Cómo proteger tu moto de ladrones y robos

Síguenos

Cómo proteger de los ladrones

“Si te la quieren robar, te la van a robar.”

Que levante la mano aquel que no le siente como una puñetazo en la boca del estómago la frase que encabeza este artículo. Tan sencillo, cruel y rotundo. Parece que no puedas hacer nada por defenderte, que ni si quiera tienes derecho a hacerlo, como si el robo de motos fuera algo con lo que tenemos que vivir. Te has pasado años para comprarte la moto de tus sueños, el día que te la entregaban no podías dormir y no hay día que ese pequeño vehículo de dos ruedas no te saque una sonrisa. Ella, esa máquina de felicidad y emociones no debería ser tan vulnerable, ¿no crees? Pues bien, hoy intentaremos darte algunos consejos para complicar la vida a esos malnacidos que te arrebatan tus sueños sin más objetivo que el de ganar dinero y así saber cómo proteger tu moto, ella merece terminar su relación contigo cuando buenamente lo decidáis.

Basándome en uno de esos vídeos que hacen en Gran Bretaña se me antojaba útil y hasta necesario compartir esos consejos. Muchos estaréis de acuerdo que el robo es una de las desgracias y lacras que sufre el colectivo motero.

¿Dónde debo aparcar?



En Barcelona se roban 7,3 motos al día

Un error común, y que yo mismo he cometido, es pensar que tenía que esconder mi máquina de cualquier mirada. Como diría los del anuncio: ¡eeeeeeerrooor!. Aparcar tu moto en un sitio oscuro como un callejón sólo estará dando al ladrón una atmósfera idónea para estudiar cómo se llevara tu preciado tesoro. Se recomienda por tanto aparcar en lugares transitados, espacios abiertos con tanta luz como sea posible y, si es posible, cerca de cámaras de seguridad. Por ejemplo, en mi querida Ciudad Real, la zona de aparcamiento de motocicletas situada justo en frente del edificio de la Policía Local suele estar ocupada por motos de toda clase dada la seguridad que da tener a los agentes tan cerca.


Intentan robar dos Ducati 1199 Panigale de día en concesionario

No seas inocente, pensar que no te la van a robar es otro gran error. Es cierto que los robos se producen más allá donde hay más demanda, en las grandes ciudades. Como normal general el caco no decide robarte la moto de buenas a primeras, si no que con anterioridad te ha visto ir al trabajo en ella, se ha dado cuenta de que necesita piezas de tu máquina y te sigue hasta los lugares más habituales. Así sabe cuándo, dónde y con qué medidas de seguridad estará aparcada. No es que te obsesiones con que te persiguen, pero variar tus rutas del trabajo a casa y viceversa pueden librarte de un disgusto, además ser impredecible y no tan cotidiano mantendrá tu mente más ágil. Pon atención especial a furgonetas con dos o más personas en su interior.

¿Cómo puedo colaborar?

Roba una moto y la pone a la venta en Facebook

Quizás habría que diferenciar distintos tipos de robos según su finalidad:

  • El primero y creo más extendido es aquel dedicado casi en exclusiva a robar motos populares como scooters para desmontarlos y, como un puzzle, volverlos a montar más tarde en el extranjero para su posterior venta. Poco puedes hacer contra ellos pues una vez pasadas nuestras fronteras su localización se hace francamente complicada.
  • El segundo tipo sería muy parecido al anterior, pero quedándose en el territorio nacional y centrándose en la venta de piezas. Es decir, una Yamaha R6 del 2005 desaparece en Barcelona y, días después, aparece en la red distintos componentes de esta moto. El vendedor dice que provienen de un siniestro o, también muy común, de una moto de circuito. Pide siempre la documentación de la moto y comprueba que coinciden los números de serie. Una moto de circuito no implica que sea una moto sin documentación alguna. En caso de haber discrepancias contacta con la Guardia Civil, Policía Local o Nacional.
  • Raro pero pasa, los hay que intentarán colocar la moto al completo en el mercado de segunda mano. Nuevamente pide número de matrícula, de serie y comprueba que todo está en orden.

Recuerda siempre que si compras piezas o motos de dudosa procedencia estarás ayudando a que la lacra de los robos nunca desaparezca. Nosotros somos sus clientes y su fuente de recursos, si la honestidad brillara por su presencia los tendríamos bien cogidos por las pelotas orejas.

¿Qué medidas de anti-robos puedo tomar?



Si no candas tu moto, robarla es cuestión de minutos

En este aspecto no hay demasiado que contar, ya conocerás la mayoría de los accesorios que existen para proteger tu moto de los robos aunque vale la pena enumerarlos:

  • Pinzas de disco: un básico para cualquier motorista. Ya hemos visto lo fácil y rápido que resulta romper el bloque de una moto e irte con ella andando. Estas pinzas se anclan al disco delantero de freno impidiendo que la rueda gire, y por tanto, evitar que nadie se la pueda llevar a pie. La calidad del mismo dirá cuanto tiempo aguantará la brutalidad y envites del caco.
  • Cadenas: las cadenas son otro accesorio básico. Uno de sus principales ventajas es que se pueden llevar fácilmente en una mochila en el hueco debajo del asiento y que dan la posibilidad de fijar tu moto a objetos fijos del mobiliario urbano. Podrán cortar la cadena, pero al menos les obligas a utilizar herramientas y a hacer ruedo.
  • Candados en U: otro clásico que normalmente ofrece más resistencia y mejores resultados que los anteriores, también con un mayor precio.
  • Anclajes: nos referimos a los accesorios que permiten anclar la moto al suelo de tu garaje o plaza de aparcamiento. Muy recomendables, necesitarán más tiempo, ingenio y herramientas de lo normal para llevársela.
  • Alarmas: de todos los tipos y calidades, desde las fabricadas en China con lo mínimo hasta las que ofrecen localización por GPS, aviso por SMS o inmovilizador.

Probamos la alarma 986G Steelmate, control remoto para tu moto

Lo mejor que podemos hacer es invertir todo lo que podamos para combinar medidas de seguridad, recuerda lo que pagaste por tu moto. Tener anclada la rueda delantera de la moto al suelo de nuestro aparcamiento a la vez que una cadena la asegura a la columna más cercana es una ventaja. En los casos de cadenas y candados es mejor fijar la moto desde el chasis o el basculante (en ocasiones tienen huecos) a un objeto inmóvil y no desde la rueda, pues es desmontable.

Persuadir, no combatir

La estrategia contra los chorizos no se basa en levantar un fuerte en casa para defenderte cuando hagan su aparición sino en persuadirlos. Se trata de mandar un mensaje claro y conciso: Ladrón, esta moto es difícil de robar y es mejor que busques otra. Esa es nuestra máxima. Por desgracia, la víctima será aquella que más indefensa deje su moto, aunque se han dado casos de todo tipo.

Cinco detenidos y más de cien motos recuperadas en Asturias

Pero ante todo recuerda lo que decíamos, somos sus clientes y su fuente de recursos principal, está en nuestra mano acabar con ellos. Cuando no tengan motos a las que acceder fácilmente más de ellos serán cazados y castigados por la justicia.

Foto vía | Albi
En Motorpasión Moto | Robos

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios