Publicidad

GIVI XS301, prueba de la bolsa sobre asiento

GIVI XS301, prueba de la bolsa sobre asiento
3 comentarios
HOY SE HABLA DE

Cuando hablamos sobre la prueba de la BMW F800 GS Adventure comentábamos que GIVI nos había cedido una de sus bolsas para, además de poder llevar parte de nuestro equipaje al BMWRIDERS 2013, probar uno de los equipamientos que no son de los más populares. Se trata de la bolsa sobre sillín GIVI XS301.

Es normal que veamos motos con bolsas laterales o sobre depósito pero las bolsas sobre sillín son un poco más extrañas y difíciles de ver por nuestras carreteras. Y la verdad es que desconocemos a qué se debe porque yo las veo más cómodas que llevar un bolsón delante del cuerpo al que por seguridad nunca vas a acceder en marcha, por ejemplo.

Únicamente porque su parte superior suele ser transparente y te permite llevar un mapa o el móvil pero ahora, metidos de lleno en la época de la tecnología y de los navegadores específicos para motocicleta como el TomTom Rider 2013, ya no es una condición imprescindible.

GIVI XS301, características y curiosidades

GIVI XS301

La bolsa sobre asiento GIVI XS301 está fabricada en Cordura 1000 con aplicaciones en Lorica imprimida. Sus dimensiones son 220x260x350 mm (altoxanchoxprofudidad) lo que traducido a litros es aproximadamente 20 litros de capacidad.

Su estructura es completamente rígida, independientemente de lo que llevemos dentro por lo que en ningún momento nos perderá la forma. Cuenta con dos bolsillos exteriores y una red elástica situada en la parte superior por si queremos sujetar en ella algún objeto de pequeñas dimensiones que queramos tener a mano. Esta red está muy tensa y su malla es pequeña por lo que no se nos saldrá en marcha. También es posible retirarla si no la vamos a usar.

Al compartimento principal se accede por la parte más ancha (la bolsa tiene forma aerodinámica, como de gota de agua) y su tapa está acolchada ya que en marcha puede que en algún momento toquemos con nuestra espalda contra ella, dependiendo de la colocación y de las dimensiones del asiento posterior.

Una vez abierta la tapa, podemos ver que por la parte interior de esta existe una red que nos permite tener a mano objetos pequeños y que así ellos no vayan sueltos en el interior ya que el resto de espacio es completamente diáfano.

GIVI XS301

Por la parte inferior de la bolsa sobre asiento GIVI XS301 encontramos su sistema de anclaje. Este se realiza mediante dos elásticos tubulares con ganchos en sus extremos (los pulpos de toda la vida). Los elásticos van cruzados y la bolsa posee dos lengüetas con material antideslizante por la parte inferior y dos argollas en la parte superior.

Estas lengüetas tienen un doble cometido. En primer lugar, evitar que la bolsa se nos mueva una vez colocado sobre el asiento. La segunda función es de protección ya que tras pasar los elásticos por las argollas, estas no rozarán contra la pintura de la moto en la zona baja del asiento (las cachas, para que nos entendamos) y así no nos estropeará el barniz ni la pintura.

GIVI XS301

La impermeabilidad de la GIVI XS301 está garantizada con tres barreras frente al agua. La primera por las cremalleras. Las tres son completamente impermeables. Aun así y si por fallo nuestro no la cerrásemos correctamente, una bolsa interior también impermeable con cierre de cremallera mantendrá a salvo nuestras pertenencias.

De esta forma si empieza a llover y hasta que podamos parar no penetrará ni una gota de agua en su interior. Y por si todo lo anterior fuese poco, también contamos con una funda exterior impermeable con el borde elástico para garantizar la completa estanqueidad.

Para el transporte de la bolsa cuando no la llevamos en la moto, contamos con una correa para el hombro con protector que se sujeta mediante mosquetones a dos argollas específicas colocadas al lado de la tapa de acceso al compartimento principal. Además también contamos con un asa ergonómica por si queremos llevarla en la mano.

GIVI XS301, prueba en marcha

GIVI XS301

Lo primero que pudimos observar según tuvimos en nuestras manos la bolsa sobre asiento GIVI XS301 es la gran calidad del conjunto. Todos los cosidos están reforzados, el tacto en nuestras manos es muy agradable y blando, ideal para proteger si dentro llevamos algún objeto delicado contra pequeños impactos.

Varios detalles llamaron nuestra atención significativamente. Por ejemplo la bolsa impermeable interior, que cuenta con una correa para que podamos manejarla con más comodidad. Otro detalle son los tiradores de las cremalleras, precurvados para que podamos agarralas con mayor comodidad incluso con los guantes puestos.

El tercer detalle que nos gustó fue la forma de guardar la correa de transporte. El propio almohadillado para el hombro se puede abrir a la mitad ya que su cierre es mediante velcro. De esta forma y tras plegar la correa sobre sí misma, podemos sujetarla y guardarla sin tener metro y medio de material desperdigado por ahí incomodándonos.

La sujeción sobre la moto es muy sencilla: abrimos las aletas laterales, pasamos los elásticos por las argollas correspondiente y buscamos extremos de fijación adecuados: ganchos portabultos, estriberas del pasajero, etc. Cada moto es un mundo pero tened por seguro que no habrá ningún problema. Los elásticos son suficientemente largos como para llegar en una trail como la BMW F800 GS Adventure a las estriberas del pasajero, teniendo en cuenta que estas se encuentran muy bajas.

GIVI XS301

La meteorología durante la prueba no era muy halagüeña, con tormentas, pero os puedo asegurar que tras ver la impermeabilidad de la GIVI XS301, metí en su interior la cámara digital réflex con toda tranquilidad. Sabía que si se mojaba iba a ser culpa mía (tendría que haberme ido de cabeza a un río y aun así no lo tendría del todo claro si entraría agua).

La bolsa interior impermeable es de mayor capacidad que la bolsa y con una gran apertura, por lo que podremos guardar lo que queramos de forma muy fácil. Sin embargo, la boca por la que introducimos el equipaje dentro de la GIVI XS301 no abre a 90 grados por lo que si es un objeto voluminoso (la cámara con su funda) igual nos cuesta un poco más.

La funda exterior para cuando llueve se coloca en un periquete y queda muy bien ajustada, incluso por la parte inferior por lo que garantizamos que es imposible que penetre agua durante la marcha. Además, va relativamente escondida detrás de nuestro cuerpo por lo que nunca le dará la lluvia directamente.

Cuando no la tenemos sobre la moto, tanto llevándola por el asa como por la correa del hombro, se puede transportar de una forma muy cómoda ya que no es demasiado pesada y podemos ajustar su longitud para que nos quede a nuestra altura.

GIVI XS301

A modo de resumen os podemos decir que como defectos que hemos encontrado a la bolsa sobre asiento GIVI XS301 es que la tapa nos gustaría que abriese un poco más para poder introducir objetos algo voluminosos y los topes de protección de goma que llevan los ganchos de los elásticos de amarre, que nos salieron volando al primer uso. Aunque esto suele ser algo normal que que pase en los pulpos. Como puntos destacables, su estanqueidad por encima de todo, detalles de acabado y facilidad de colocación.

El precio de la bolsa sobre asiento GIVI XS301 es de 105,92 euros y podéis encontrar más información sobre ella en el enlace que os ponemos al final de la prueba.

GIVI XS301

Valoración final bolsa sobre asiento GIVI XS301: Acabados: 9,5 Facilidad de colocación: 9,5 Capacidad: 8,5 Impermeabilidad: 10 Relación calidad – precio: 8,5 Valoración media: 9,20

Nota: La bolsa sobre asiento GIVI XS301 ha sido cedida para la prueba por GIVI. Para más información consulta nuestra política de relaciones con empresas.

Más información | GIVI

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios