saben que el producto de EBR Motorcycles ni se vende igual de bien, ni tiene los mismos logros deportivos (de hecho su participación en WSBK fue todo un desastre), ni tiene un entramado logístico detrás comparable. Es diferente, sí, pero genera muchas dudas.

EBR

En cualquier caso, Liquid Asset Partners parece haberse cansado de soltar dinero sin ver resultados. Bien es cierto que seis meses es un plazo muy limitado para poder evaluar el funcionamiento del negocio, pero EBR tenía ya todo el entramado industrial para ponerse manos a la obra y sólo preocuparse de producir y vender motos.

Por enésima vez nos plantamos ante la mismas preguntas. ¿Este es el último capítulo en la historia de Erik Buell como fabricante de motos o conseguirá el apoyo financiero necesario para lanzar su marca hacia el eterno sueño de la superbike americana? ¿Vendrá el Presidente Trump a salvar a las marcas americanas con sus ideas?

En Motorpasión Moto | Presidente Trump, ¿y qué va a pasar con las motos en Estados Unidos? En Motorpasión Moto | Otro sueño americano que se acaba: Polaris Industries pone en venta a Victory Motorcycles

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir