Entrevista a Scott Jones, el fotógrafo que mostró el alma de MotoGP (I)

Sigue a

Álvaro Bautista Assen 2011

Hace una temporada, leyendo algunos de los artículos de David Emmet en MotoMatters, descubrí el que, a día de hoy, es de lejos mi fotógrafo favorito. Y lo es porque no es típico, porque no tener enchufe le llevó a tener que innovar a la hora de fotografiar el mundo del motor. Él es Scott Jones, un estadounidense residente en California que ha conseguido mostrar el alma de MotoGP.

Algunos ya os habréis dado cuenta de que para los artículos de Motorpasión moto he buscado siempre la mejor fotografía disponible. Como muchos, yo soy un aficionadillo más. El caso es que después de encontrarme la misma marca de agua en decenas de fotos espectaculares me picó la curiosidad y me lancé de lleno a explorar esa web. Pasé horas viendo sus galerías, sus colecciones de MotoGP, de paisajes… y particularmente el álbum de retratos de competición. Allí fue donde encontré las fotos más expresivas que había visto en muchos años. Esa galería mostraba un lado desconocido, un lado que muy pocos se molestan en capturar, y entre ellos sólo algunos lo consiguen.

Así, decidí que tenía que hablar con Scott, quería saber cómo lo hacía, qué buscaba, que había visto a través de sus objetivos. Y de esa intención nace esta entrevista dividida en dos partes.

–     ¿Cuanto tiempo llevas trabajando en MotoGP?

Scott Jones: Mi primer Gran Premio con acreditación fue en 2008 en Laguna Seca. En 2009 y 2010 pedí acreditación también para un par de carreras junto a MotoMatters.com. En 2011 recibí mi primer pase para toda la temporada, de nuevo vía MotoMatters, establecido en Holanda. Mi experiencia en MotoGP se puede rastrear siguiendo el éxito de este site. Tuve mucha suerte de andar buscando una oportunidad al mismo tiempo que MotoMatters crecía de forma espectacular.

–      ¿Qué cámara utilizas?

SJ: Uso cuerpos y objetivos Nikon exclusivamente. Llevo conmigo dos cuerpos DSLR y variedad de objetivos desde un gran angular (14mm) al teleobjetivo (500mm).

–      Durante los últimos meses he estado siguiendo tus galerías, no sólo sobre competición del motor. ¿Cuando y cómo decidiste especializarte en competición?

SJ: Mi abuelo me llevo a mi primera carrera de coches cuando tenía cuatro o cinco años, y he estado haciendo fotografía desde que tenía 15. Cuando empecé con esto, la competición era mi tema favorito, pero por supuesto entonces era sólo un hobby, algo que hacía por diversión. Me robaron el equipo cuando estaba en la facultad por lo que durante muchos años no hice fotografía seriamente, sólo fotos de viajes con la compacta.

Cuando por fin me hice con una DSLR hace como cinco años (por lo que pude hacer mejores fotos de mi primera hija), inmediatamente comencé a fotografiar cualquier evento de competición que venía a la zona, lo que incluía MotoGP en Laguna Seca. Lo que me llevó a compartir fotos en Flicker, lo que a su vez lleva a mi conexión con David Emmett en MotoMatters.com. David es de las personas sin las cuales no estaría en MotoGP hoy.

Antelope Canyon

Como dices, no sólo fotografío competición, disfruto también de los lugares más sugerentes de la naturaleza. Es una combinación un tanto rara quizás, pero me siento como en casa en ambos lugares y los encuentro apasionantes cada uno a su manera. He vendido muchas fotografías de paisajes a fans de mis fotos de MotoGP,  pero aun tengo que vender una foto de MotoGp a alguien interesado primero en mis paisajes. ¡Quizá ocurra algún día!

–     Después de viajar alrededor del mundo siguiendo MotoGP o SBK. En tu opinión, ¿cuál es la mejor y peor parte de ser fotógrafo?

SJ: La mejor parte para mi es sin duda estar al máximo nivel del deporte del motor. Todo el mundo que está involucrado ha llegado a lo alto de su especialidad, desde los mecánicos y los ingenieros hasta el equipo, los sponsors, la administración y, obviamente, los pilotos. Estar incluido en este grupo de gente con talento y dedicada es increíble y me inspira a hacerlo mejor en lo que yo contribuyo.

La peor parte es definitivamente estar lejos de mi familia. Tengo una esposa, dos hijas (de siete y dos años) y dos perros. Aunque disfruto mucho de viajar, ver nuevos lugares y conocer gente de distintas cultura, el tiempo fuera de casa es la parte más difícil de llevar de mi trabajo. Es por esta razón por la que voy a ocho o nueve carreras por temporada. Cubrir 18 carreras es mucho viajar, incluso para los que viven en Europa. Algunos de mis compañeros se pasan medio año fuera de casa porque no sólo van a las carreras, sino que asisten a los tests y a otros eventos. Yo vivo en California, por lo que sólo tengo Laguna Seca cerca. Incluso Indianápolis es demasiado, casi 4,000km. Todo lo demás requiere un día de viaje antes de la carrera. Vivir donde vivo también añade un alto coste, y esto es un negocio para mi, por lo que ir a una carrera es una consideración mayor.

Pero principalmente lo que no me gusta es estar fuera. Por ejemplo, mientras estuve fuera dos semanas cubriendo Jerez y Estoril, mi hija de dos años pasó de un vocabulario de 20 o 30 palabras cuando la dejé a más de cien cuando regresé. Pero llegar a casa y tener la sensación de perderme lo rápido que crecen las chicas es difícil. Si aun estoy en MotoGP cuando crezcan, me gustaría hacer una temporada entera, pero no puedo imaginarme haciéndolo hasta entonces.

