Ducati Streetfighter 848, prueba (conducción en autopista y pasajero)

Sigue a Motorpasion Moto

Ducati Streetfighter 848

Como no todo va a ser ocio encima de la Ducati Streetfighter 848, ha llegado el momento de lidiar entre el tráfico rodado con los desplazamientos diarios y de rutina. Cogiendo sus mandos a primera hora de la mañana de camino a un largo día de trabajo la mente se lo toma con mejor humor, a todos nos agrada reducir los atascos a la mínima expresión, pero si encima el tacto general de la moto nos revoluciona las hormonas pues vosotros diréis. Las cosas se ven de otro color, en concreto del amarillo perlado de la carrocería que nos acoge.

Ducati Streetfighter 848: no es una touring, ni falta que hace

Ducati Streetfighter 848

Una vez conseguimos llegar a la velocidad de crucero en carretera nos paramos a pensar si hemos engranado todas las marchas. La respuesta es no, iremos en cuarta o en quinta como máximo, y si engranamos sexta mientras circulamos a una velocidad constante de 100 o 120 kilómetros por hora el tacómetro digital marcará que rondamos las 3.500 revoluciones por minuto. Justo a ese régimen como os comentaba en un post anterior de la prueba existe un bache en la entrega de potencia acompañado de un traqueteo que nos va a incomodar en el momento que necesitemos un oportuno toque de gas.

El consumo a estas velocidades baja de los 6 y pico litros que nos gasta en conducción deportiva a unos 5 litros a los cien. No es muy gastona, pero como todo en esta vida, podría estar mejor. Hay que ser conscientes también de que su motor no está pensado para tener consumos superajustados, sino para entregar la mayor potencia disponible en una amplia gama de revoluciones. De momento no veo yo una de estas motos con Stop&Start, pero con unos 14 litros sin contar la reserva, habremos recorrido cerca de 250 kilómetros.

Ducati Streetfighter 848

Retomando el tema de los desarrollos creo que no habría estado mal que adoptase un diente menos en el piñón de ataque para que las marchas fueran más cortas. Ni siquiera la primera es corta, todo lo contrario, preferiría poder cambiar a segunda circulando a baja velocidad que ir en primera cuando el tráfico se densifica y las circunstancias no nos permiten circular a más de 20 o 30 kilómetros por hora. Pero ahora estábamos hablando sobre los desplazamientos por autopista, así que volvamos al tema, que me distraéis.

Si esta Ducati Streetfighter 848 fuera mía (ya te gustaría chavalote) regularía las suspensiones con un tarado más permisivo en el día a día, no es que sea algo de primera necesidad, pero un poco más de confort en asfaltos ondulados no estaría nada mal. Además, estoy convencido de que poniendo un poco más blandos los settings, con mi peso pluma de 65 kilogramos, no habría problemas al apretar el ritmo en zonas de curvas.

Ducati Streetfighter 848

Las de las suspensiones serán las pocas pegas que podría poner a esta moto en autopista, porque la verdad es que me sorprendió muy gratamente lo cómoda que resulta en trayectos largos. La primera impresión del asiento es que es duro, y que salvo que aprietes las rodillas contra el chasis no tienes dónde apoyarte con ellas al ser tan estrecha, pero nada más lejos de la realidad. El trabajo ergonómico realizado por los ingenieros italianos es excelente y, si no te dedicas a circular muy por encima de los límites de velocidad, el paso de los kilómetros es muy llevadero.

Como dije en la primera parte de la prueba la protección aerodinámica es prácticamente nula, y el único cobijo que podemos encontrar es recostándonos mucho sobre el depósito, pero tampoco es recomendable porque las manos nos quedarán muy altas y la espalda curvada. Además, simplemente no es necesario siempre y cuando circulemos dentro de la legalidad. Hay que tener contenta a María Seguí.

Ducati Streetfighter 848: para pasajeros valientes

Ducati Streetfighter 848

Por un lado hemos dicho que es una naked pura sin protección aerodinámica alguna, y por otro que hereda el conjunto de asiento y colín directamente de su prima circuitera, así que la ecuación es sencilla. El pasajero se tiene que subir al segundo piso, un acceso al pequeño y duro asiento nada sencillo para gente por debajo del metro setenta. Una vez arriba la posición no es tan radical como en las deportivas porque las estriberas están colocadas un poco más abajo y al ir el piloto algo menos tumbado se puede apoyar ligeramente.

Circular por ciudad sin llegar a velocidades superiores a los 60 kilómetros por hora está dentro de lo soportable. El aire no molesta, no hay fuertes transiciones de peso y el acompañante tendrá una perfecta visión de la ciudad circulando entre el tráfico urbano al poder mirar por encima de nosotros. Así que, sí, podréis fardar con las chatis para llevarlas al cine o a tomar algo a una terracita, pero siempre que no haya que tomar vías rápidas. En el segundo caso, hacerlo sólo con quienes sean amantes del motociclismo.

Ducati Streetfighter 848

Si decidimos salir a carretera la cosa se complica, y más nos vale que no nos estemos jugando ese día el dormir en el sofá. La brusca entrega de potencia no ayuda a suavizar la incomodidad que siempre producimos a nuestros pasajeros en el momento de hacer los cambios de marcha, así que los besitos en la nuca del casco serán bastante habituales. Una vez llegamos al ritmo de crucero lo mejor es que conservemos la velocidad un poco por debajo del límite de velocidad máximo, o sino provocaremos un dolor de cuello bastante considerable al pasajero.

Mi conclusión con respecto a la vida en pareja sobre esta Ducati Streetfighter 848 es que la convivencia sea a ritmo suave, sin prisas, nada de salir a bajar tiempos. Para lucirnos ya están las terrazas, porque nos podemos sentar delante de esta bella italiana y el trabajo de cortejo lo hará ella sola prácticamente a base de lucir musculatura y poses de chica mala. Todo lo que sea ir a dúo con esta moto será mejor que sea de forma dulce y armoniosa.

El viernes llega la parte final de la prueba donde sacaremos conclusiones de esta Ducati, tendremos un vídeo y galería de fotos.

En Motorpasión Moto | Ducati Streetfighter 848, prueba (características y curiosidades), Ducati Streetfighter 848, prueba (conducción en ciudad y carretera), Ducati Streetfighter 848, prueba (conducción en autopista y pasajero)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios