Compartir
Publicidad
Publicidad

BMW G450 X Supermotard: segundo acto, toca desentumecerse

BMW G450 X Supermotard: segundo acto, toca desentumecerse
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Dicen que la paternidad te roba unos preciosos segundos y eso unido a la inactividad de los tres últimos meses llega a hacer mella en uno pero la oportunidad de probar la BMW G450 X Supermotard del equipo SRC y compartirla con todos vosotros no se podía dejar así como así por lo que tocaba desempolvar el traje y recuperar la flexibilidad en las articulaciones.

Como fui de prestado porque mi querida KTM 450smr que ya conocéis estaba en manos de José Viedma haciendo el mantenimiento y colocando alguna que otra pieza de fábrica de cara al 2011, recurrí a la moto de Router para coger de nuevo el feeling al Circuito de FK1, en el que hacía más de un año que no rodaba.

BMW G450 X Supermotard

A continuación decidí robarle su montura a Diego Grande no sin antes intercambiar una agradable charla con Pablo Hidalgo y Javier Grande acerca de la BMW G450 X Supermotard y ver de primera mano todos los entresijos que esconde. Primera, segunda, tercera, cuarta y frenada para la primera curva de izquierda a final de recta.

Lo primero que me sorprende es el aplomo que tiene esta BMW en el frontal, nada que ver con la flotabilidad del tren delantero de las KTM. Se siente muy bien qué y dónde pisa la rueda delantera, transmitiendo en todo momento mucha información. Por su parte, el tren trasero es bastante seco de reacciones aunque a la salida de la curva, tracciona una barbaridad y te permite abrir con más decisión un poco antes que con otras motos.

BMW G450 X Supermotard

En los cambios rápidos de dirección, no hay movimientos parásitos en el chasis y te permite tirar la moto con bastante agresividad. Al momento, la BMW recupera la línea y te lleva por la trazada que le hayas marcado, incluso permitiéndote rectificar, jugar o pelearte con ella intentando buscarle las cosquillas. Toda la rigidez que se nota en vertical se convierte en precisión una vez tumbada.

A medida que van pasando las vueltas voy cogiendo confianza y comienzo a rodar en los mismos tiempos que con la KTM, algo lento en comparación con los que he marcado en otros entrenamientos en ese circuito pero bastante decentes para ir con moto ajena y con tan sólo cuatro grados al comienzo de la mañana. La puesta a punto de BMW G450 X Supermotard busca un buen compromiso entre la conducción más off-road con la pierna fuera y la de más estilo velocidad con la rodilla. Diego Grande utiliza indistintamente una y otra en función de la curva y del circuito por lo que necesita una moto bastante neutra en ese sentido.

BMW G450 X Supermotard

Ir de rodilla no es mi fuerte pero llegué a encontrarme bastante cómodo al poco tiempo. Incluso me permití el lujo de hacerle un por fuera a Albi cuando lo alcancé en una de las curvas, jijijiji, demostrando que la paternidad aprieta, pero no ahoga y todavía guardamos algunos ases en la manga.

Tan sólo un par de detalles no me acabaron de convencer en la BMW G450 X Supermotard. El primero, el motor. El equipo SRC ha trabajado muy fuerte en la parte de ciclo consiguiendo una moto cien por cien asfáltica partiendo de un modelo que en el enduro dio más de un quebradero de cabeza. Pero el propulsor adolece de falta de pegada a partir de la mitad del cuentavueltas. En bajos consigue una gran tracción para la salida de las curvas pero luego se desdibuja, extremo que pude comprobar con la KTM 450smr de estricta serie en la recta principal del circuito.

Así me lo confirmó minutos después Diego Grande. Recordaba que en los circuitos rápidos adelantaba a otros pilotos pero era presa de la potencia de las otras monturas en la recta, teniendo que volver a empezar de nuevo en la siguiente vuelta. Podríamos compararla con la Yamaha de MotoGP.

BMW G450 X Supermotard

El segundo detalle que no me acabo de gustar pero es algo mucho más subjetivo es el freno delantero: demasiado poco mordiente para mi gusto y un poco esponjoso. Pero claro, aquí lo importante es que el piloto esté cómodo y lo que es bueno para la zona de asfalto (potencia y poco recorrido) se convierte en un hándicap en la zona de tierra, en la que necesita mucha más progresividad.

El viernes, os hablaremos un poco del embrague y la ergonomía de la BMW G450 X Supermotard e intentaremos extraer algunas conclusiones.

Continuará...

Más información | SRC En Moto22 | Descubrimos los secretos de la BMW G450X Supermotard con el equipo SRC BMW G450X Supermotard, probamos una moto del campeonato de España (1ª parte), BMW G450 X Supermotard: Empezamos a rodar (2ª parte)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos