Publicidad

BMW R 1200 GS Adventure, toma de contacto (conducción y ficha técnica)

BMW R 1200 GS Adventure, toma de contacto (conducción y ficha técnica)
10 comentarios

Publicidad

Publicidad

La impresionante envergadura de la BMW R 1200 GS Adventure intimida la verdad, y de no ser porque tenemos cierta soltura ya a la hora de montar en moto estaría un poco nervioso. Pero vamos al lío que para eso nos hemos venido hasta Córdoba, así que no se me ocurre nada mejor que hacer por aquí que pasar buena parte de la mañana descubriendo los parajes naturales que rodean un gran embalse de la zona.

El peso que arroja sobre la báscula es de 260 kilos (con ABS) con el depósito lleno, uno menos que la anterior Adventure (sin ABS), así que teniendo en cuenta que el motor tiene todo un circuito de refrigeración líquida, doble radiador, electroventiladores y más equipamiento de serie se puede decir que han hecho un gran trabajo. Con respecto a la R 1200 GS ha engordado 22 kilos, así que es de cajón, se nota tanto en movimiento como al intentar moverla en parado.

BMW R 1200 GS Adventure: más grande, más trabajo

BMW_R_1200_GS_Adventure

Los 890 milímetros de altura no son moco de pavo cuando están custodiados por toda la masa que rodea el alto centro de gravedad de la Adventure parece que no vaya a ser capaz de levantarla del caballete lateral, pero mis 65 kilos consiguen que la moto se posicione siguiendo la línea vertical que la marco. Ahora sólo un pie es capaz de alcanzar el suelo y no demasiado bien, así que volvemos a poner el caballete, comprobamos la posición del asiento no vaya a ser que esté en “modo altos” y no hay suerte, ya estaba puesta en su posición más próxima al suelo.

Las maniobras en parado mejor hacerlas apeados para tener un mejor control e imprimir una fuerza mayor para mover el conjunto, sobre la BMW R 1200 GS Adventure tienes que ser más corpulento que yo para sacarla marcha atrás de un aparcamiento con dignidad. Una vez en marcha, aunque sea a poca velocidad, el peso empieza a desaparecer y el recuerdo de aquella BMW R 1200 GS con la que recorrí Almería vuelve a mi mente salvando las distancias.

El primer tramo que recorrimos fue, igual que con la BMW R 1200 RT, un tramo de autopista por el que ir familiarizándonos con nuestra nueva amiga. La verdad que es algo sencillo, porque entre la familia R 1200 todas se parecen y tienen ese regusto conocido y acogedor. La protección aerodinámica a alta velocidad está bien para ser una trail. El pecho queda bien recogido y buena parte del casco con la pantalla en su posición más alta, las manos están refugiadas del viento con sendos paramanos y los pies, de nuevo, vuelven a ser el punto flojo.

BMW R 1200 GS Adventure

El confort es bastante alto, el asiento está repleto de buen mullido para que no notemos demasiado el paso de los kilómetros y su superficie lisa permite cambiar de postura. Los espejos están situados bastante altos así que la visión de nuestra retaguardia será muy clara aunque se menean un poco, quizá por el aire, pero al cabo de los minutos empecé a notar un cierto hormigueo. No se si han querido dar un tacto algo más tosco al motor o viene a cuenta de ese cambio del ángulo de ataque de la transmisión en el cardán que ha obligado a meter un amortiguador de vibraciones, pero también se nota en el cambio, más seco y ruidoso, que hay algo distinto por ahí dentro.

En carretera, con neumáticos trail de corte asfáltico, se defiende bien. Es capaz de mantener ritmos altos en tramos muy revirados pero cuando el ritmo empieza a subir se complica un poco la cosa. La mayor altura del conjunto sumado a un mayor número de kilos y menos centralizados generan más inercias con las que habrá que lidiar en caso de una frenada fuerte seguida de una curva cerrada. En un tramo de carretera muy rota me encontré con la superficie del asfalto cubierta por una gravilla fina, ahí noté cómo la rueda delantera era empujada deslizando ligeramente hacia el exterior por la fuerza centrífuga, aunque la buena labor del Telelever delantero y la nobleza del conjunto evitaron que el susto fuera a mayores.

BMW R 1200 GS Adventure: vamos a ensuciarnos

BMW R 1200 GS Adventure

Todo esto que os he contado viene determinado por uno pequeño fallo, y es que hemos probado la BMW R 1200 GS Adventure con neumáticos de corte asfáltico. Hubiera preferido que fueran neumáticos bastante más camperos aunque lo que habéis leído hasta aquí cambiase, porque a partir de ahora vamos a hablar de un entorno más marrón, el offroad, donde más sentido cobra una moto así. Al fin y al cabo para eso se ha creado, ¿no?

Las suspensiones tienen un muy buen tacto por pistas rápidas, se tragan las irregularidades sin poner ningún tipo de oposición y la tracción permanece inalterada casi de forma permanente. El conjunto se comporta de forma neutra y cruzando los grandes charcos que había dejado la lluvia los días anteriores el barro no es un gran problema. Es una moto grande con mucha inercia así que ella sola es capaz de buscar el surco y salir airosa sin menear la dirección.

El Telelever delantero aunque funciona bien debo bajarle un poco la nota porque en los baches abruptos es un poco seco, dejando llegar con mucha nitidez el impacto de la rueda hasta nuestras manos. En cambio la parte trasera, aunque lleve cardán, es más suave y filtra tanto como el trabajo que da el terreno como sus propias reacciones con los golpes de gas. Por cierto, una llanta delantera de 21" estaría genial para rematar las cualidades de una moto destinada (en principio) a vivir aventuras fuera de las carreteras convencionales.

BMW R 1200 GS Adventure

Mientras cruzamos a gran velocidad por pistas más o menos amplias la sensación es de ir galopando a caballo. Vamos montados sobre un bicho enorme al fin y al cabo, y aunque tenga las cualidades dinámicas aptas para dejarse llevar hay que recordar las generosas cifras de la Adventure y que al final nos pasarán factura. No es apta para motoristas inexpertos porque puede cansarte más de lo que crees sin darte cuenta, y un momento de flojera no es lo mejor sobre ella.

Varias fueron las unidades que terminaron probando el suelo arcilloso cordobés, pero siempre a velocidades muy bajas o en parado, algo que denota que debes apoyarte bien y con decisión para que no se ponga cabezona y quiera echarse un rato. Si eso termina pasando de forma inevitable espero que tengas a alguien cerca que te ayude a levantarla porque cuesta lo suyo, eso sí, cuando lo hagas comprobarás que está muy bien protegida y no se van a romper las piezas de la carrocería así como así. Las Adventure son motos duras y sus defensas no son meros elementos decorativos.

BMW R 1200 GS Adventure - Ficha técnica

Motor  
 TipoMotor biclíndrico Boxer de cuatro tiempos, refrigerado mixta por aire y agua.
 Cilindrada 1.170 cm³
 RefrigeraciónAire/agua
 Diámetro x carrera101x73 mm
 Relación de compresión12,5:1
 Potencia máxima 125 cv (92 kW) a 7.750 rpm
 Par máximo 125 Nm a 6.500 rpm
 AlimentaciónInyección electrónica en el tubo de admisión/gestión digital del motor BMS-X con corte de combustible.
 EncendidoElectrónico, doble encendido
Transmisión  
 EmbragueEmbrague multidisco anti-rebote, en baño de aceite.
 CambioCaja de cambios de seis marchas, acoplamiento de dientes doble
 Transmisión finalCardán
Parte de ciclo  
 ChasisChasis de doble viga de tubos de acero; motor autoportante
 Suspensión delanteraBMW Motorrad Telelever; diámetro de tubo 37 mm, amortiguador central, 210 mm de recorrido.
 Suspensión traseraBasculante monobrazo de fundición de aluminio con BMW EVO Paralever EVO, 220 mm de recorrido
 Freno delanteroFreno de dos discos flotantes,305 mm de diámetro, pinza fija de 4 émbolos con anclaje radial. ABS de serie (semiintegral desconectable)
 Freno traseroMonodisco de 276 mm de diámetro, pinza flotante de dos émbolos. ABS de serie.
 Rueda delantera120/70 R19
 Rueda trasera170/60 R17
Dimensiones y pesos  
 Longitud 2.225 mm
 Altura - mm
 Anchura 980 mm
 Distancia entre ejes 1.510 mm
 Altura del asiento 890/910 mm
 Peso en orden de marcha 260 kg
 Capacidad del depósito 30 litros
 Consumo medio - l/100 km
Precio  
 Precio recomendado de venta 17.500 €
  Colores disponibles Blanco alpino, verde oliva mate, azul racing mate

BMW R 1200 GS Adventure - Valoración

8.10

Motor9
Vibraciones7
Cambio8
Estabilidad8
Agilidad8
Suspensión delantera7,5
Suspensión trasera8
Freno delantero8
Freno trasero8
Comodidad piloto8,5
Comodidad pasajero7
Consumo8,5
Acabados9
Estética9

A favor

  • Aspecto imponente
  • Robustez frente a caídas
  • Auténtica todoterreno
  • Autonomía
  • Protección aerodinámica

En contra

  • Tamaño excesivo
  • Vibraciones
  • Inercias en curva
  • Poco juego offroad con neumáticos asfálticos
Señala un lugar al azar en cualquier mapa que te encuentres, ponte la equipación, súbete a la BMW R 1200 GS Adventure e inicia la marcha. Con mucha seguridad si no te encuentras demasiados edificios de por medio puedas llegar a unir el punto de origen y destino que has puesto en el mapa con una línea casi recta. Me hubiera gustado infinitamente más si BMW hubiera calzado a la Adventure con neumáticos de tacos para la presentación porque al fin y al cabo la faceta más característica de éste modelo no es el que surge al circular por vías bien asfaltadas a velocidad elevada. Aun así es capaz de dar la talla aunque el dibujo de las gomas no le acompañe y estoy convencido que equipada sólo con unos neumáticos con algo de taco y maletas puedes hacer casi cualquier recorrido por complicado que se ponga.

 
Nota:
La BMW R 1200 GS Adventure ha sido decido para la prueba por BMW Ibérica. Los gastos de gasolina, desplazamiento y alojamiento han sido asumidos por la propia marca.

El equipamiento utilizado durante la prueba ha sido: Casco Kabuto Aeroblade III, protector cervical Moveo.

Para más información, consulte nuestra política de relaciones con empresas.

Parte anterior | BMW R 1200 GS Adventure, toma de contacto (características y curiosidades)

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir