Compartir
Publicidad

Entrevista con Richard "Milky" Quayle, voz de la experiencia en el Tourist Trophy

Entrevista con Richard "Milky" Quayle, voz de la experiencia en el Tourist Trophy
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Muchos han sido los pilotos que han pasado por el Tourist Trophy de la Isla de Man. Muy pocos los que han conseguido, eventualmente, ganar una carrera. Menos aun son los participantes locales que han llegado a lo más alto. Si os preguntamos a los seguidores del TT sobre un simpático manés con una victoria en su estantería, seguro que pronto aparece un nombre, Richard "Milky" Quayle.

Con él pudo hablar mi compañero Christoph durante la presentación de la Suzuki GSX-S1000F en la Isla de Man. En la que entrevista que os dejo a continuación preguntamos a Richard sobre el origen de esta pasión, la experiencia en el TT y sus secretos, su retirada y su actual papel de colaboración con la organización de la carrera.

  • Milky parece un nombre bastante inusual, al menos para mí, ¿es tu nombre real?

No, no, es sólo mi apodo. Mi nombre real es Richard. Es sólo que cuando era pequeño decían que me parecía al niño de la Milky Bar del anuncio de la tele. Me acostumbré a ser conocido así y además en competición era algo distinto a John o Richard, y que quizás ayudó a destacar.

  • No me pareces ningún maníaco pero aun así, competiste en el TT y ganaste varias carreras incluso. Cuéntanos algo sobre ti, ¿naciste en la isla? ¿cuando empezaste a rodar en moto?

Bueno, ya sabes, tuve la suerte de nacir en el mejor lugar de la tierra (risas), nací en la Isla de Man. Mi padre era manés, mi abuelo también... es una cosa generacional. Cuando era pequeño mi padre me llevaba a hombros a ver las motos y cuando pasaban pensaba: esto es lo que quiero ser de mayor. Tuve mucha suerte de poder dedicarme a esto, bueno, de dedicarme a esto y encima tener éxito, como extra.

Es lo que siempre soñé ser: un piloto del TT. No quería ser cirujano, o doctor... todo lo que quería hacer era rodar en moto. Competí en motocross a una edad temprana pero eso fue sólo cuando tenía edad para ir al instituto, puesto que mi madre no me dejó montar en moto hasta entonces. Una vez en el instituto, me hice con una moto de campo e hice primero off-road. Cuando cumplí los 16 (puedes conducir en Man a partir de los 16) llegó la primera moto de calle... ese fue el punto de no-retorno.

Soy mecánico de profesión, en cuanto empecé de aprendiz y tuve suficiente dinero para competir me financie todo y salí a competir en una RGV250 y eso fue el comienzo de todo: luego más rápido, y más y más... y salió bien.

Milky Win
  • Me imagino que si naces aquí donde no hay límite de velocidad en carretera abierta puedes entrenar y practicar, ¿pero y los que vienen de fuera?

Ese es ahora mi trabajo: cuidar de todos los recién llegados que aterrizan en el TT y quieren aprenderse el trazado, algo que lleva varios años: tienes muchas curvas y es muy rápido, muy bacheado... antes de venir aquí tienes que saber donde te metes. En resumen, si quisieras hacer el TT el año que viene te invitaríamos a la isla y empezaríamos en los próximos meses (ahora) para que puedas empezar, probar y aprender tan rápido como sea posible.

Cada uno absorbe información de una manera, a unos les lleva más y a otros menos tiempo pero la única manera de aprender es dando vueltas, y vueltas, y vueltas...

  • Hablabas con mucho entusiasmo de esto como si fuera un circuito. Decías que era el mejor circuito del mundo, algo absurdo para mí, claro. Hablemos de ello como si fuera un circuito de verdad,¿cuáles son las partes más importantes y peligrosas?

En todas partes es peligroso... al final, lo que hay que hacer es tratarlo con respeto. Siempre digo que a la hora de correr el Tourist Trophy no puedes lanzarte a por él, tienes que dejar que venga a ti, si vas a por él vas demasiado fuerte. Tienes que dejar que venga. Es muy peligroso por la velocidad, la velocidad punta... es que no se puede ir más rápido: 200 mph. Hay unas zonas donde bajas el ritmo pero el resto es full gas, de quinta o sexta, eso es lo que lo hace tan especial.

Nosotros los moteros amamos la velocidad, la potencia: esto es todo lo que deseamos. En resumen, digamos que es muy peligroso en todas partes pero tienes que tratarlo con respeto.

  • ¿Hay alguna zona que no te guste o te llevara más tiempo aprender?

En verdad no, no hay ninguna parte que me disguste. Quizás la zona más complicada de aprender sea de Ginger Hall hasta Ramsey, una sección de 3 millas muy bacheada, razón por la cual es más complicada. Pasa además bajo muchos árboles, con sombras y claros por lo que los ojos están todo el rato intentando acostumbrarse. También es muy bonito.

  • Yo habré ido hoy en ocasiones quizás a 150 mph y pensaba: no es posible ir a más, no es posible hacer 200 mph. 137 mph es la velocidad media si mal no recuerdo.

132 mph, tardamos unos 17 minutos por vuelta. Pero como en todo, la primera vez es un enorme WOW pero una vez te acostumbras te sientes... (risas) Cuando lo ves por la tele parece mucho peor que cuando vas en la moto.

  • Supongo que las máquinas son también muy especiales, ¿qué me puedes decir de la puesta a punto?

Sí que lleva bastante la puesta a punto, pero como en las motos de calle. No es como en los circuitos cortos donde debe ser rígida y dura, necesita pasar por baches, poder doblarse, el chasis debe poder flexionar más que aguantar. Mucha gente rompe piezas, rompen estribos, basculantes... sus megabasculantes rompen porque no hay flexión. Aquí necesitas ese movimiento de flexión para encarar baches.

Un chasis reforzado te remueve todos los huesos, terrible. He llevado motos que llegan directas de circuito y no aquí no van, lleva mucho tiempo ponerlas a punto. Y en lo que se refiere a suspensión, yo nunca he tenido preferencias. Iba a por muelles más blandos con los que poder moverme. Vale, sí, hace la moto más vaga, pesada, le cuesta más torcer y hay que trabajar más... (se ríe y saca músculo). Hay que sudar un poco más.

  • Además, la postura de conducción es muy distinta, sin sacar mucho el cuerpo.

Eso es, permaneces en línea con la moto. Básicamente porque ante un bache no podrías retomar la posición. Tampoco existen zonas en las que pasemos mucho tiempo tumbados. Consiste en ir suave y fino, dejando que fluya. Constante. Razón por la que no se castigan las gomas, si lo hiciéramos en circuito estarían desgarradas y deshechas mientras aquí están como nuevas. Es cosa de llegar a ese "flow" y ritmo y rodar suave y relajado.

  • Hablando de la Suzuki GSX-S1000F, ¿qué te parece? ¿te ha gustado?

La verdad es que ha sido un placer. Llevo tres días rodando, éste es el cuarto y me encanta, el motor Suzuki de 1000cc es increíble...

(Se escuchan sirenas de policía)

Se han roto en el TT basculantes por falta de flexión. Esto no es un circuito corto tradicional.

  • Suena familiar...

¡Me van buscando!

Bueno, el motor de 1000cc es genial, tiene mucha potencia (proviene de la GSXR-1000 K5), pero mucha, que es al final lo que queremos. La postura es muy civilizada, no castiga muñecas o cuello. Tienes lo mejor de ambos mundos: una postura cómoda pero con un montón de potencia disponible.

  • También hablas de tu casco porque mi compañero tenía otro casco de otra marca y le decías que no podría pilotar con ese por la pantalla.

Púramente porque aquí la visibilidad es un gran problema. Vas a 200 mph y tienes que tener una buena visibilidad, te acercas a todo muy, muy deprisa. He rodado antes con pantallas curvas por el tema de la visibilidad, por la cantidad de insectos. Puedes ver que yendo despacio ya tenemos una buena colección.

Aquí tienes que llevar tearoffs, por lo menos dos. Yo llevaba dos, en media vuelta uno ya está lleno. La quitas, vuelves a tener visibilidad clara para otra media vuelta, luego otro tearoff, entras en pits y después de dos vueltas tienes nuevo casco, nueva pantalla; listo para salir de nuevo.

Algunos pilotos llevan pelotas de tennis atadas a la tija con un elástico. Dentro tienen una esponja para limpiar la pantalla en caso de perder los tearoffs

Lo que ocurre con las pantallas curvas es que el viento a 200mph se mete entremedias y levanta el tearoff. Me pasó una vez que llegué a Brayhill sin tearoffs y pensé: ¿cómo hago ahora las dos vueltas?

En algunas motos puedes ver, como yo tenía, una pelota de tennis sobre la tija, con una esponja dentro. Esto es para que en caso de perder los tearoffs tengas aun un método de emergencia, puedas coger la esponja y limpiar la pantalla. La tenía también atada a un elástico así que está por ahí volando sino tenía tiempo de ponerla en su sitio y ya me ocuparía de ello en la próxima recta. Es tu as en la manga.

  • Limpiarte la pantalla a 200 mph... ¿y qué hay del flujo de aire y la forma del casco?

Siempre he sido un tipo Arai. Puedes tener una cabeza gorda, fina... el casco Arai en este caso siempre me ha ido bien durante mi carrera deportiva. Simplemente parece que se adapta bien a mi cabeza y no se mueve porque al salir de la cúpula a 200 mph el casco está moviéndose, tienes la presión del aire... necesitas uno que quede bien adaptado.

Es necesario un buen casco, que ventile bien con aire fresco porque como ves estamos sudando pese a ir espacio. Recuerda también que corremos por dos horas. Tiene que ser ligero, aerodinámico, tiene que ser suave y estable. El diseño del casco en este caso es muy bueno, muy importante.

Algunos pueden competir teniendo hijos pero yo no podría haberlo hecho

  • Decías que puede haber salvado tu vida, ¿tuviste algún accidente?

He tenido varios accidentes, como decía, siempre llevando Arai. Son la razón por la que yo estoy aquí ahora. Son cascos de buena calidad.

  • ¿Fue un accidente la razón por la que retirarte?

Mi mujer se quedó embarazada, con un bebé de camino pensé entonces: tengo que crecer en algún momento y ser sensato, o semi-sensato. Esa fue la principal razón la verdad. Algunos pueden competir teniendo hijos pero yo no podría haberlo hecho. Es una cosa u otra, concentrarse en la moto o en mi familia, no puedo con ambas. Esa es mi forma de ser y esa es la elección que hice. Y ahora tengo una familia encantadora... y motos también encantadoras. ¡Todo en orden!

En 2003, Milky sufrió un terrible accidente (sin secuelas) en el TT. Una razón más para dejarlo. Probando una nueva puesta a punto, su GSX-R giró más rápido de lo esperado chocando su hombro contra el muro y perdiendo así la trazada.

En 2002 había ganado en la categoría de 400cc y en la Senior Classic Manx. Aun así, durante aquel invierno tuvo tres trabajos para poder pagar deudas pues no había oferta alguna sobre la mesa.

  • Bueno, ahora que estás enseñando quizás sea yo uno de tus futuros alumnos Nunca se sabe, ¡Muchas gracias por la entrevista!

Espero que hayas tenido un buen día y espero que vuelvas pronto.

  • Y ahora... ¡a por una cerveza!

En Motorpasión Moto | Isla de Man

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio