Compartir
Publicidad
Así se mueve el resolutivo Piaggio MP3 500 ie, un gran scooter GT para todos
Zona de Pruebas

Así se mueve el resolutivo Piaggio MP3 500 ie, un gran scooter GT para todos

Publicidad
Publicidad

Volvemos a la carga con muchas ganas de subirnos al Piaggio MP3. Aprovechamos el bloqueo de la suspensión y nos montamos en plan caballo, apoyándonos directamente sobre su plataforma a modo de estribo. El asiento es muy generoso y su mullido y formas resultan realmente cómodos. Además cuenta con mucho espacio longitudinalmente, aunque no tanto para las piernas.

Arrancamos el motor y quitamos el freno de mano, damos gas y un pitido nos avisa de que la suspensión delantera se va a desbloquear. Casi podemos salir sin poner los pies en el suelo, pero es recomendable echar al menos uno al suelo por lo que pueda pasar.

Un scooter de 500 para todos los públicos

Piaggio Mp3 500 026

Nada más ponernos en marcha notamos que la inmaculada suavidad del propulsor dista mucho del anterior 400 que probamos. La respuesta es dulce y aterciopelada, pero con energía suficiente para movernos con agilidad entre el denso tráfico rodado de la ciudad. El motor puede parecer un poco falto de pegada, pero creo que tiene la justa.

Por una parte tendremos potencia disponible tanto para acelerar con vigorosidad como para mantener velocidades de crucero a buen ritmo en carretera abierta con un remanente como para acometer maniobras de adelantamiento. Por la otra, pese a que es un 500 la potencia nunca asustará a alguien que en su vida haya cogido una moto. Es un equilibrio perfecto.

Piaggio Mp3 500 018

En el apartado de frenos el sistema de frenada combinada juega un papel fundamental. Una vez más en este tipo de motos la maneta izquierda es la que juega con ventaja ofreciendo una frenada dosificable y contundente manteniendo la estabilidad en todo momento sin incómodas transferencias de peso. El freno delantero me sorprendió por necesitar más insistencia de la esperada para conseguir una buena frenada, pero como complemento nos garantiza detenciones fugaces y con total seguridad gracias al ABS de serie.

En cambio, el freno de pie me decepcionó un por la poca progresividad (aunque este, al igual que los intermitentes separados de la carrocería, es simplemente un requisito de homologación). Supongo que también este tipo de frenos distan mucho de parecerse en tacto y funcionamiento al de las motos convencionales.

Piaggio Mp3 500 034

En lo que sí nos influye el pedal de freno es en el espacio para los pies. Si el esquema de la suspensión delantera nos come bastante sitio para poder colocar los pies y no podremos llevar las piernas estiradas, en la plataforma derecha aún habrá menos espacio al encontrarnos con el pedal.

Volviendo a centrarnos sobre el tren delantero del Piaggio MP3, tenemos que remarcar que se comporta realmente como una moto, salvo cuando la suspensión está bloqueada, claro. Por lo demás, tanto en parado como en movimiento el tacto es muy similar al de cualquier otro scooter de dos ruedas.

Piaggio Mp3 500 010

Recordaréis que cuando probamos el Quadro4 os contábamos que había que hacer fuerza hacia los laterales para inclinar, pues con el MP3 nada de eso. De hecho, al principio cuesta un poco cogerle el tacto en parado porque éste sí que se tumba hacia los lados y te puedes desequilibrar.

Una vez en movimiento la estabilidad es perfecta, muy superior en cualquier situación a la plebe de sólo dos ruedas. Circulando a baja velocidad en ciudad no percibimos que sea especialmente ancho y podremos meternos por cualquier espacio, lo que sí se nota es el peso. La marca no ofrece un dato concreto pero el MP3 superará seguramente los 240 kg.

Piaggio Mp3 500 056

A velocidad media y alta la dirección se muestra imperturbable. Lo de las rotondas y las curvas cerradas es un verdadero juego pudiendo enfrentarnos a superficies deslizantes mientras giramos con absoluta seguridad, incluso en casos de emergencia en los que hay que tirar de freno improvisadamente. Confieso que me he dado alguna vuelta de más en las rotondas buscando límites de inclinación.

La pregunta entonces es obligada: ¿te puedes llegar a caer en un MP3? Sí, puedes, pero sería en un caso extremadamente aislado. Sólo con tumbadas exageradas, rozando partes mecánicas, correrías el riesgo de perder agarre. Por lo demás el único riesgo de caída sería en parado o casi parado.

Mucho más que un scooter de ciudad

Piaggio Mp3 500 048

Ahora que ya sabemos que la parte ciclo se comporta con soltura y un extra de seguridad, toca volver a hablar del motor. Al principio de la prueba contábamos que sus 493 cc y 40,1 CV de potencia se comportan con suavidad, pero no con pereza.

Volviendo a establecer la comparación entre el Piaggio y el Quadro, los 350 cc del suizo y los 493 del italiano estarían muy parejos, pero con claras diferencias a favor del MP3. Para empezar, el tacto es años luz más agradable y silencioso y en segundo lugar el MP3 no corta a 140 km/h sino que tiene un desarrollo más largo.

Piaggio Mp3 500 042

Habiendo hecho bastantes kilómetros con el MP3 por vías rápidas hay que reconocer que está muy bien resuelto. El motor se comporta de manera solvente para cubrir cualquier trayecto diario con garantías, pero además llegarás impoluto a tu destino porque la protección aerodinámica es perfecta.

Además, la protección aerodinámica se ha mejorado considerablemente con respecto al modelo anterior. No sólo nos encontramos ante un scooter con una pantalla muy alta que nos cubre hasta por encima del casco, sino que además el escudo frontal se ha ensanchado para protegernos perfectamente las piernas e incluso las manos.

Para colmo, el asiento resulta realmente cómodo tanto para el piloto como para el pasajero gracias a las muy generosas dimensiones y al respaldo lumbar para ambos ocupantes. Es muy destacable también la ausencia de vibraciones y la firmeza y calidad de los materiales con los que interactuamos piel con piel (mandos, puños, asiento, estriberas, asideros...).

Piaggio Mp3 500 063

La cruz de la moneda nos la encontramos en un consumo algo elevado por encima de los 6 litros a los 100 km pese a las mejor gestión electrónica. El ancho frontal y el peso extra juegan en su contra en el partido contra los litros, dejando una autonomía real en torno a los 200 km para su depósito de 12 litros.

En cualquier caso, las ventajas del Piaggio MP3 500 ie brillan con mayor intensidad que las pocas sombras que le podamos sacar. Estamos de acuerdo en que no es un producto asequible, pero por lo que vale nos encontramos con un gran scooter muy bien acabado, que funciona como un reloj, que se comporta de manera asequible y alegre, que al mismo tiempo te ofrece una seguridad altísima y que bajo su asiento te cabe la compra de la semana.

Piaggio Mp3 500 054

Y ahora, la cuestión definitiva. Tres ruedas son mejor que dos, pero ¿peor que cuatro? Yo diría que a nivel práctico el MP3 y el Quadro4 empatan, pero a favor del italiano está un tacto más de moto, un mejor precio, mejores acabados y un comportamiento más versátil y refinado. Si tuviera que decantarme por uno elegiría al Piaggio, aunque si no hubiera cogido nunca una moto el Quadro ofrece una mayor sensación de seguridad.

Valoración - Piaggio MP3 500 ie

7.35

Motor7
Vibraciones8
Cambio7
Estabilidad9
Agilidad8
Suspensión delantera8
Suspensión trasera7
Freno delantero6
Freno trasero7
Comodidad piloto8
Comodidad pasajero7
Consumo7
Acabados7
Estética7

A favor

  • Estabilidad
  • Comodidad
  • Seguridad en cualquier situación
  • Acabados

En contra

  • Respuesta seca tren delantero
  • Peso
  • Freno con pedal
  • Espacio piernas
¿Quién no conoce al Piaggio MP3? Creo que nadie en esta sala levantaría la mano para decirme que si es un reproductor de música. El triciclo más famoso del mercado de las motos se ha hecho fuerte desde hace casi una década y en 2014 llegó renovado para mantenerse al día y ofreciendo el mismo paquete de calidad y seguridad.

La estética se ha modernizado, con un aire mucho más actual en la línea de sus homólogos de dos ruedas y con las señas de identidad de los scooter del segmento GT de la marca italiana. El nivel de acabados, polivalencia y comodidad es acorde a su precio, lo que quiere decir que la experiencia a sus mandos es muy grata.

Con todo lo que ofrece, no puede ser un scooter barato, pero su precio de 8.699 euros se sitúa en una barrera muy interesante, especialmente para todo el que necesite un scooter muy capaz, pase muchas horas en ciudad pero venga desde el extrarradio y, sobre todo, que no tenga carnet de moto.

Piaggio MP3 500 ie - Ficha técnica

Motor
Tipo Motor monocilíndrico de cuatro tiempos refrigerado por aire
Diámetro x carrera 94 mm x 71 mm
Cilindrada 493 cc
Potencia Nominal 40,1 CV a 7.250 rpm
Par máximo 45,5 Nm a 5.250 rpm
Alimentación Inyección electrónica gestionada por ECU con acelerador electrónico
Tipo de combustible Gasolina sin plomo 95 octanos
Normativa de emisiones Euro 2
Tren de rodaje
Embrague Centrífugo automático
Transmisión primaria Variador continuo
Parte ciclo
Chasis Doble cuna en tubo de acero con refuerzo central
Suspensión delantera Paralelogramo articulado con bloqueo electrohidráulico
Suspensión trasera Doble amortiguador con degulación de la precarga en cuatro posiciones
Recorrido de las suspensiones delantera / trasera 85 mm / 108 mm
Ruedas delanteras 110/70-13"
Rueda delantera 140/70-14"
Distancia entre ejes 1.550 mm
Ángulo de dirección - grados
Freno delantero Doble disco de 258 mm, frenada combinada y ABS de serie
Freno trasero Disco de 240 mm, frenada combinada y ABS de serie
Dimensiones y pesos
Longitud 2.205 mm
Anchura 775 mm
Altura del asiento 790 mm
Peso - kg
Capacidad depósito 12 l
Reserva +/- 1,8 l
Precio 8.699 €
Nota:

El equipamiento utilizado durante la prueba ha sido: Casco HJC R-PHA 10 Plus, pantalón Rev'It Sand 2, botas Alpinestars Faster-2 Vented y chaqueta Alpinestars T-GP Pro.

Parte anterior | Nos ponemos a los mandos del Piaggio MP3 500, el convalidado por excelencia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio