Brad Pitt presume de conducir la moto más cara del mundo en su nuevo anuncio de De’Longhi

Brad Pitt presume de conducir la moto más cara del mundo en su nuevo anuncio de De’Longhi
3 comentarios

De Brad Pitt sabemos muchas cosas, sobre todo como actor y de su vida personal en la que estuvo durante mucho tiempo con otra estrella de Hollywood como Angelina Jolie. Sin embargo, poca gente sabe que el multimillonario actor es un gran amante de las motos.

En más de una ocasión se le ha podido ver con alguna dándose un paseo por Los Ángeles. Y no es de extrañar teniendo en cuenta que es poseedor de una gran colección de motos entre las que destaca la que hoy os traemos. Se trata de la Street Tracker Ecosse, un vehículo exclusivo personalizado por el prestigioso Roland Sands, que cuesta la friolera de 300.000 dólares (unos 254.000 euros al cambio).

Street Tracker Ecosse: elegancia y exclusividad hecha moto

Ecosse Rsd 002

En el nuevo anuncio de Brad Pitt la protagonista ha pasado de ser una máquina de café a una moto. Y es que el actor americano ha utilizado para su comercial una de las joyas que atesora entre su colección de motos. Se trata de la Street Tracker Ecosse, una exclusiva motocicleta creada por Roland Sands, en la que se mezclan materiales como el titanio o la fibra de carbono en su construcción.

Quizás eso es lo que la ha llevado a considerarse una de las motos más caras del mundo. De hecho, cuando Brad Pitt la adquirió en 2012 tuvo que desembolsar 300.000 dólares (254.000 euros). Una cantidad que se justifica por la exclusividad del modelo (solo se fabricaron una docena de ellas), los materiales de su construcción y la reputación del especialista que la preparó.

Ecosse Rsd 006 678x381

Sin embargo, esta moto guarda más secretos, y es que en realidad está basada en una moto producida en 2009 perteneciente a un grupo norteamericano conocido como MotoWorks. Esta empresa creó en su momento una especie de Ducati Monster multivitaminada con materiales tan locos y tan caros como el titanio (con la dificultad que tiene trabajar con ese material) o la fibra de carbono.

Para moverse, esta increíble moto utiliza un enorme motor bicilíndrico en V de casi 250 CV de origen Harley Davidson al que va unido un sistema de embrague girado para conseguir una mayor distancia al suelo. Como podéis comprobar todo estaba pensado para su disfrute. Sin embargo entre 2018 y 2019, Brad Pitt buscó algo de comodidad y la convirtió en una Flat Track.

Ecosse Titanium
La MotoWorks Ecosse es la moto en la que se basa esta Street Tracker Ecosse

Para ello recurrió al especialista Roland Sands que la transformó por completo en lo que ahora vemos. Para hacerlo, sustituyó su carrocería por una nueva de aluminio, la suspensión delantera la cambió por una más convencional de marca Öhlins y creó una nueva frenada para el tren delantero con un único disco lobulado con pinza axial de cuatro pistones y bomba radial marca de la casa.

Sus faros, el manillar, el asiento y las ruedas también se sustituyen en pos de la comodidad y el posible uso diario que con el antiguo diseño no se podía llevar a cabo. Tras estos cambios, la receta ha sido tan explosiva y única que se nos cae la baba de admirarla.

Si queréis escuchar cómo suena esta preciosidad de moto, aquí os dejamos el vídeo. No sabemos si con esta campaña Brad Pitt venderá muchas máquinas de café pero de lo que estamos seguros es que a los amantes de las motos nos ha conquistado con su buen gusto a la hora de preparar una moto.

En Motorpasión Moto | Probamos el BMW C 400 GT: un scooter premium para el carnet A2 que mejora en motor y le sigue faltando espacio de carga | La hazaña de las hermanas Van Buren: un viaje en moto de 9.000 km por la igualdad y el feminismo en 1916

Temas
Inicio