Compartir
Publicidad
Publicidad

Carretera de doble sentido, limitación a 90 km/h, da lo mismo el arcén

Carretera de doble sentido, limitación a 90 km/h, da lo mismo el arcén
Guardar
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Parecía que con la vuelta a los 120 km/h en las autopistas y autovías de este país la DGT iba a dejar tranquilos de una vez los límites genéricos de las vías. Pero con un 75% de accidentes mortales en vías de doble sentido no parece buena idea dejar que pase el verano y la legislatura sin meter la mano en esa terrible estadística. Aunque todavía estamos en el periodo de estudio de la medida, podríamos ver a finales de este mismo verano bajar la velocidad genérica de las vías de doble sentido a 90 km/h. La idea también va por la senda de simplificar la actual legislación en la que se permite rodar a 100 km/h en una vía de doble sentido si esta cuenta con un carril de más de 1,5 m de ancho.

Nuestro estimado Sr. Pere Navarro ha explicado que cuando se decida imponer esta limitación se hará un esfuerzo extra para que todas las carreteras implicadas cuenten con la señalización adecuada. Desde la Asociación Estatal de Víctimas de Accidentes de Tráfico aplauden la medida como una forma de limitar los accidentes, ya que tienen claro que la velocidad inadecuada es causa de muchos de los accidentes que se producen en este tipo de vías.

Centrándonos en nuestro mundo de las dos ruedas, en el que muchas de esas carreteras tan queridas y apreciadas por nosotros son vías de doble sentido con mayor o menor arcén, esta medida puede suponer un nuevo semillero de multas para aumentar la recaudación de la administración. Porque hay que reconocer que en esas carreteras nadie circula a esa velocidad. Aquí hago un inciso porque en el articulo de Esteban en Circula Seguro hace un comentario que me parece muy acertado:

Lo importante no es la velocidad sino el riesgo asumido. Es el riesgo asumido el que lleva al límite a las situaciones, y no siempre es mi propio riesgo sino que es el riesgo en conjunto, el de todos. Si me toca a mí chocar frontalmente contigo porque tú has asumido un riesgo excesivo, será eso lo que me mate.

También coincido con Esteban que el problema no es la velocidad en exclusiva, pero si que es la parte mas sencilla de atacar, porque los otros argumentos de la ecuación son los objetos al borde de la vía, el estado de la misma, o incluso las condiciones físicas y mentales del conductor y el estado del vehículo. Así que mientras no se inventen el coche que conduzcan ellos por todos nosotros vamos a tener que seguir “padeciendo” este tipo de limitaciones de quita y pon que lo único que hacen es aumentar la incertidumbre de los que conducimos a diario con el carnet sacado hace unos cuantos años. Se acerca el momento en el que ni con una Vespa de hace cuarenta años, que es capaz de rodar a 90 km/h como máximo, estaremos libres de una multa por exceso de velocidad. Vivir para ver.

Vía | Circula Seguro; Motorpasión
Foto vía | Gatho

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos