Compartir
Publicidad

Black Market, o conduce tu moto como te parezca

Black Market, o conduce tu moto como te parezca
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Casi como el perro de Pavlov salivaba, si mencionamos Harley-Davidson nos vienen a la mente imágenes de tipos duros conduciendo motos duras por el lejano oeste como si se tratara de cowboys. Tipos más o menos poco aseados sobre motos muy personalizadas y que guardan poco de la que salió de la cadena de producción. Una imagen que la propia marca ha cultivado en más de una ocasión y que de cierta manera le limitaba las ventas.

En la actualidad la marca de Milwaukee está envuelta en una suerte de revolución que empezó con la aparición de las Harley-Davidson Street 750 y 500. Con estas motos buscan ampliar mercados atrayendo a nuevos, y más jóvenes clientes que compren sus productos. El último esfuerzo se esta campaña lo compone el hashtag #RollYourOwn. Algo así como enróllate a tu manera, y cuéntanos cómo lo haces. Porque cada moto puede ser conducida de una manera muy distinta a como lo hace tu vecino, incluso si tenéis la misma moto los dos.

En el vídeo corporativo han incluido un montón de opciones, desde los nómadas al estilo Easy Rider del principio, hasta Dirt Trackers, pasando por apasionados de la velocidad en lagos secos o en la orilla de la playa. Todo como una idea para demostrar que te puedes divertir mucho con una Harley-Davidson.

Al hilo de esta propuesta se me ocurren varias reflexiones sobre el tema de la fidelidad a las marcas, algo sobre lo que ya hablamos hace un tiempo, pero que viendo este tipo de campañas publicitarias no puedo evitar que me vuelvan esas ideas sobre la fidelidad o no a una marca.

Cuestión aparte es la de que cada vez más marcas nos ofrecen intangibles junto con la compra de una moto. Casi como si al comprar una moto de tal o cual marca te convirtieses en un ferviente seguidor de su religión. Aunque para comulgar al 100% con esa religión tienes que comprar desde los calzoncillos hasta el último accesorio que compone la imagen que esa marca ha pensado que se debe asociar a sus motos.

Esto creo que puede causar ciertos trastornos mentales en algunas personas, porque por un lado se insiste hasta la saciedad en que su moto es la más exclusiva del mercado, pero por otro se les insta a disfrutarla junto a otros usuarios del mismo modelo o marca. Y para que la satisfacción sea plena tendrás que ir completamente uniformado con los accesorios que la propia marca te vende.

Cada vez me convence menos esto del marketing, y de las marcas que venden humo alrededor de sus productos. Igual que cada vez me molesta más ver cómo algunos de esos creyentes señalan con el dedo a otros por ser diferentes, o simplemente por elegir una opción diferente a la de ellos. ¿No podemos vivir sin llevar una etiqueta colgando en la que se nos cataloga? Menos mal que estamos a viernes y llega el fin de semana, porque si sigo dándole vueltas a esto creo que al final acabaría comprándome una moto de Hipster para ir a la moda.... Espera, eso ya lo dije en otro momento y en otro lugar. Voy a repasar los comentarios.

Vía | Visordown
Vídeo vía Youtube | Harley-Davidson

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio