Publicidad

Mal camino lleva EBR, la esperada Black Lightning es más de lo mismo

Mal camino lleva EBR, la esperada Black Lightning es más de lo mismo
6 comentarios
HOY SE HABLA DE

Hace unas pocas semanas anunciábamos que EBR estaba trabajando en unos nuevos modelos de cara al año 2017 y una familia más asequible para 2018 sobre una nueva base más asequible que acercase al gran público las motos americanas. Pues bien, ya sabemos cuál una de sus creaciones, un producto que sigue estrictamente las tendencias del mercado.

Con las ventas de motos deportivas en mínimos históricos, la EBR Black Lightning será la siguiente incorporación en el catálogo de Erik Buell. Por desgracia, los diseñadores no se han comido mucho la cabeza y lo que presentan no es más que una 1190RX decorada completamente en negro y con una altura un poco más baja que el modelo original.

Para ser justos, hay más cambios que los simplemente estéticos con algunos retoques en el motor bicilíndrico de la deportiva que hacen más utilizables sus 185 caballos para sus nuevas misiones como naked de manillar ancho y unos desarrollos más cortos harán más excitante su conducción. Fuera carenado, manillar alto, estriberas bajas y un asiento más bajo en opción, por lo demás es idéntica a la 1190RX.

Ebr Black Lightning1

La presentación oficial de la Black Lightning tendrá lugar a partir del viernes de esta semana en el International Motor Show de Long Beach, y la llegada a los concesionarios está prevista para la primavera de 2017.

Para entonces espero que los de EBR ya hayan pensado algo novedoso para esa nueva plataforma que están comentando y que llegará en 2018, porque en lo que es esta Black Lightning no se han comido mucho la cabeza ni ofrecen nada demasiado distinto a lo que ya tenían antes.

Sólo confío en que si finalmente se atreven con la rumoreada trail 1190AX no siga el mismo camino que la Buell Ulysses en su día que, si me permitís la licencia, era un penco de moto.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios