Compartir
Publicidad
Publicidad

Canjamoto Scorpion: ¿hace un bóxer turbo?

Canjamoto Scorpion: ¿hace un bóxer turbo?
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Qué se puede hacer con el motor bóxer de una BMW 1200R? Esa pregunta que mi compañero Morrillu se hacía el otro día viendo la Demonstener D1200R se me quedó grabada, y tenía pendiente traer la respuesta: ¡mucho más! Y es que me hizo recordar un modelito que me dejó con la boca abierta hará como dos añitos que supe de él, y todavía lo sigue haciendo: la Canjamoto Scorpion. Para los curiosos, el nombre de la pequeña factoría sita en Toronto viene de Canadian Jaimaican Motorsports.

Richard Minott también de Toronto, se inspiró para su aspecto en la BMW R1100S y la Suzuki TL1000R dos motos que adora, y cuyo gusto comparto. Dos motos que si miramos la Scorpion desde varios ángulos apreciaremos detalles que nos recuerdan a ellas, pero lógicamente en unos rasgos más agresivos. Pero para agresivo el motor el cual se me antoja que supera notablemente a la Demonstener D1200R: el bicilíndrico bóxer de 1.170 cc fue turboalimentado, para rendir los 160 CV para 186 kg que pesa la criatura.

Una vez comentado que el motor es turbo, ya se encuentra explicación al diseño envolvente y más voluminoso de toda la parte del depósito. Un turbo es horrible a la vista, y en las motos más. Por lo que ya vemos que Minott se las apañó bastante bien para que esté, pero dejando sentir su presencia únicamente en el aspecto que importa, el incremento de prestaciones del motor. Prestaciones a las que ayuda el contenido peso de la moto, pues recordemos que una BMW bóxer fácilmente rebasa los 200 kilitos, pero la Scorpion con la correspondiente dosis de fibra de carbono y uso de materiales

Tampoco se puede obviar el buen trabajo hecho por el voluptuoso colín, con todo bien integrado incluída la doble salida de escape lateral. Deberían de tomar buena nota los fabricantes generalistas que parece que la gran mayoría no encontraban silenciosos de la talla de sus modelos.

canjamoto-scorpion-500px.jpg

Seguro que alguno pensará este hombre tuvo que tener la inspiración para el motor fumándose algo bueno de Jamaica y de ahí el nombre. Pues va a ser que no, aunque yo también lo pensé lo confieso. Pero la referencia a Jamaica en la marca que precede al nombre del modelo viene por la ascendencia indígena de Richard Minott, especialmente por su padre que parece ser que en su juventud llegó a ganar un concurso artístico precisamente en Jamaica. Además que el resultado tiene su historia: lo realizó en tres meses hace tres años, pero lo tenía en mente desde 1993. Parece ser que Minott finalizando sus estudios en Ontario ya tenía sueños húmedos con la bóxer de sus sueños.

A este post le falta un vídeo. Y me da mucha rabia no haber encontrado ni un vídeo de este monstruo en movimiento. Porque no debe rodar nada mal en circuito, pesando menos de 200 kg mientras mantiene una buena parte ciclo: la suspensión Telelever delantera, y el monobrazo con transmisión y suspensión integrados, Paralever. Pero especialmente me gustaría ver un vídeo por el sonido de ese bóxer turbo y su aceleración, que deben ser impresionantes. Aunque para soñar y deleitarse no hace falta ni eso...

Sitio oficial | Canjamoto

Más información | SPEED.tv y Diseno-Art

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos