Compartir
Publicidad

Esta discreta pulsera es un avisador de radar para moto, y cuesta 149 euros

Esta discreta pulsera es un avisador de radar para moto, y cuesta 149 euros
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Gracias a los GPS y a las aplicaciones de conducción colaborativa como Google Maps o Waze, podemos saber dónde se ubican los radares, pero claro, generalmente si vamos en coche. Salvo que utilicemos altavoces, pantallas adicionales, soportes o intercomunicadores esta información es difícil de recibir en moto y, sobre todo, genera distracciones.

Para aquellos que quieran hacer uso de un avisador de radar en moto, la empresa Woolf Moto ha creado una pulsera que junto con un smartphone nos puede alertar sobre la posible presencia de un radar.

Evitando multras con las vibraciones

Su aspecto es el de una pulsera normal, con pinta de discreta pulsera de cuero con costuras bastante elegante, pero en su interior se encierra una tecnología que puede hacerte salvar algunos puntos del carnet de conducir.

Dentro del envoltorio disponible en símil carbono, negro o azul, la pulsera tiene una antena Bluetooth para vincularse con el smartphone y acceder a la información con más de 120.000 radares en 70 países de todo el mundo. Usando la geolocalización del teléfono reconoce por dónde circulamos y en caso de estar cerca de un radar emitirá una vibración.

Avisador Radar Woolf Moto

Esta vibración se intensifica a medida que nos acercamos al radar, pero se puede configurar para variar la distancia a la que comienzan los avisos y la intensidad de los mismos. Su funcionamiento no gasta datos, sólo funciona por GSP y Bluetooth. La batería es de litio y aseguran que puede alcanzar un mes de duración.

Para acceder a los servicios ofrecidos por Woolf Moto hay que pagar una cuota mensual o anual que incluye la actualización de mapas, aunque no apuntan el precio de la suscripción. Los precios son de 149 euros para las pulseras de un color y 159 euros para las de símil carbono.

Según Woolf Moto los motoristas se pueden ahorrar al año cientos de euros en multas, aunque otra opción aún más barata en lugar de gastarse el dinero en estos dispositivos es conducir de manera responsable en carretera.

Avisadores sí; detectores e inhibidores no

Radar

Los avisadores de radar sí están permitidos en España, siempre y cuando funcionen únicamente bebiendo de la información recopilada en bases de datos o en las ubicaciones aportadas por la comunidad a través de aplicaciones colaborativas.

Lo que sí están prohibidos son los detectores de radar o, peor, los inhibidores. Estos dispositivos no funcionan con datos, sino que son capaces de identificar las ondas de los radares utilizados por los cinemómetros para medir la velocidad. Los detectores alertan de la presencia de radares mientras que los inhibidores directamente bloquean la señal del cinemómetro para evitar la medición.

Estos dispositivos se suelen instalar en los vehículos de manera oculta para evitar que sean detectados, pero aquellos que sean cazados usando estos gadgets pueden ser multados con 200 euros y tres puntos en el caso de los detectores y hasta 6.000 euros y seis puntos en el caso de los inhibidores.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio