Ducati Streetfighter 848, prueba (valoración, vídeo, ficha técnica y galerías)

Síguenos

Ducati Streetfighter 848

Hoy vuelve a ser lunes, un triste lunes. Estamos de nuevo en las calles de Madrid, pero en esta ocasión desamparados, volvemos a ser simples viandantes y andamos como pollo sin cabeza buscando un medio de transporte público que nos lleve de vuelta al extrarradio. Hemos sido despojados de la Ducati Streetfighter 848, y bajo una de las muchas marquesinas que pueblan las calles de la gran ciudad, entre tanto sentimiento de pena, recordamos lo que ha pasado durante una semana y otra sonrisa se vuelve a dibujar en la cara.

Ducati Streetfighter 848

La sensación que tienes al pasar un tiempo separado de la Ducati Streetfighter 848 es de cierto síndrome de abstinencia. Pensar en el vacío que te deja y lo divertida que es la vida agarrando su manillar es lo único que te ocupa hasta que consigues hilar cualquier excusa para retomar la relación con esta italiana. Salir a hacer recados, ir a trabajar o de visita a casa de un pariente cansino se torna en una actividad de ocio y que, hablando en plata, nos joderá que termine. ¿Solución?, encadenar misiones de máxima urgencia para pasar el mayor tiempo posible fardando en los semáforos y terracitas con la musculatura de las angulosas formas que nos envían desde Borgo Panigale.

Teniendo en cuenta que el modelo del que deriva esta streetfighter no es precisamente una moto turística, sino una deportiva de pura cepa, sorprende la facilidad con la que los kilómetros pasan sin que acusemos un cansancio mayor que en otros modelos del mismo corte.

Ducati Streetfighter 848

Evidentemente no es una moto pensada para pasar largas jornadas surcando el horizonte por las autopistas y, aunque quieras mirarla con buenos ojos por que te tenga enamorado, hay que reconocer que el chasis es rígido, las suspensiones muy deportivas y el asiento con un grado alto de dureza, pero lo que te cansa no es nada de esto sino el esfuerzo titánico que hay que hacer para conservar la cordura.

Mantener el ritmo legal en carretera en sexta velocidad con el motor girando a unas 3.000 o 3.500 revoluciones es bastante desagradable debido al bache de potencia del que hablaba anteriormente, y engranar una marcha inferior automáticamente enciende la idea en nuestra mente de hacer rugir el Testastretta.

Ducati Streetfighter 848: naked polivalente de día, deportiva de noche

Ducati Streetfighter 848

El mercado de las naked medias está siendo copado lo mires por donde lo mires, encontrando desde utilitarias sencillas hasta deportivas despojadas de sus vestiduras, pero con esta saga Streetfighter que Ducati se ha sacado de la manga han ido un paso más allá. Sí, es cierto, han desnudado a sus superbikes de penúltima hornada, pero además han trabajado en conseguir un diseño musculoso y dinámico sin olvidarse de unas nuevas geometrías que la convierten en una preciosa máquina de hacer curvas con máxima solvencia.

Pasearse por las calles de la ciudad de camino al tedio laboral nos da un plus de ánimo al ver cómo la gente la mira en los semáforos, pero cuidado porque el embrague puede llegar a fatigar el antebrazo izquierdo. Lucir palmito tiene sus inconvenientes, pero sarna con gusto no pica.

Ducati Streetfighter 848

Reconozcamos que no es una moto discreta, llama la atención la mires por donde la mires con ese colín de superbike, el anguloso faro con luces de posición led, el ronco sonido de los escapes que parecen los brazos de un tronista de Mujeres, Hombres y Viceversa y el color amarillo intenso perlado. Pero también tenemos que asumir que los motoristas somos un poco horteras, macarras y nos gusta que nos miren. Hablando del color de la pintura, al principio me pareció bastante cani llamativo, pero ahora os tengo que reconocer que me terminó gustando mucho y es el que mejor luce. La versión en negro me parece extremadamente sobria y la roja, que también recibe tal intenso color en el chasis, me recuerda a una piruleta.

Como buena naked que es nos ofrecerá tanta exposición al viento como control sobre lo que hacemos con nuestras manos sobre su manillar. Tenemos a nuestra disposición una moto polivalente o un cacharro devorador de curvas con hambre feroz. Tengo que confesar que este nicho de mercado en el que habitan motos que podríamos denominar supernaked me parece un tremendo acierto. Muchos buscan una moto que usar todos los días y con la que divertirse los fines de semana, y las naked actuales pese a tener una estética de lo más deportiva suelen hacerse caquita pecar de blandas en uso deportivo. Bien es cierto que como siempre digo no existe moto mala, sino un uso incorrecto.

Ducati Streetfighter 848

En la segunda parte de la prueba decía que esta moto empuja con rapidez pero sin asustar, y ahí creo que reside gran parte de la razón de ser de este modelo. Es cierto que en ocasiones los desarrollos parecen demasiado largos para el propósito de esta Streetfighter 848, pero la realidad es que es muy difícil echar de menos el motor que equipa su hermana de 1099 centímetros cúbicos. En cualquier situación tendremos potencia disponible y ésta será modulable con facilidad sin que nos ponga en aprietos, y si llega a ocurrir será porque vamos más rápido de lo que debemos.

En resumidas cuentas, me ha encantado pese al tacto general duro y la tosca entrega de potencia. Es una moto muy válida para convivir entre semana y los días libres disfrutar de sus prestaciones incluso entrando a circuito, donde estoy convencido que se desenvolverá a las mil maravillas.

Ducati Streetfighter 848:

  • Motor:
    • Tipo: Motor de gasolina de dos cilindros en uve a 90º, 4 válvulas por cilindro y distribución desmodrómica
    • Cilindrada: 849 cm³
    • Potencia max. dec.: 132 cv
  • Transmisión:
    • Embrague: Multidisco en baño de aceite, de accionamiento hidráulico.
    • Cambio: 6 velocidades
    • Transmisión: Cadena
  • Suspensiones:
    • Delantera: Horquilla invertida Marzocchi 43mm. multiregulable
    • Trasera: Basculante monobrazo de aluminio, monoamortiguador Sachs multiregulable
  • Frenos:
    • Delantero: Doble disco semiflotante, 320 mm de diámetro, pinzas Brembo de 4 pistones, ABS
    • Trasero: Monodisco, 245 mm de diámetro, pinza flotante de doble pistón
  • Dimensiones:
    • Distancia entre ejes: 1.475 mm
    • Altura asiento: 840 mm
    • Depósito de combustible: 16,5 litros
    • Peso en seco: 169 kg
  • Valoración:
    • Motor: 9
    • Estabilidad: 8
    • Suspensiones: 8
    • Frenos: 9
    • Estética: 10
    • Acabados: 9
    • Comodidad del piloto: 7
    • Comodidad del pasajero: 5,5
    • Valoración media: 8,20
    • A favor: comodidad relativa, estética poco convencional, prestaciones deportivas
    • En contra: inercia en frenada, precio para competir contra las japonesas
  • Precio: 13.912 €

Ver galeria completa » Ducati Streetfighter 848 por GCruzado (6 fotos)

Ver galeria completa » Ducati Streetfighter 848 (37 fotos)

Nota: La Ducati Streetfighter 848 fue cedida por Ducati Ibérica. Los gastos de gasolina han sido asumidos por el editor. Para más información consulta nuestra política de relaciones con empresas.

La cámara con la que se han realizado las tomas de vídeo es una Drift HD cedida por Action Cameras. La semana que viene tendréis un análisis que hemos realizado sobre esta cámara onboard que puede ser interesante para quien quiera inmortalizar sus mejores momentos.

Como habréis podido daros cuenta hay algunas fotos con una calidad excelente y una firma en la esquina inferior izquierda, son de mi amigo y fotógrafo profesional Guille Cruzado, quien ha tenido a bien colaborar con Motorpasión Moto para la realización de las fotos de esta prueba. Podéis deleitaros en Flickr con sus fotos deportivas.

Vídeo | Youtube
Cámara | Drift HD
En Motorpasión Moto | En Motorpasión Moto | Ducati Streetfighter 848, prueba (características y curiosidades), Ducati Streetfighter 848, prueba (conducción en ciudad y carretera), Ducati Streetfighter 848, prueba (conducción en autopista y pasajero)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios