Compartir
Publicidad
Probamos el Quadro Qooder, el único scooter de cuatro ruedas que ha mejorado (y aún puede hacerlo más)
Zona de Pruebas

Probamos el Quadro Qooder, el único scooter de cuatro ruedas que ha mejorado (y aún puede hacerlo más)

Publicidad
Publicidad

Nota de Motorpasion Moto

Dos años después de haber probado el Quadro4, la firma suiza ha presentado en sociedad una evolución de su invento. El Quadro Qooder se trata de una vehículo que genera un nicho en sí mismo ya que no tiene una competencia directa. ¿Por qué? Fácil: es un scooter de cuatro ruedas con capacidad de inclinación total.

Cuando nos subimos por primera vez a este planteamiento nos quedamos con ganas de más y con la certeza de saber que puede ser un producto interesante pero que podría mejorarse. Este 2018 nos encontramos con un vehículo apto para conducirse con el carnet de coche que si bien ha mejorado podría haberlo hecho en mayor medida.

Quadro Qooder, una apuesta única en el mercado

Quadro Qooder 2018 044

Estéticamente y tratándose de un producto renombrado y teóricamente nuevo nos esperábamos bastante más. Exteriormente el Qooder es casi el mismo vehículo que el Quadro4. Sigue siendo un scooter de tres ruedas por delante y una especie de cuatriciclo mutante por detrás. Su diseño no es su punto fuerte ya que por delante nos recuerda inequívocamente a un Piaggio MP3. Por detrás no les ha salido especialmente bonito.

Eso sí, es imposible dejar de atraer miradas allá por donde pases con el Quadro Qooder. Su apariencia no es especialmente llamativa, pero sí lo es el aspecto de engendro mecánico con cuatro ruedas que no paran de inclinarse de un lado hacia otro. Para los freaks mecánicos es un plus ver cómo sus suspensiones al aire se mueven.

Quadro Qooder 2018 Prueba 005

Pese a que el Quadro Qooder cuenta con cuatro ruedas, el ancho de vías trasero es suficientemente estrecho como para considerarse ruedas gemelas y homologarlo como triciclo

Nos ponemos tras los mandos del Qooder y comprobamos que el proceso de arranque sigue sin haberse simplificado. Primero tendremos que girar la llave hacia la izquierda para quitar el freno de mano, luego a la derecha para dar el contacto, arrancar con el botón de la piña derecha y liberar la palanca que bloquea la inclinación en parado. No es para unas prisas.

Este proceso tiene su parte buena. Te acabas acostumbrando rápidamente y como contrapartida te ofrece la libertad de olvidarte de cualquier tipo de caballete en cualquier circunstancia. Mientras lo dejemos bloqueado en posición vertical y el freno de mano puesto no se caerá, aunque dos ruedas estén sobre un bordillo o en una pendiente.

Quadro Qooder 2018 028

Por delante del manillar el cuadro de mandos está mejorado aunque básicamente sigue siendo igual que antes con unas gráficas diferentes. El Qooder cuenta con una doble esfera analógica que escolta una pantalla digital bien repleta de información y con una calidad percibida razonable.

Nos ponemos en marcha y los primeros metros, o paradas mejor dicho, son un puro proceso de adaptación. Si mantenemos la maneta izquierda de freno presionada al llegar a un semáforo lograremos que el Qooder mantenga la verticalidad haciendo innecesario poner ningún pie en el suelo. Para salir con decisión, mejor acelerar antes de soltar el freno. Un juego de niños.

Cómodo, relativamente ágil y muy confiable

Quadro Qooder 2018 Prueba 011

Esta actitud cómoda y casi de coche no nos hace cambiar el chip, porque el Quadro Qooder se comporta y se conduce como una moto cualquiera, aunque no exactamente igual. A la hora de llegar a las curvas podremos tirar con decisión al Qooder hacia el interior que tumbará sin rechistar, con una precisión más que vehemente y limitando las tumbadas hasta donde nosotros queramos llegar.

El sistema patentado por Quadro Hidraulic Tilting System es diferente al resto de ingenios presentes en el mercado para motos de más de dos ruedas. Cada rueda cuenta con un cilindro en cuyo interior hay aire y aceite que se reparte desde un cilindro maestro en cada eje cargado con aceite y aire presurizado. Este sistema HTS compensa el movimiento de cada rueda aunque al mismo tiempo funcionan de manera acompasada.

Quadro Qooder 2018 Prueba 004

Acostumbrarse a las particularidades del Qooder no llevará más de media hora para un motorista convencional. Alguien que no haya cogido nunca una moto se hará al Qooder mucho más rápido.

Como resultado tenemos un esquema de cuatro suspensiones independientes que funcionan de manera correcta, con un tarado un tanto seco, y aportan una gran confianza especialmente cuando empezamos a darnos cuenta de que las cuatro ruedas ofrecen una dosis extra de contacto con el suelo que nos permitirá hacer diabluras.

Eso sí, tumbar es una cuestión de fuerza para llegar a los 45 grados de inclinación pues el sistema de suspensión se va endureciendo. Luego, para cambiar de dirección, habrá que ser impetuoso para llevarlo hacia el otro lado, puesto que sus más de 280 kg en orden de marcha se notan.

Quadro Qooder 2018 Prueba 010

La gran novedad del Quadro Qooder es el motor. El anterior monocilíndrico de 350 centímetros cúbicos ha dejado paso a un nuevo propulsor que llega a los 400 cc para mejorar el comportamiento y las prestaciones. Sobre el papel no es un gran avance pues se pasa de 30 CV del motor Euro 3 anterior a 32 CV con el nuevo modelo, pero el salto en cuanto a par motor es notable: de 24 Nm a 38,5 Nm a 5.000 rpm.

El propulsor está diseñado también por Quadro y ensamblado por Aeon con personal de Quadro permanentemente en la cadena de montaje y control de calidad. En la práctica se traduce en un propulsor con un funcionamiento algo tosco y ruidoso pero que, ahora sí, empuja.

Quadro Qooder 2018 038

Teniendo en cuenta la cifra de peso del Qooder, acelera con intensidad y llega con facilidad a 100 km/h. A partir de ahí es capaz de mantener cruceros de 100-120 km/h de manera sostenida, pero más allá de eso no hay mucho más. Cumple con su cometido.

A la hora de hacer curvas intentamos exigirle un poco más al Qooder de lo que le exigiríamos a cualquier otro scooter similar, y lo cierto es que sus cuatro ruedas nos permiten ser más atrevidos de lo normal. Entrando fuerte a las curvas se mantiene siempre por el sitio, salvo que encontremos asfalto rizado en cuyo caso tenderá a alargar la entrada a la curva.

Una idea interesante que aún puede mejorar

Quadro Qooder 2018 Prueba 006

Tener dos ruedas en el eje trasero también es un extra de seguridad. La doble tracción se reparte por una correa en cada rueda que se mueven a través de un diferencial. Pudimos comprobar cómo en curvas sobre pintura deslizante bajo la lluvia no es fácil conseguir que las ruedas traseras patinen. Antes lograremos deslizar las delanteras que las traseras abriendo gas.

Quadro Qooder 2018 007

Si bien la seguridad es uno de los puntales sobre el que se construye la oferta comercial del Qooder y cumple bastante bien con su cometido en la mayoría de las circunstancias, nos sorprende la ausencia de ABS en el equipo de frenos y limitarse simplemente a un sistema de frenada combinada.

Quadro Qooder 2018 024

La homologación no lo exige y el equipo de frenos con cuatro discos puede ser suficientemente seguro para un 99% de las situaciones, pero aprovechando los cuatro puntos de contacto con el suelo pudimos comprobar cómo tanto el tren delantero como el trasero tienden a bloquear bastante pronto realizando una frenada de emergencia.

Siendo una especie de scooter con un tamaño generoso se nos antoja escaso el espacio de carga. Sólo el asiento trasero esconde un hueco en el que sólo cabe un casco de tipo jet. Las dos guanteras sin llave tras el escudo no dan demasiado juego ni por tamaño ni por calidad percibida.

Quadro Qooder: sin competencia directa

Quadro Qooder 2018 019

El mayor reto para el Quadro Qooder será convencer que sus cuatro ruedas merecen la pena de los más de 11.000 euros que cuesta

Sobre el precio hay que ponerlo en perspectiva. Con la campaña de lanzamiento del mes de junio se queda en 10.999 euros, pero su precio real es de 11.629 euros (más de 1.000 euros superior al anterior Quadro4). Teniendo en cuenta que el público objetivo del Quadro Qooder es el de un cliente con un poder adquisitivo por encima de la media, estudios y mentalidad emprendedora es difícil convencerle de pagar esa cantidad por un producto que ofrece lo que ofrece, por muy seguro que parezca.

Al cliente que quizá tenga una BMW Serie 5 aparcado en el garaje, que no haya cogido una moto en su vida y quiera un vehículo ágil que le dé seguridad para mejorar su día a día, es posible que le echen para atrás la calidad de los acabados del Qooder que dejan bastante que desear por ejemplo en las guanteras o en los acabados de pintura.

Quadro Qooder 2018 Prueba 012

A lo largo de 2019 tendremos dentro de la familia de Quadro un nuevo modelo 100% eléctrico. En el cuadro de mandos al dar el contacto aparece un indicador de carga de batería y según el responsable de la marca es el aviso de que dentro de poco tendremos un Quadro eQooder, 100% eléctrico.

Quadro Qooder 2018 - Valoración

6.3

Motor7
Vibraciones7
Cambio8
Estabilidad8
Agilidad6
Suspensión delantera7
Suspensión trasera6
Freno delantero6
Freno trasero5
Comodidad piloto7
Comodidad pasajeroN/A
ConsumoN/A
Acabados4
Estética5

A favor

  • Seguridad reforzada
  • Facilidad de uso
  • Capacidad para maniobrar en parado
  • Motor mejorado

En contra

  • Precio elevado
  • Calidad justa de acabados
  • Ausencia de ABS
  • Espacio de almacenamiento escaso

Quadro Qooder 2018 - Ficha técnica

Motor
Tipo Monocilíndrico de 4 tiempos, 4 válvulas, SOHC
Cilindrada 398,8 cc
Diámetro x carrera 84 x 72 mm
Potencia 32 CV a 7.000 rpm
Par motor 38,5 Nm a 5.000 rpm
Alimentación Inyección electrónica
Embrague Centrífugo automático
Transmisión final Doble correa síncrona
Parte ciclo
Chasis Tubular de acero
Suspensión delantera Hidraulic Tilting System (HTS)
Suspensión trasera Hidraulic Tilting System (HTS)
Neumáticos delantero 110/80-14 M/C 53P/59P
Neumáticos traseros 110/80-14 M/C 53P/59P
Dimensiones y pesos
Altura 1.360 mm
Longitud 2.270 mm
Altura del asiento 780 mm
Distancia entre ejes 1.580 mm
Ángulo de giro 35º
Ángulo de inclinación Hasta 45º
Peso en orden de marcha 281 kg
Capacidad del depósito 14 litros
Precio 11.629 euros
Nota:

El equipamiento utilizado durante la prueba ha sido: Casco Givi 40.5 X-Fiber, botas Alpinestars S-MX 3, guantes Icon Retrograde, sobrecamisa Rev'It! Bison, pantalones Knox Richmond y camiseta interior térmica Knox Jacob Sport.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos