Compartir
Publicidad

Héctor Barberá ya tiene moto para este fin de semana, sobre la Superbike del lesionado Tati Mercado

Héctor Barberá ya tiene moto para este fin de semana, sobre la Superbike del lesionado Tati Mercado
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tan solo unas horas después de haberse visto envuelto en un cruce de acusaciones entre el equipo, parte del staff técnico y su propia persona que le ha dejado literalmente sin moto (porque ha desaparecido) en el Campeonato del Mundo de Supersport, Héctor Barberá ya tiene un asiento para correr este próximo fin de semana en Assen.

El piloto valenciano no ha perdido el tiempo y ya tiene trabajo para este fin de semana, en concreto como sustituto de Tati Mercado en la categoría de Superbikes a lomos de una Kawasaki privada.

Del robo de su moto a sustituir a un compañero de SBK

Hector Barbera Puccetti Racing 2018

Para resumir mucho la situación actual de Barberá podríamos decir que ha sido rocambolesca tras el coitus interruptus de Aragón. Alguien robó la noche del sábado la Yamaha YZF-R6 del piloto del garaje de MotorLand y no pudo disputar la carrera el domingo en un escenario como poco misterioso.

Tanto el piloto como su entorno acusan al equipo de Imre Töth de haber incumplido con los pagos por culpa de un patrocinador que no ha puesto el dinero y de recortar excesivamente en material poniendo en riesgo la seguridad de Barberá. Mientras tanto los responsables del equipo señalan a Barberá como posible autor del robo de la motocicleta para no tener que salir a pista.

Hector Barbera Moto2 2018 1

Entre tanto, durante la primera carrera de Aragón, el argentino Tati Mercado sufrió una dura caída que le provocó una lesión, una fractura de escafoides en la mano izquierda que le llevaría esta semana al quirófano durante unas semanas, por lo que el equipo español Orelac Racing VerdNatura habría confiado en Barberá para poner su moto en pista en los Países Bajos.

El propio Barberá ha apuntado que desea una pronta recuperación a Tati porque "es desagradable subirse en la moto de un compañero lesionado", pero al mismo tiempo se siente afortunado por esta nueva oportunidad y "voy a darlo todo por el equipo porque son una escudería que está totalmente preparada".

Además el propio piloto se ha mostrado profundamente satisfecho asegurando que nueve años en MotoGP le han preparado para conducir motos potentes que una Supersport de 600 cc. Barberá ha confesado tener "unas ganas terribles" de llegar a Assen porque "la vida siempre te da una oportunidad y no la voy a desaprovechar".

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio