Publicidad

Ducati Multistrada 1200 S Touring, carretera ratonera no es sinónimo de diversión

Ducati Multistrada 1200 S Touring, carretera ratonera no es sinónimo de diversión
7 comentarios

Justo después de comer en Gandesa, con el tiempo apremiándonos para llegar a Barcelona y acabar la prueba de la Ducati Multistrada 1200 S Touring, nos esperaban un par de tramos muy diferentes entre sí. El primero discurría por la N-420 desde Gandesa hasta enlazar con la T-313 en dirección hacia Riudecanyes. La primera parte de esta carretera es una antigua nacional sin mayores problemas, pero el tramo hasta Riudecanyes si lo catalogo como carretera ratonera creo que me quedo corto. La idea era que probásemos las bondades del chasis y suspensiones de la Ducati Multistrada 1200 S Touring, pero en algún momento esto se convirtió en un pequeño martirio de curvas encadenadas casi interminables.

La moto es tan polivalente que acepta que la metas en carreteras de este tipo sin quejarse. Pero domar 150 CV y 220 kg en orden de marcha no es fácil. Gracias a la posición y al amplio manillar siempre tienes el control de la situación, y si a esto le unimos el embrague anti-rebote, el ABS y el control de tracción tienes en tus manos una moto que no te la va a jugar en ningún momento. Solo tienes que ponerte las pilas tu y buscar el ritmo.

Menos mal que este tramo no era de más de 10 km, y al final estaban esperándonos para otra tanda de fotos, porque si llega a durar un kilómetro más mi forma física no lo habría podido aguantar. De todas maneras, y como ya os conté en la primera parte de esta prueba, nos quedaban unos metros por camino de tierra, pero llegué tan quemado que no dude en dejar ir a los más acostumbrados a moverse en ese terreno mientras me recuperaba a la sombra de un árbol.

Volvemos a la autopista para llegar al atasco de Barcelona

Ducati Multistrada 1200 S Touring

Tras un periodo de recuperación que dediqué a contrastar mis impresiones con los que no habíamos ido a ensuciar la moto con polvo del camino, volvimos a ponernos en marcha. Ya en dirección hacia Cambrils la carretera se endereza hasta enlazar con la AP-7, donde volvimos a dejar suelta la caballería de la Ducati Multistrada 1200 S Touring.

Pero nos esperaba la entrada en Barcelona, dónde además del tráfico tienes que lidiar con mil y un radar de esos que están puestos a propósito para recaudar en lugar de para prevenir. Lo siguiente que te encuentras es la Avenida Diagonal, plagada también con radares y con semáforos sincronizados para que te pares en todos. Hasta aquí la Ducati había aguantado como una campeona la temperatura del motor, pero el circular tan lento y con tantas paradas dispara por encima de los 100º la temperatura indicada en el tablero. Esto se traduce en que tus piernas se ven en medio de un chorro de aire muy caliente que mueve el electro-ventilador.

Ducati Multistrada 1200 S Touring

Por suerte el embrague ya no es el antiguo multidisco en seco, reservado para los familiares del hombre lobo a la hora de manejarlo. Ahora monta un embrague en baño de aceite acompañado por un hidráulico que da un tacto muy suave, casi tan suave como si fuera el de una 50 cc, pero que aguanta 150 CV. La otra pega que te encuentras es que las maletas sobresalen algo más que el manillar, con lo que si no vas con cuidado al circular entre los coches puede que le dejes a alguno unas marcas que no le van a gustar nada. Aunque las maletas, que están hechas de material plástico resisten mucho.

El diseño está tan estudiado, que si decides dejarte las maletas en casa, no dejas al descubierto unos soportes que afean la línea de la moto. Estas van tan integradas que se sostienen en dos ranuras que no destacan en el colín. Y cuando van montadas ni vibran ni se mueven por muchos trompazos que les des contra los coches o contra otras cosas fijas de la calle.

Llegamos justo a tiempo para tomar el tren de vuelta hacia Valencia, tras haber hecho unos 450 km por todo tipo de carreteras y haber comprobado que Ducati ha puesto en la calle una moto que gracias a su avanzada tecnología es capaz de transformarse para adaptarse a las exigencias de cualquier carretera o de cualquier piloto. Lo mejor es que todo esto lo puedes hacer con un solo click de un botón en el manillar, casi sin necesidad de pararte. El viernes acabaremos esta prueba con las consideraciones finales y los datos técnicos de esta Ducati Multistrada 1200 S Touring.

En Moto22 | Ducati Multistrada 1200 S Touring, probamos un misil polivalente; Ducati Multistrada 1200 S Touring, salimos a la carretera

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios