Compartir
Publicidad

Protégete: usa casco. Parte 4

Protégete: usa casco. Parte 4
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En esta última parte de esta serie de artículos vamos a dar un repaso, un poco más amplio, al resto de protecciones que no tienen nada que ver con el casco pero que, sin duda alguna, harán que, en caso de caída, los daños sean mucho menores a los que tendríamos si no usamos alguna de estas protecciones. Además de ésto, comentaré algunos problemas que pueden surgirnos a la hora de su compra para que, cuando vayamos a la tienda, se tengan las cosas bien claras, que es lo mejor que puede pasarnos.

Las dos cosas más útiles, a mi parecer, y distintas al casco son, sin duda alguna, la chaqueta y el pantalón. Y casi más la chaqueta que el pantalón. Me explico:

Estas dos protecciones, aparte de proteger, nos abrigan. Cosa que, encima de la moto y en invierno, se agradece muchísimo pues sin abrigo acabaríamos... no sé, quizás ni acabaríamos.

chaqueta-moto.jpg

La chaqueta personalmente me parece lo más importante. En ella se incorpora la espaldera, y es una de esas cosas que pueden salvarnos la vida, y además de eso, también ofrece comodidad y confort cuando vamos conduciendo. Además de ésto, también suelen disponer de protecciones en hombros, lumbares, codos, antebrazos, etc.

pantalon-moto.jpg

El pantalón, para depende que conducciones y qué motos llevemos, también puede ser muy útil. Si llevamos una moto deportiva, o como mucho naked, las protecciones en las rodillas y las pastillas deslizantes pueden ser muy útiles, pero en otros tipos de motos, no nos servirán de mucho. El pantalón también, al igual que la chaqueta, nos ayuda a prevenir el frío que entra en nuestro cuerpo y además, en algunos casos, el forro que traen en su interior actúa como térmico impidiendo que se escape el calor que tenemos en nuestro cuerpo.

En rasgos generales, ambas cosas están fabricadas con materiales antiabrasivos para que, en caso de caída, notemos en nuestro cuerpo lo mínimo posible. Está claro que si impactamos contra algún objeto lo vamos a notar de igual forma, pero por contra, si únicamente patinamos por el asfalto, con estas protecciones los daños van a ser muchísimo menores que si no los llevamos puestos.

Ahora, al margen de estas dos prendas, también podemos señalar otras, y muy útiles, como pueden ser fajas, guantes, botas, pasamontañas, prendas térmicas, etc. Vamos a dar un pequeño repaso.

Las fajas, por ejemplo, en pocos casos nos serán útiles a no ser que llevemos una moto deportiva en la que tengamos que conducir completamente tumbados encima de ellas, por tanto, con la espalda totalmente encorbada. Esto no se nota en un trayecto corto, pero después de unos cuantos kilómetros a nuestras espaldas, y nunca mejor dicho, la espalda acaba resintiéndose. Esto ayuda a que sea más llevadero y que la espalda y, sobre todo, la zona lumbar, descanse más.

Los guantes, en mi opinión, son útiles siempre. Aparte de, obviamente, en invierno para proteger nuestras manos del frío, en caso de caída pueden evitarnos muchos rasguños en los dedos y la palma de la mano, que sin duda, es la parte que primero toca al suelo cuando nos caemos: siempre tendemos a poner las manos en el suelo para amortiguar el golpe. Además de todo eso, pueden saltar cosas de vehículos que vengan por delante, o piedras del asfalto, o cualquier otra cosa. Si te golpea la mano sin guante... duele.

bota-moto.gif

Las botas con protecciones son utilísimas en nuestros viajes, sobre todo para las caídas. De esta manera, las articulaciones del pie, el pie en general, y el tobillo siempre irán protegidos haciéndose, de este modo, el menos daño posible. Además, claro está, unas botas altas acompañadas con un buen pantalón impide en un 80% que notemos el frío y que el aire pase hacia nuestro cuerpo.

Por último, los pasamontañas en concreto, y cualquier tipo de prenda térmica en general, son útiles para cuando tengamos que hacer largos viajes a bajas temperaturas. Que se nos quede el cuerpo frío es lo peor que nos puede pasar, además, el es peor enemigo de los que vamos en moto. Nada mejor que unas buenas prendas térmicas debajo de la ropa de moto citada anteriormente para reducir al máximo posible la sensación de frío o humedad que podamos encontrarnos en nuestros viajes.

Respecto a problemas que podemos encontrar con este tipo de prendas, y básicamente me refiero más a pantalones y chaquetas que a lo demás, es en cuanto a las tallas. LAs personas que no tenemos el honor de gasta una talla 40, y conforme los múltiplos de diez van aumentando, más difícil tenemos el poder ponernos material motero. Hay muchas fábricas que te hacen las prendas incluso a medida, pero como en todo, este tipo de prendas cuestan muchísimo más que las prendas que se fabriquen al por mayor. Además de ésto, y que en otras prendas cotidianas no hay problemas, en este tipo de prendas las tallas demasiado pequeña casi tienen el mismo problema que las tallas grandes... así que, básicamente todo lo que no sea 1'80 y 60k... :-)

Y bueno, creo que ya no me extenderé más. Creo que ha sido una serie de artículos con un texto demasiado largo y bueno, siempre hay momento para matizar en artículos diferentes sobre un tema en concreto.

Espero que os hayan sido útiles los consejos que os he ido dando en esta serie.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos