Publicidad

Héctor Barberá se retira del mundial de Supersport y su equipo le acusa de haber robado su propia moto

Héctor Barberá se retira del mundial de Supersport y su equipo le acusa de haber robado su propia moto
6 comentarios

Publicidad

Publicidad

La carrera del Campeonato del Mundo Supersport 600 que se ha celebrado este domingo en MotorLand Aragón con victoria para Randy Krummenacher ha estado marcada por una rocambolesca historia en la que se ha visto involucrado el piloto español Héctor Barberá.

En la mañana del domingo nos encontrábamos con la sorpresa de que el valenciano no iba a participar ni en el Warm-up ni en la carrera, pese a que sí que hizo la clasificación, donde consiguió el duodécimo mejor tiempo. Barberá anunciaba en un comunicado que no participaría en la carrera por "seguridad y responsabilidad", debido a los problemas económicos del equipo que le impedían disponer de repuestos.

Barberá califica de disparate la acusación

Barbera Toth

Pues bien, ahora su equipo, el Team Toth, acusa a Héctor Barberá de haber robado su propia moto. Un representante del equipo ha confirmado públicamente que han interpuesto una denuncia ante la Guardia Civil porque no saben donde está la moto de Barberá. El propio representante afirmaba que: "es posible que no quisiera correr con esa moto y era mejor venir y cogerla para decir que no estaba aquí".

Barberá había hecho un comunicado previo a la carrera en el que afirmaba que "hasta aquí hemos llegado. Por mi seguridad y por la seguridad de los demás pilotos hoy no podré salir a la carrera, no tenemos medios. Lo que empezó como un sueño acaba como una pesadilla. Los problemas de impagos y de cumplimiento del acuerdo entre el que tenía que ser nuestro patrocinador principal y el equipo hacen que esta aventura en SSP termine hoy".

Barbera Motorland Aragon

La Guardia Civil ha buscado desde las 7:00 de la mañana la Yamaha YZF R6 de Héctor Barberá por todo el circuito de MotorLand sin encontrarla, por lo que la investigación sigue abierta. Sin embargo desde el equipo apuntan que Barberá escribió mensajes al teléfono de su jefe de equipo, Imre Toth, afirmando que no estaba dispuesto a correr la carrera porque su moto no le permitía luchar con los mejores.

Héctor Barberá iba cuarto en el mundial de pilotos antes de la cita de Aragón, aunque todavía no había conseguido ningún podio en toda la temporada. En concreto, el valenciano había terminado cuarto en Australia y séptimo en Buriram, pero principalmente aprovechando los errores de los rivales.

Barbera Moto

Además Toth explica que no es cierto que el equipo esté pasando por problemas económicos ni que haya déficit en el material. Barberá había acusado al equipo de estar corriendo con un motor con 1.500 km, pero Toth asegura que solo tiene 1.350 y el límite está en 2.100. "Caricasulo está corriendo con un motor que solo tiene un kilómetro menos que el de Barberá", afirma.

Sobre las acusaciones de haber robado él la moto, Barberá lo califica como "disparate", y añade que "nos despertamos esta mañana con un whatsapp del técnico: 'No está la moto en el box'. Muy triste. Venía mi hermana llorando". Veremos en qué acaba toda esta rocambolesca historia que está afectando a un piloto español.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir