Sigue a

scooter-en-amsterdam.jpg

En la ciudad de la bicicleta por excelencia hay otra manera de moverse y visitarla si el tiempo apremia o vuestra forma física no os acompaña. Como no, esta opción consiste en recorrerla en moto, además con un añadido que nos va a parecer extraño, si eliges alquilar un scooter, no pasar de 45 km/h y lo haces por el centro de la ciudad, sin salir a carreteras principales del extrarradio está permitido hacerlo sin llevar casco.

La primera impresión cuando el dependiente de la tienda donde estaba alquilando la moto me indicó esta posibilidad de circular sin casco, fue la de ilusión por probar una experiencia nueva, pero aun así solicité al dependiente un par de cascos por si nos alejábamos de la ciudad o la circulación hacía necesario el prudente uso del casco.

policia-amsterdam.jpg

Y lo cierto es que, la sensación al salir con el scooter Kymco del taller es la de ”me falta algo” para acto seguido empezar a ver posibles peligros ante una caída tonta en la que sin casco la lesión a la que te expones puede ser importante. Además como en el subconsciente tenemos grabado a fuego que ir sin casco no solo es una imprudencia si no que es ilegal, la siguiente sensación es la de ver a un policía y pensar “Ya me pillaron”. Como podéis comprobar en la foto a los Policías se les ve a distancia en sus Honda VaraderoTransalp.

Otro aspecto muy curioso de la circulación en Ámsterdam yendo en Scooter es que puedes usar el carril bici, con lo que gozas de todas la preferencias de las bicicletas en estos tipos de carriles que además hay por cualquier lugar de la ciudad, incluso en calles peatonales. Los primeros momentos al salir a circular son de desconcierto, te pones en un carril bici o en la calzada y parece que estás en la categoría de Moto2, te pasan por todos los lados y tienes que ir con mil ojos, pero enseguida te acostumbras y terminas por circular con la misma naturalidad que ellos aunque sea a un centímetro del manillar del de al lado.

de-cabeza-al-canal.jpg

Ahora, porque te permitan ir sin casco o por el carril bici, que no te lleve a pensar “todo vale” ya que pese a la gran libertad que hay en aspectos como el aparcamiento o incluso en la velocidad a la que circular sin casco, como se te ocurra tomar una par de cervezas y te sometan a un control de alcoholemia, prepárate para tener un grave problema. Y si vas a un coffee shop mejor ve andando y la moto aparcadita que lo único que puedes conseguir es acabar de cabeza en un canal.

En definitiva toda una experiencia que os recomiendo, recorrer la ciudad en scooter circulando entre bicicletas, coches y tranvías permitiéndote desplazarte de una manera rápida y económica a visitar cualquier lugar, incluso si quieres ir de “escaparates” a alguna zona del Barrio Rojo, no hace falta ni que te bajes de la moto, pero mira hacia delante no te vayas a empotrar.

Os dejo una galería de fotos.

Ver galería completa » En moto por Ámsterdam sin casco (8 fotos)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

10 comentarios