–     ¿Has tenido alguna vez problemas con seguridad, fans, pilotos u otros miembros del paddock?

SJ: Problemas con seguridad… sí, a veces, por que la gente de seguridad del lugar no está siempre acostumbrada a los procedimientos de Dorna. A menudo trabajan para el circuito, el cual puede albergar muchos y muy distintos campeonatos, cada con sus normas, y a veces son contratados sólo para MotoGP por lo que no saben mucho sobre el trabajo en ambiente de competición. Normalmente tan sólo pretenden hacer un buen trabajo y velar por la seguridad de las personas, pero los pases de circuito dan accesos que les sorprenderían. Así a veces llego al control, enseño mi acreditación pero me deniegan el acceso o tengo que esperar a que pidan consejo por radio. Y a veces me encuentro con alguno al que le gusta sentirse un pez gordo diciendo a la gente lo que pueden y no pueden hacer. Pero la mayor parte del tiempo, la gente de seguridad está bien informada y sçolo desea hacer un buen trabajo, estos problemas son bastante raros.

Fans MotoGP

No he tenido problemas con pilotos, pero intento permanecer lejos de su camino, especialmente en el pit lane. También intento respetar su privacidad tanto como puedo, a pesar de que sea mi trabajo fotografiarles. hay gente que me pide que les consiga autógrafos dado que trabajo cerca de los pilotos. Para mi, es extremadamente no profesional, así con todo mi pesar debo negarme. Los pilotos tienen una demanda de tiempo que la mayoría de la gente no imagina, respondiendo ante sponsors, organizador de la carrera y el equipo. Tiene que hacerse a todo esto y concentrarse en correr. Sí, tienen un salario, uno muy bueno a veces, pero eso no quiere decir que sea más fácil. Así que intento respetar su situación y permanecer como un profesional, especialmente viernes, sábado y domingo. Los jueves pueden ser un poco más informales, y son una oportunidad de charlar si se da la ocasión.

Suele ser divertido conocer a los fans, sólo he tenido unos pocos problemas con ellos. Unos se enfadaron en Silverstone porque me detuve a tomar fotos justo delante de donde se habían sentado ellos. Me dijeron que los fans en la sección del estadio en Jerez pueden ser parecidos, aunque nunca me ha pasado nada parecido allí. Lo peor fue en Assen el año pasado cuando iba de vuelta al media center después de la carrera de MotoGP. Unos cuantos fans borrachos que estaban meando en la valla intentaron golpearme. Y fallaron, así que ahora puedes recordarlo y reírte.

Pero son anécdotas, normalmente son muy simpáticos, y si quieren que les saque una foto y tengo tiempo, estoy encantado de hacerlo. Después de todo, somos fans del motociclismo, si puedo me gustar ayudar a que disfruten del fin de semana. Sin fans, no habría competición que fotografiar.

Carlos Checa Miller 2011

–     ¿Qué buscas cuando enciendes la cámara?

SJ: Siempre busco drama de una forma u otra, una expresión de las emociones en la cara del protagonista o un gesto. En el circuito, los pilotos nos enseñan ejemplos de habilidades espectaculares,  de su don para pilotar al límite del desastre vuelta tras vueltas, y yo intento capturar esos momentos que muestren a la gente ese don. Cuando están en el pit lane o la parrilla o en otro momento que no tenga esa acción, a menudo son también gente muy interesante.
A veces puedo aumentar la posibilidad de fotografiar momentos dramáticos poniéndome en lugares del circuito donde los pilotos se pueden lucir. Unas curvas tienen más potencial que otras.

Pero a veces esos instantes pasan cuando no puedes predecirlos, como Carlos Checa corriendo por el pit lane tras haber ganado una carrera de SBK y después haber dejado su Ducati hincada en el barro. Sólo corrió durante 40 o 50 metros cuanto la afición lo vio y comenzaron a animarle. Luego alzó sus manos y tuve la suerte de seguirle hasta el parque cerrado. Este es el tipo de foto que realmente me gusta, que me encanta poder hacer y enseñar a otros, porque ayuda a ver el lado humano de los pilotos. Cuenta un historia de victoria, vemos sus sentimientos mientras va de vuelta cubierto de barro tras haber ganado.

–     ¿Cómo es la rutina del fotógrafo?

SJ: La rutina es muy parecida de una carrera a otra. Saco fotos de cada temporada de MotoGP desde el pit lane como de tantas curvas como el tiempo me deje. También fotografío unas cuantas sesiones de Moto2 y Moto3 pero la mayor parte de mi negocio viene de la clase reina, por lo que mi rutina gira en torno a los pilotos de MotoGP. Al final del día preparo fotos para mis clientes y las subo a internet para que los editores puedan elegir. La semana después de acabar la carrera, voy de nuevo a las fotos y elijo las más interesantes para PHOTO.GP para que otros clientes puedan encontrarlas fácilmente. Son imágenes que se usan para catálogos de los sponsor, revistas, etc…

También busco imágenes interesantes que pueda compartir con quienes me siguen en Facebook, Twitter y en mi blog www.scottjones.net. Aunque el mejor sitio para ver mi trabajo en MotoGP o Superbikes es PHOTO.GP, conocer gente a través de las redes sociales es otro de los “pros” de fotografiar MotoGP. Es maravilloso poder escuchar a otros fans del mundo y compartir lo que hago con ellos.

Continuará… en Entrevista a Scott Jones, continuación

Más información | Facebook, Twitter

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios