Compartir
Publicidad
Publicidad

Ducati 848 Evo, la prueba: conclusiones y galeria de fotos

Ducati 848 Evo, la prueba: conclusiones y galeria de fotos
Guardar
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A lo largo de la mañana de pruebas con la Ducati 848 Evo fui mejorando mi conocimiento tanto del circuito como de la moto, aumentando el ritmo progresivamente. El asfalto de Castelloli está un poco bacheado y al ir más rápido fui descubriendo cada vez nuevos baches e imperfecciones del asfalto. En todo caso, la Ducati se los tragaba sin hacer ningún tipo de extraño.

La moto me transmitió mucha confianza y la sensación en todo momento de que siempre se podía llevar siempre un poco más allá. Primero, me sentí cómodo en la parte de subida del circuito y luego en la parte de bajada, aprovechando cada vez más toda la pista para la trazada. La Ducati se dejaba levantar y tumbar con facilidad, respondiendo de manera inmediata a las insinuaciones que le hacía.

Ducati 848 Evo, una superbike humana

La imagen principal que me quedó de la 848 Evo es que se trataba de una verdadera superbike a la escala adecuada para disfrutar con ella con un nivel medio de pilotaje. No hace falta una gran experiencia para poder divertirse con esta moto, a pesar de que la cifra de potencia ya es importante: 140 caballos no son ninguna broma.

Ducati 848 Evo

Al ir rápido son muy útiles los leds que incluye en la parte superior del cuadro de mandos que indican como te vas acercando a la zona en la que debes cambiar de marcha. Más vale hacerle caso, porqué el corte de encendido es radical al sobrepasarlo y hay que estar atento para subir marchas rápidamente en las aceleraciones.

Quizás esta sea la Ducati más japonesa (¿quizás he escrito un sacrilegio…?). Históricamente, las motos de la marca italiana tenían más brusquedades y eran más exigentes que las motos japoneses. En cambio, este modelo tiene una facilidad de uso y suavidad equiparable al de cualquier montura japonesa. Además, como en los otros modelos nuevos de la marca, el mantenimiento se ha fijado en intervalos de 12.000 kilómetros, lo que es una muestra de fiabilidad y de la confianza de la marca en su producto.

Creo que fue un acierto de Ducati organizar esta prueba en un circuito, que es el verdadero habitat donde una moto de este estilo tiene sentido. Hace pocos años cayó en mis manos una estadística que me sorprendió mucho en la que aparecía que solamente un porcentaje pequeño (alrededor de un 10%) de los propietarios de una moto deportiva la utilizaban en circuito. Si uno se lo propone, puede ir a buscar el pan con una Ducati 848 Evo o hacer un viaje en pareja, pero está claro que la moto no está pensada para eso. Sin llegar a salir a carretera abierta, exploré un poco por el paddock del circuito el pasar entre los coches aparcados y simular algunas maniobras urbanas, y rápidamente se nota que esta no es la moto adecuada para llevar cada día en la ciudad. De todos modos, si alguien se empeña en hacerlo, la elasticidad del motor debe ayudar a que la moto sea relativamente usable en conducción urbana.

Las posibilidades de exprimir sus prestaciones en carretera abierta son remotas, y es inviable hacer allí el tipo de conducción deportiva a la que la moto invita. Como comentaba en un post anterior, la Ducati 848 Evo no encaja en las categorías habituales en competición, pero afortunadamente hoy en día tenemos en España numerosos circuitos y organizadores de tandas y actividades varias. Vamos, que hay pocas excusas para aburrirse teniendo una de estas en el garaje.

La elasticidad permite estirar mucho las marchas y es un factor que también ayuda mucho en el circuito, ya que casi siempre se encuentra la potencia suficiente para afrontar cualquier situación. Otro tema importante es la ligereza de la moto. De entrada, se ahorra unos kilos respecto a las motos con un motor más grande y Ducati, siempre obsesionada con el tema, ha hecho un gran esfuerzo para mantener el peso en unas cifras muy contenidas: 168 kilógramos en seco. El peso se nota en la manejabilidad y ligereza de la moto, tanto en marcha como en parado. Comparto la obsesión de Ducati con la contención de peso: yo también creo que es tanto o más importante que la potencia.

Ducati 848 Evo

La mañana llegó a su fin. El día fue espléndido y el sol nos acompaño, aunque no calentara demasiado. En cada una de las tandas había ido más rápido y más seguro que en la anterior. Mejora continua. La Ducati fue una buena aliada en cada momento. Siempre obediente con lo que le pedía y comprensiva con mis errores. No tuve ni un solo susto, ni una reacción extraña, ni nada parecido a una situación de emergencia. Las veces en que me colé en alguna curva, la moto colaboró en devolver las cosas a la normalidad, igual que cuando cometí errores me parecieron mucho más fáciles de corregir que en mi CBR.

Imagino que es fácil enamorarse de una moto al probarla en estas circunstancias. Pero mis sensaciones con la Ducati 848 Evo creo que fueron más allá. Me pareció una buena moto para entrar en circuito con un nivel medio de pilotaje, que permite rodar rápido y seguro desde el primer momento, al tiempo que permite progresar. Es cierto que no es una moto barata, pero me dió la sensación de valer lo que cuesta. Me llamó la atención cuando salió al mercado y aunque la considere una alternativa de compra, no llegué a decidirme por ella. Ahora, después de probarla, creo que probablemente la decisión hubiese sido diferente.

Al escribir pruebas, me gusta identificar aspectos críticos de la moto: todo no puede ser tan bonito. En cambio, en este caso, la verdad es que aparte del pequeño detalle del largo recorrido de la palanca de cambio, no he sido capaz de encontrarle más defectos que los que inherentes a su categoría: posición arqueada de la espalda, plaza trasera testimonial,... Pero eso no son defectos en realidad, sino características genéticas que sus posibles compradores ya conocen. Por lo demás, pilotar la Ducati 848 Evo fue una grata experiencia.

Las últimas fotos que acompañan esta prueba son del dossier de prensa de Ducati. Me parecen unas bonitas fotos de acción que muestran las posibilidades de la Ducati “mediana” llevada al límite. Algo que, al menos de momento, no soy capaz de hacer.

Ducati 848 Evo

Os dejo a continuación con las características técnicas, las valoraciones finales y la galeria de fotos.

Ducati 848 Evo, características técnicas

  • Motor:
    • Tipo: Bicilindrico en L, distribución Desmódromica 4 válvulas por cilindro, refrigeración líquida
    • Cilindrada: 849,4 cm³
    • Potencia max. dec.: 140 cv a 10500 rpm
    • Par max. dec: 98 Nm a las 9.750 rpm
  • Transmisión:
    • Embrague: Multidisco en baño de aceite con accionamiento hidráulico.
    • Cambio: 6 marchas
    • Transmisión: Cadena; Piñón de 15 dientes; Corona de 39 dientes
  • Suspensiones:
    • Delantera: Horquilla Showa invertida de 43mm completamente regulable.
    • Trasera: Progresiva con monoamortiguador Showa completamente regulable.
  • Frenos:
    • Delantero: 2 discos semiflotantes de 320mm, pinzas Brembo monobloque y radiales de 4 pistones.
    • Trasero: Disco de 245mm, pinza de 2 pistones
  • Ruedas:
    • Delantera: Llanta ligera de 5 radios y medidas 3,50 × 17; neumático Pirelli Diablo Supercorsa SP, 120/70 ZR17
    • Trasera: Llanta ligera de 5 radios 5,50 × 17; neumático Pirelli Diablo Supercorsa SP, 180/55 ZR17
  • Dimensiones:
    • Longitud total: 2100 mm
    • Distancia entre ejes: 1430 mm
    • Altura asiento: 830 mm
    • Depósito de combustible: 15,5 litros
    • Consumo medio declarado: xx litros
    • Peso en seco: 168 kg
  • Valoración:
    • Motor: 10
    • Suspensiones: 9
    • Frenos: 9
    • Estética: 10
    • Comodidad del piloto: 6
    • Comodidad del pasajero: 3
    • Valoración media: 8,2
    • A favor: Respuesta del motor, comportamiento deportivo, estética impactante
    • En contra: pedal de cambio, radio de giro limitado
  • Precio: Desde 13.195 €

Ducati 848 Evo

Anteriores | Ducati 848 Evo, la prueba: una superbike humana; Ducati 848 Evo, la prueba: a punto para disfrutar; Ducati 848 Evo, la prueba: equilibrio y disfrute en la pista

Más información | Ducati 848 Evo

Nota: La Ducati 848 Evo fue cedida por el importador español de Ducati, que organizó una prueba de prensa en el Circuito de Castelloli de una mañana de duración, a la que invitó a Moto22. Para más información consulta nuestra política de relaciones con empresas.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos