Publicidad

Accidente extraño, hay gente para todo conduciendo ahí fuera

Accidente extraño, hay gente para todo conduciendo ahí fuera
2 comentarios

Publicidad

La semana pasada hablábamos sobre los alcances, la pesadilla de todo motero. Y hoy me encuentro con una noticia que podríamos calificar como bizarra, por no decir algo más fuerte. Vamos a ponernos en situación. Tenemos un motorista que va conduciendo su moto por una autopista californiana. Cuando, por culpa de su exceso de velocidad, ya que circulaba a 130 millas por hora (casi 210 km/h) se tropieza con la furgoneta de otro ciudadano que circulaba en su misma dirección y por el mismo carril de la autopista.

Vamos, que el motero alcanza a una furgoneta Pick-Up que circulaba a la velocidad adecuada a la vía. Se da la torta del siglo y por suerte para él, queda conmocionado en la caja de la furgoneta. Mientras su moto cae en medio de la autopista. La policía inicia más o menos rápidamente la búsqueda del accidentado, al que localizan media hora más tarde cuando el conductor de la Pick-Up llama a su vez a la policía para denunciar que hay un tipo subido en su furgoneta aporreando la ventanilla trasera para que pare.

Cuando se aclaró todo, el conductor de la furgoneta dijo que si bien notó un golpe extraño, no le dio más importancia porque creyó que era algo perteneciente a las obras que se realizaban en la calzada y que había golpeado la furgoneta. El conductor de la moto fue trasladado al hospital más cercano.

El motero cometió un delito al circular a esa velocidad, algo más del límite de velocidad genérico en todas las autopistas norteamericanas. Pero no se exactamente cómo calificar el comportamiento del conductor de la furgoneta, al que le golpea algo del tamaño de una moto y su conductor y el tipo piensa que es algo de la obra. Menudo despiste que tiene encima.

Vía | Visordown Foto vía Flickr | desrunyan

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir