Compartir
Publicidad
Publicidad
Cara a cara con la BMW R nineT Urban G/S, el espíritu del Dakar reencarnado en Alemania
Zona de Pruebas

Cara a cara con la BMW R nineT Urban G/S, el espíritu del Dakar reencarnado en Alemania

Publicidad
Publicidad

Desde Alemania no paran de llegarnos novedades últimamente. En BMW están muy activos produciendo nuevos modelos y especialmente potenciando su gama más auténtica con sabor a añejo y conocida como Heritage. Motos retro acuñadas dentro de la familia nineT que para este 2017 estrena una cuarta versión, la BMW R nineT Urban G/S.

Bajo unas siglas que nos transportan a un pasado donde la marca germana era protagonista en el Rally París-Dakar, la Urban G/S se postula a ser uno de los modelos más populares de entre los aficionados a las estéticas retro. Eso sí, sin renunciar lo más mínimo a un comportamiento refinado y solvente marca de la casa.

BMW R nineT Urban G/S, más que estética

Bmw R Ninet Urban Gs 2017 021

Los bávaros le están sacando el máximo partido a la plataforma nineT. El antiguo motor bóxer y una suerte de chasis modular realizando subestructuras de tubo de acero permiten con muy pocos cambios disponer de versiones con una personalidad propia, definida y manteniendo el mismo espíritu auténtico. La Urban G/S ya es la quinta ramificación.

Sobre el gran motor que hace las veces de pieza estructural, un subchasis delantero sujeta la dirección y la horquilla al tiempo que por detrás otros dos subchasis sustentan de una parte el asiento y de otra las estriberas del pasajero y la parte final del colín. De esta manera se pueden realizar tres configuraciones con la herramienta mínima: biplaza, monoplaza con portabultos sin estriberas del pasajero y monoplaza con portabultos con estriberas para un eventual pasajero.

Bmw R Ninet Urban Gs 2017 018

Echando un vistazo alrededor de la nueva Urban G/S descubres que no hay que dejarse un dineral en preparaciones para conseguir un resultado muy cool

En el caso de la Urban G/S se parte de la base empleada en la R nineT Scrambler y se adoptan los cambios justos para conseguir un modelo de aspecto realmente arrebatador que le tocará la patata a quienes ya peinaban canas cuando empezaron a aflorar los primeros hipsters de Instagram.

Tomando una moto que durante su corta vida ya ha funcionado muy bien como la Scrambler (junto con la nineT dominaron el mercado de las motos retro de 2017 con un 43% de cuota), se ha mantenido las señas de identidad que han hecho de ellas motos de éxito desde su nacimiento, con un diseño que conjuga el clasicismo tan de moda con la tecnología actual, y va un poco más allá en este caso.

Bmw R Ninet Urban Gs 2017 008

Si la Scrambler es una moto de aspecto retro-campero, la Urban G/S da un paso más hacia atrás en el recuerdo para evocar al legado histórico de BMW como protagonista del Dakar, en una época donde las motos eran máquinas simples y los pilotos unos tarados que se lanzaban a la aventura con unos medios que asustarían a los pilotos más curtidos de la actualidad.

A decir verdad, los cambios no son demasiados con respecto al modelo del que parte, pero sí muy acertados. Estéticamente nos encontramos con piezas de nueva factura en la parte frontal con la nueva máscara del faro y el guardabarros elevado, además de un trabajo de pintura único en blanco con los colores de la marca en competición de la época y el asiento plano en naranja. Una suerte de réplica R 80 G/S Dakar.

Bmw R Ninet Urban Gs 2017 006

Dos generaciones de G/S muy distantes en el tiempo se tocan ahora gracias a la influencia del estilo vintage

Estéticamente convence, no se puede negar que el punto nostálgico buscado desprende un carisma comparable sólo al de la R nineT Racer. Los cambios son pocos pero el resultado es fantástico. Luce realmente atractiva y demuestra que no hace falta gastarse grandes cantidades de dinero para conseguir resultados hasta ahora sólo al alcance de cotizados preparadores.

Como en el resto de las nineT, la pieza principal sobre la que recae el peso estético es el gran depósito de combustible. Realizado en chapa de acero y con 17 litros en su interior, sólo la decoración M Sport con vinilos azules le da un toque sublime. Manillar de doble cuna, máscara de enduro de hace 40 años para el faro redondo, fuelles de horquilla y el guardabarros campero rompen con la línea onroad del resto de nineT.

Bmw R Ninet Urban Gs 2017 028

Sólo faltaría haber incluido un escape elevado (o el doble alto de la Scrambler) en lugar del 2 en 1 como el que llevan las Pure y unos paramanos para rematar un conjunto que hará girar muchos cuellos en cuanto se empiece a ver por las carreteras y calles.

Urban G/S, un complemento casi de moda

Bmw R Ninet Urban Gs 2017 003

Las llantas son de 19 y 17 pulgadas delante y detrás, a elegir entre palos o radios y neumáticos mixtos o de taco sin coste adicional

Nos ponemos a sus mandos y la postura familiar que conocimos hace unos meses vuelve a recibirnos con los brazos abiertos. Un asiento bajo, cómodo, con mucho mullido y la anchura ideal se coloca bajo nuestras posaderas. Por delante, un poco lejos, el ancho manillar de doble altura nos pide que le agarremos consiguiendo una postura erguida y relajada.

El asiento se encuentra a una altura de 850 mm desde el suelo, así que es fácil alcanzar con los dos pies con comodidad independientemente de tu talla. Al subir los pies a los estribos que se encuentran justo sobre la vertical de nuestro trasero ofreciendo una ergonomía apta para largos recorridos. O cortos, o los que más rabia te den porque te invita a usarla para cualquier cosa.

Bmw R Ninet Urban Gs 2017 010

Justo por delante del manillar y escondido bajo la máscara del faro, un pequeño reloj esférico compone todo el cuadro de mandos. Un velocímetro analógico negro con gráficos blancos, testigos y un pequeño display digital para el trip configurable serán nuestros compañeros de viaje. El mismo cuadro que el de sus parientes cercanas, sencillo pero completo y sin desentonar lo más mínimo.

Las piñas son calcadas a las del resto de BMW y en ellas, como de costumbre nos encontramos un botón rojo que se insinúa junto al puño derecho. Nada más apretarlo y ponerse en marcha, nos damos cuenta que el propulsor escogido tiene toda la razón del mundo. Algunos dijeron que se debía usar el aire/agua moderno de la familia R actual, pero sinceramente, no. El viejo bicilíndrico Euro3 adaptado a la Euro4 sólo tiene un poco menos de potencia, pero gana un mucho en cuanto a carisma.

Bmw R Ninet Urban Gs

¿Te ha convencido por fuera? Pues acompáñanos en la siguiente parte que te contaremos cómo se desenvuelve en marcha esta belleza alemana.

Siguiente parte | Probamos la BMW R nineT Urban G/S, lo más retro-cool de Múnich por 13.870 euros

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos