Compartir
Publicidad
Publicidad

Ducati Multistrada 1200 S Touring, probamos un misil polivalente

Ducati Multistrada 1200 S Touring, probamos un misil polivalente
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya lo avanzamos la semana pasada, que el miércoles estaría probando la Ducati Multistrada 1200 S Touring, aunque lo que no sabía en aquel momento era que iba a subirme en un autentico misil polivalente. La unidad que amablemente nos tenía preparada en Valencia el importador era una Multistrada 1200 S Touring, uno de los modelos más altos de la gama disponible, que ronda los 20.000 euros y en un color que no está muy visto entre las Ducati, el Blanco Ártico.

La verdad es que acceder a uno de esas exclusivas unidades de pruebas no es fácil, pero Pablo Silván, el Coordinador de Ventas de Ducati Desmotrón, solo nos puso facilidades para poder probar la moto. Después de recorrer los kilómetros que separan Alicante de Valencia, y conseguir aparcar el coche por la zona dónde está el concesionario, pude apreciar la magnitud de lo que nos esperaba. Allí estábamos reunidos cinco personas representantes de diferentes medios, más Roger Saval y el propio Pablo Silván, que iban a actuar de anfitriones y líderes del grupo en la ruta. Aparcadas al borde de la acera estaban seis Ducati Multistrada 1200 S Touring. Cinco de ellas de color blanco y una roja, que era la que iba a llevar Roger. Pablo se había reservado para sí una Ducati Monster 796 roja.

Aprendiendo a configurar la moto

Ducati Multistrada 1200 S Touring

Lo que me preocupaba tanto después de haberme empapado de los vídeos explicativos resulta que es casi un juego de niños. Con el botón de cancelación de los intermitentes controlas las diferentes configuraciones que puedes seleccionar en la moto. Si pulsas una vez aparecen en la pantalla multifunción las cuatro opciones disponibles, Sport, Touring, Urban y Enduro. En la misma puerta del concesionario nos dieron una charla explicando para qué servía cada posición y cómo se llegaba a ella. Además de estas configuraciones pre-establecidas, cada una podemos adaptarla a nuestros gustos jugando con el botón del ordenador de a bordo y el botón de cancelación de las intermitencias. Pero estas configuraciones más detalladas solo se pueden hacer en parado, mientras que la selección de los cuatro modos puedes hacerla en marcha. Solo te pide en la pantalla multifunción que cierres el gas para iniciar el modo seleccionado.

Modo Sport, una Superbike con posición de turismo

Ducati Multistrada 1200 S Touring

En el modo Sport, el motor entrega 150 CV y el tarado de las suspensiones Öhlins TTX se sitúa en el extremo más duro. El control de tracción pasa a nivel 3, punto en el que no interfiere casi nada con la conducción. De esta manera tienes una Superbike en la que vas sentado como si fuera una Maxi Trail. Os garantizo que la respuesta del motor es espeluznante. Las suspensiones se tragan sin rechistar las irregularidades del asfalto, pero sin dejar de transmitir al conductor todas y cada una de las irregularidades que se encuentra.

Modo Touring, kilómetros sin cansancio

Ducati Multistrada 1200 S Touring

El motor de la versión Touring sigue dando 150 CV, pero de una manera algo más civilizada que en la Sport y con un nivel más alto de control de tracción. Las suspensiones se ablandan un poco más que en el modo Sport, pero siguen siendo una pasada que te dice hasta el tamaño de los granos de arena sobre los que acabas de pasar. En todos los modos puedes seleccionar si vas a ir solo, con pasajero, con equipaje o con pasajero y equipaje, para que todo se acomode al peso. Un botón, bueno, dos, para hacer de todo, y casi todo lo puedes hacer en marcha. Menudo lujo.

Modo Urban, no es para ir a por el pan, pero casi

Ducati Multistrada 1200 S Touring

Si le das al modo Urban, la potencia se rebaja a 100 CV, las suspensiones se llevan al extremo más blando y el control de tracción se sitúa en el extremo más conservador. Así puedes circular por las calles de cualquier ciudad con sus baches, obras, pintura en el suelo o conductores despistados sin tener que preocuparte de domar los 150 CV del motor. Porque 50 de ellos están durmiendo y los 100 restantes asoman la cabeza con cuidado para que no te la des. En este modo prima la seguridad del conductor por encima de las prestaciones.

Modo Enduro ¿De verdad vale para hacer campo?

Ducati Multistrada 1200 S Touring

Según el nos explicaron en este modo Enduro la Ducati Multistrada 1200 se transforma en una moto a la que no le supone ningún problema su uso Off-Road. En esta versión la potencia baja a 100 CV, las suspensiones se elevan nada menos que 20 mm y el control de tracción se sitúa en modo 1 de 8 para permitirnos derrapar en tierra buscando algo de tracción. Este es el modo que menos probé, ya que no soy experto en motos de campo y no me apeteció dármela con una moto así en el momento que nos ofrecieron hacer alguna foto derrapando en un camino. Para poder apreciar en su plenitud esta configuración tendremos que esperar a que alguno de los “camperos” de Moto22 prueben la Ducati.

He de deciros que esta explicación es más larga de escribir que de hacer en vivo. Los mandos son sencillos, en unas piñas de instrumentos pequeñas que no tienen nada superfluo. Y que manejarlos con guantes es tan fácil como poner un intermitente, dar una ráfaga o pitar a un coche que va delante de ti. Esta parte del trabajo Ducati la ha hecho a la perfección.

Lo siguiente fue cargar la mochila en las maletas, aunque el espacio de la maleta derecha, al tener muy cerca los escapes es bastante reducido. La maleta izquierda acepta sin problemas una mochila con algo de ropa y las deportivas. Solo quedaba arrancar y salir de Valencia en dirección norte hacia Morella. Pero eso tendréis que esperar a leerlo mañana.

En Moto22 | Nos vamos a probar la Ducati Multistrada 1200

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos