Compartir
Publicidad

Una victoria dulce que casi se convierte en amarga

Una victoria dulce que casi se convierte en amarga
Guardar
11 Comentarios
Publicidad

Así es como podríamos definir lo que ocurrió durante la celebración del título de Campeón de España de 125cc por parte de Maverick Viñales y de la victoria de carrera de Miguel Oliveira. El joven piloto portugués se encontraba celebrando el triunfo en la última prueba cuando vió como la moto de Johnny Rossell golpeaba a uno de sus compañeros.

No se puede extraer mucho de las imágenes pero parece que se tocó con otro piloto, posiblemente el número 61 que aparece a la izquierda, Andre Pires, y que golpea a su vez a Helde Fernandes (62) en el hombro, pero no lo podría decir con seguridad.

De cualquier forma y por fortuna, el herido fue trasladado al hospital consciente y con una brecha en la cabeza aunque sus lesiones no registran gravedad pero menudo susto para todos los que se encontraban allí. Quitándole un poco de hierro al asunto, hasta el chico de las muletas corría sin ellas cuando vio venir la moto volando, lo que hace el instinto…

Gracias MasR por la pista.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos